Pasarse al mercado libre de luz

Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-17h)

Cómo cambiarse al mercado libre

El mercado libre de la electricidad es donde opera la gran mayoría de las comercializadoras. Al no pertenecer al mercado regulado, estas compañías fijan ellas mismas el precio de la luz que ofrecen, a la misma vez que pueden incluir descuentos y otras ventajas para los consumidores.

La aparición de las comercializadoras de libre mercado fomenta la competitividad entre las compañías, de forma que la oferta se centre en brindar el precio más ventajoso para el cliente en todo momento.


¿Qué es el mercado libre eléctrico?

La reforma del mercado energético de 2009 supuso su liberalización, de forma que los consumidores pudieran escoger entre quedarse en el mercado regulado o contratar una tarifa con las comercializadoras del mercado libre de electricidad. Además, reflejó la distinción entre los dos actores principales del mercado eléctrico: las distribuidoras y las compañías de luz.

La comercializadora eléctrica es quien te envía los recibos de luz al finalizar cada periodo de facturación. Por esta razón, es con ella con quien debes contratar la tarifa de luz que más te convenga.

El mercado libre de la electricidad es aquél en el que los precios de la luz no están regulados por el Gobierno. En este caso, cada compañía es libre de fijar los precios de la luz que crea conveniente dentro de los baremos establecidos.

La principal ventaja es que las compañías libres funcionan como cualquier otra empresa, pudiendo generar tantas ofertas y descuentos para sus consumidores como crea oportuno.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) es quien se encarga de supervisar la actividad de las comercializadoras eléctricas, comprobando que en todo momento se respetan los derechos de consumidores y que las ofertas no son abusivas ni responden a ningún acuerdo entre compañías que pudiera resultar perjudicial para los usuarios.

¿Cuáles son las compañías de luz de libre mercado?

Las comercializadoras de luz de libre mercado son aquellas que no pertenecen al mercado regulado. Es decir, todas las que no son Comercializadoras de Referencia.

En España hay unas 200 compañías reconocidas como comercializadoras de luz de libre mercado. Cada una de ellas opera en diferentes zonas, de forma que hay algunas que sólo actúan en el ámbito regional, mientras que otras ofrecen servicio a todo el país.

Teniendo en cuenta las comercializadoras de referencia asociadas -que son las compañías que cumplen los requisitos de cantidad de puntos de suministro y nivel de facturación que establece el Gobierno para trabajar con las tarifas PVPC-, podríamos decir que las principales comercializadoras de luz en España son:

Además, con la liberalización del mercado han surgido otras compañías que han penetrado bastante en el mercado gracias a tarifas cada vez más transparentes para el consumidor. Estas comercializadoras son:

  • Alcanzia
  • Podo
  • Holaluz
  • Fortuluz
  • Esferaluz
  • Enérgya VM
  • Factor Energía

Sin embargo, existen una gran cantidad de compañías que ofrecen servicio de electricidad a los consumidores y que no se recogen en la lista mostrada anteriormente.

¿Qué tarifas de luz pueden contratarse en el mercado libre?

Las tarifas de luz del mercado libre son tan variadas como podamos imaginar. Y es que cada compañía es libre de ofrecer los precios, ventajas y condiciones que crea que mejor se adaptan a sus consumidores.

De esta forma, podemos encontrar tarifas con discriminación horaria, con descuentos por la contratación de otros productos como los servicios de mantenimiento de luz, tarifas especiales para determinados tipos de consumo, tarifas duales de luz y gas, tarifas con horas de consumo a 0€...

Dentro del amplio espectro de tarifas eléctricas disponibles, aquí tienes una tabla de ejemplo con las mejores tarifas de luz de noviembre del mercado libre.

Tarifas de luz diciembre 2017
Comercializadora
logo edp

logo edp

logo podo

logo viesgo

Tarifa Fórmula Luz + Funciona Tempo Siempre Ganas Tarifa Fija Centinela + Tu Asistente
Ventajas*
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
Condiciones
  • 4% dto en el consumo para siempre
  • Servicio de mantenimiento incluido por 2'73 €/mes
  • Precio estable durante todo el año
  • Sin permanencia
  • Disponible con discriminación horaria
  • 7.000 puntos a acumular a puntos EDP
  • 5% dto indefinido en la factura
  • Descuento extra si consumes más de la mitad del total en horas valle
  • Descuentos acumulables por la contratación de otros servicios
  • Sin permanencia
  • Devolución del excedente no consumido con un 3% de interés
  • 20€ dto a dividir durante los 10 primeros meses de contrato
  • Precio estable durante 12 meses
  • Sin permanencia
  • Limitación de consumo por el importe pactado
  • 5% dto en el término de potencia
  • Precio estable durante 12 meses
  • Servicio de mantenimiento incluido en 'Tu Asistente'
  • Asesoramiento energético gratuito
  • Sistema de protección de pagos
  • Sólo para potencias normalizadas
  • Con permanencia

*Los precios mostrados corresponden a una potencia contratada de 3.45kW. El importe indicado para el término de potencia está calculado en base al año de suministro.

¿Tengo que pagar por pasarme al mercado libre?

Al igual que el cambio de tarifa de luz, cambiarse de comercializadora eléctrica es completamente gratis.

Con la liberalización del mercado eléctrico, se estipuló que cada consumidor fuera libre de contratar en cada momento la tarifa que eligiera con la comercializadora que la ofertara. De esta forma, se pueden realizar tantos cambios de tarifa y compañía como sea necesario para el beneficio del consumidor.

CAMBIOS DE POTENCIATen en cuenta que si junto al cambio de tarifa realizas una modificación de la potencia contratada sí que tendrás que pagar por ello. El importe por aumentar la potencia eléctrica supone el pago de los derechos de extensión, acceso y enganche. Sin embargo, el coste por reducir la potencia contratada sólo afecta a los derechos de enganche.

La única ocasión por la que este cambio por libre elección puede suponer un coste para el consumidor es en caso de que exista un compromiso de permanencia vigente con la compañía actual. Ante esta situación, lo más probable es que tenga que abonar una penalización por desistimiento de contrato.

A día de hoy, al igual que sucede en el ámbito de las telecomunicaciones, algunas comercializadoras de luz sufragan el coste de esta penalización al contratar con ellas una nueva tarifa de luz.

¿Cómo me cambio al mercado libre?

Para cambiar de comercializadora eléctrica a una de libre mercado lo primero que debemos hacer es elegir la tarifa que mejor se adapte a nuestras necesidades de consumo. Utilizar un comparador de tarifas de luz puede ser de mucha ayuda para tener una visión clara de cuáles son las ofertas que están a nuestra disposición.

Una vez seleccionada la tarifa eléctrica, deberemos ponernos en contacto con la nueva compañía y solicitar su contratación. Ella se encargará de todos los trámites necesarios para hacer el traspaso del contrato de tu antigua comercializadora.

En el momento de la contratación, la compañía necesitará que le des tus datos personales y alguna información sobre el punto de suministro, por lo que te recomendamos que tengas a mano la siguiente documentación:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato
  • Dirección del inmueble
  • Código CUPS
  • Potencia contratada
  • Tarifa de luz a suscribir
  • Número de cuenta en el que domiciliar las facturas

El cambio a la nueva compañía puede tardar de 15 a 20 días hábiles en hacerse efectivo. Además, debes tener en cuenta que antes del cambio, te llegará la última factura con tu compañía actual, que puede no corresponderse con la finalización de periodo de facturación habitual.