Se encuentra usted aquí

Contratar un suministro eléctrico: ¿cuánto cuesta dar de alta la luz?

Moving in/out

Llámanos sin compromiso

Moving in/out

Solicita información sin compromiso

Analizamos tu factura y te llamamos en la mayor brevedad posible

Plazos y requisitos del alta de luz

Dar de alta la luz es un trámite administrativo necesario para activar el punto de suministro eléctrico de una vivienda o inmueble. Consulta en qué casos debes solicitar un alta de luz y cuáles son sus costes y plazos.

¿Cómo dar de alta la luz?

Cuando hablamos de dar de alta la luz, es importante señalar que nos referimos a un trámite diferente a contratar una tarifa eléctrica o cambiar de compañía. Son, sin embargo, gestiones estrechamente relacionadas.

El alta de luz consiste en la activación del suministro eléctrico en un inmueble que no tiene electricidad.

Cuando un usuario quiere dar de alta un suministro de luz, lo primero que ha de tener en cuenta es la situación en la que se encuentra la vivienda o local. De esta manera, podemos encontrarnos ante dos escenarios:

  1. Alta de reactivación para viviendas o locales que han contado con suministro eléctrico.
  2. Inmuebles de nueva construcción que dan de alta la luz por primer vez.

Qué necesito para dar de alta la electricidad

El alta de luz es una gestión que se tramita a través de la comercializadora con la que se va a contratar el suministro eléctrico. La documentación necesaria para dar de alta electricidad dependerá de la situación en que se encuentre el inmueble.

Dar de alta la luz en un piso de alquiler

Cuando adquirimos o alquilamos una vivienda o local de segunda ocupación, lo primero que debemos comprobar es si tenemos luz. Sin contamos con suministro eléctrico, tendremos que ponernos en contacto con el antiguo inquilino o propietario para tramitar un cambio de titular. De esta manera, pasaremos a ser los nuevos responsables del punto de suministro.

Si el punto de suministro ha sido desactivado o dado de baja, será necesario solicitar un alta de reactivación. En este caso tendremos que tener en cuenta factores tales como cuánto tiempo lleva inactiva la instalación, si los derechos de extensión siguen vigentes o si necesitamos solicitar un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica (CIE).

Los usuarios que necesiten solicitar un alta de reactivación, deberán facilitar la siguiente documentación a su comercializadora:

  1. Documentación de la instalación eléctrica
    • Código Universal del punto de Suministro (CUPS)
    • Dirección del inmueble
    • Potencia eléctrica deseada, inferior a la potencia máxima autorizada por el CIE
    • Nuevo Certificado de Instalación Eléctrica, si este estaba caducado
    • Residentes en Cataluña: Boletín de Reconocimiento de la Instalación Eléctrica (BRIE).
  2. Documentación del titular del contrato
    • Nombre completo
    • Documento de identificación del titular: DNI, NIF o pasaporte
    • IBAN de la cuenta en la que se domiciliará el pago

¿Cuál es el Código CUPS de mi instalación?Los usuarios que desconozcan su código CUPS, pueden ponerse en contacto con su distribuidora o solicitar la ayuda de nuestros agentes en el 91 198 10 07.

Dar de alta la luz por primera vez

Antes de solicitar de alta de luz por primera vez, las viviendas o locales de primera ocupación deben presentar la solicitud de acometida eléctrica a su distribuidora. La acometida eléctrica es la derivación que conecta un punto de suministro con la red de distribución de luz.

Habitualmente, las promotoras inmobiliarias se encargan de dotar de instalación eléctrica a las edificaciones de nueva construcción, así como de tramitar el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) y de solicitar la acometida eléctrica.

Una vez finalizada las obra de acometida, nuestra distribuidora asignará a la instalación un Código Universal de Punto de Suministro (CUPS), código alfanumérico compuesto por 20 ó 22 caracteres que identifica de manera inequívoca un punto de suministro.

Qué es un código CUPS

Estructura del código CUPS

Tras finalizar las obras, la distribuidora deberá verificar que la acometida eléctrica cumple las condiciones de seguridad para la puesta en funcionamiento de la instalación. Solo entonces podremos tramitar un nuevo alta de luz con la comercializadora con la que queramos contratar la luz.

