Dar de baja la luz y el gas: cancela tus contratos de energía

Selectra Atención al Cliente

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. ¡Así de fácil!

 

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

Dar de baja la luz y el gas

Rescindir el contrato de luz o gas es un trámite que lleva a cabo el titular del suministro para cancelarlo de forma definitiva. Este proceso no es necesario si se desea realizar un cambio de compañía o un cambio de titular.

¿Cuándo debo dar de baja el contrato de luz y gas?

La baja de un suministro eléctrico o de gas se puede realizar cuando el titular así lo decida, ya que no es necesario aportar un motivo. Aún así, se recomienda solicitar la baja únicamente si se desea dejar el inmueble sin suministro durante un largo periodo de tiempo.

El dar de baja un suministro no significa únicamente que se cancela el contrato con la compañía, sino además cancelar el contrato de acceso a la red eléctrica o gasista de la distribuidora de la zona. En definitiva, la retirada del contador de luz o gas y quedarse sin suministro.

Se recomienda no dar de baja los contratos de luz o gas si se quiere realizar un cambio de titular, o si se desea realizar un cambio de compañía. Ambos trámites pueden realizarse de forma gratuita si no se da de baja el suministro.

En el caso de que exista algún pago pendiente, el titular también podrá solicitar la baja del suministro, pero la compañía seguirá reclamando el cobro de la deuda pendiente.

En caso de impago y de que el cliente ignore los avisos de deuda, la compañía también podrá poner fin al contrato y realizar la baja del suministro.

¿Dar de baja o realizar un cambio de titular?

Si únicamente necesitas cambiar el titular del contrato de luz o gas, es aconsejable no dar de baja el suministro, ya que tanto el trámite de cambio de titular de luz, como el cambio de titular de gas natural son gratuitos en todas las compañías.

Sin embargo, si se realiza la baja de luz o gas para realizar un nuevo contrato, deberás dar de alta de luz, o volver a realizar un alta de gas natural, y abonar los gastos asociados a dicho trámite.

¿Cómo dar de baja la luz o el gas?

Normalmente los contratos de luz y de gas son anuales y se renuevan automáticamente si el cliente no expresa lo contrario. En caso de querer rescindir del contrato, el cliente deberá:

 Contactar con su compañía de luz o gas, quien le indicará los pasos a seguir. La forma de realizar este trámite es diferente en cada comercializadora, pero suelen ofrecer varias de las siguientes opciones:

  • Formulario online de cese
  • Llamada telefónica grabada
  • Enviar un email con un formulario de cese
  • Enviar por fax su formulario de cese
  • De forma presencial en alguna de sus tiendas u oficinas

Independientemente del canal por el que se realice la baja del suministro energético, se aconseja solicitar un justificante de la petición para reclamar o resolver dudas en caso de incidente.

 Concertar una cita con distribuidora para retirar el contador de luz o gas, tal y como especificaremos más adelante.

Gestiones para dar de baja la luz o el gas

Como hemos comentado, en el caso de querer dar de baja la luz o el gas, se deberán realizar las gestiones que haya establecido cada comercializadora.

Aún así, se aconseja tener a mano alguna factura anterior, ya que los datos más habituales que solicitan las compañías para iniciar el trámite de baja son:

  • Datos del titular del contrato
  • Dirección de la vivienda o local
  • Código CUPS, el código alfanumérico que identifica cada punto de suministro energético
  • Número de cuenta bancaria o número de contrato, que se puede localizar en cualquier factura

Igualmente, es aconsejable revisar con antelación el procedimiento de baja que haya fijado nuestra compañía de energía o gas natural. Ponerse en contacto con la comercializadora servirá para consultar plazos y las características específicas que pueda tener nuestro contrato o suministro.

Retirada del contador de luz o gas

Una vez se haya formalizado la baja, la distribuidora de luz o gas de la zona contactará con el cliente para acordar una cita, y un representante se desplazará hasta el inmueble para la lectura final y la retirada del contador de luz o gas.

En esta cita deberá estar presente el titular del contrato o alguna persona mayor de edad que se haga responsable del trámite. Si no se encuentra nadie en la vivienda, el suministro será cortado de igual modo, pero no se dará por concluida la baja hasta que se haga la última lectura y se retire el contador.

El tiempo que se tarda en dar de baja un contrato de luz o gas depende de cada compañía y de algunos factores de la instalación, como el tipo de contador o la localización de la vivienda.

El corte del suministro de luz o gas puede realizarse el mismo día de la petición o tardar hasta 15 días hábiles. Por lo tanto, antes de comenzar el trámite se aconseja consultar con la compañía el tiempo estimado para cada caso.

¿Cuánto cuesta dar de baja la luz o el gas?

Dar de baja el suministro eléctrico o de gas es un trámite gratuito. Es un derecho del cliente el rescindir del contrato con la comercializadora sin penalizaciones, aunque puede requerir un coste si el cliente se encuentra en alguna de estas situaciones:

  1. Que exista permanencia en el contrato de luz o gas, que aunque cada vez es menos frecuente, es conveniente consultarlo en los términos del contrato.
  2. Que el contrato eléctrico o de gas tenga asociado algún servicio adicional con periodo de permanencia, como un servicio de mantenimiento de la instalación.

En estos casos, se deberá abonar la penalización que figure en el contrato firmado con la comercializadora.

Es importante recordar que aunque este trámite sea gratuito, si se quiere volver a realizar un alta de luz o gas hay que pagar los costes de la distribuidora, que son las tasas fijadas por el Gobierno para tener acceso a la red.

91 198 10 07
Te llamamos