La documentación necesaria para solicitar el alta de luz por primera vez es la siguiente:

  1. Documentación de la instalación eléctrica
    • Código CUPS de la instalación
    • Dirección del punto de suministro
    • Potencia eléctrica a contratar
    • Certificado de Instalación Eléctrica
    • Residentes en Cataluña, BIE o Boletín Azul
  2. Documentación del titular del contrato
    • Nombre completo
    • DNI, NIF o pasaporte
    • Cuenta de domiciliación bancaria

¿Cuál es el precio del alta de luz?

El precio del alta de luz se divide en tres partidas reguladas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. No obstante, esto no significa que todos los usuarios abonen la misma cantidad por activar sus suministros eléctricos.

El precio total a pagar por dar la luz de alta variará en función de los siguientes factores:

  1. Potencia eléctrica contratada.
  2. Potencia eléctrica anterior, si existía suministro eléctrico.
  3. Tiempo que el suministro ha estado desconectado.

Teniendo estos tres elementos en cuenta, las distribuidoras eléctricas calcularán el coste total a abonar en base a los siguientes derechos regulados, iguales para todos los usuarios independientemente de la comercializadora con la que contraten o la distribuidora responsable de su suministro:

  • Precio del alta de luz
  • Derechos de extensión: 17,37€ + IVA por la potencia contratada.
  • Derechos de acceso: 19,70€ + IVA por cada kilovatio (kW) contratado.
  • Derechos de enganche: 9,04€ + IVA.

Los derechos de extensión tienen una vigencia de tres años y están asociados al punto de suministro, no al titular del contrato.

  • ¿Cuándo se pagan los derechos de alta de luz?
  • Cuando se solicita la activación de un suministro por nueva construcción.
  • Cuando se solicita un aumento de la potencia eléctrica contratada.
  • Cuando se solicita la reactivación del suministro.

La variedad de factores que considerar al calcular el precio que debe abonar cada usuario para dar de alta su suministro eléctrico hace que el proceso pueda parecer complejo. Por ello, y con el fin de ofrecer la explicación más clara posible, veremos tres ejemplos diferentes:

 Primer alta de luz en una vivienda nueva

Imaginemos que acabamos de adquirir una vivienda de nueva construcción. Como se trata de una residencia de primera ocupación que nunca ha contado con suministro, tendremos que abonar la totalidad de los derechos de alta. Además, debemos decidir cuánta potencia deseamos contratar, en este caso 4,6 kW.

  • Derechos de extensión = 17,37€ * 4,6 kW = 79,90€
  • Derechos de acceso = 19,70€ * 4,6 kW = 90,62€
  • Derechos de enganche = 9,04€
  • Precio total a pagar = (79,90€ + 90,62€ + 9,04€) + 21% IVA = 217,27€

 Reactivación del suministro eléctrico sin aumento de la potencia contratada

En este segundo ejemplo, calcularemos el precio del alta de luz en una vivienda de alquiler. Los derechos de extensión, abonados por el antiguo titular, siguen vigentes y no deseamos modificar la potencia eléctrica contratada. La potencia adscrita a los derechos de extensión es de 3,45 kW. En este caso, solo abonaremos los derechos de acceso y los derechos de enganche.

La potencia adscrita es igual a los kilovatios recogidos en los derechos de extensión.

  • Derechos de acceso = 19,70€ * 3,45 kW = 67,97€
  • Derechos de enganche = 9,04€
  • Precio total a pagar = (67,97€ + 9,04€) + 21% IVA = 93,11€

Imaginemos ahora que la solicitud de reactivación se produce tras más de tres años de inactividad de la instalación eléctrica. En este caso, pagaremos la totalidad de los derechos de extensión, pues estos han caducado.

  • Derechos de extensión = 17,37€ * 3,45 kW = 59,92€
  • Derechos de acceso = 19,70€ * 3,45 kW = 67,97€
  • Derechos de enganche = 9,04€
  • Precio total a pagar = (59, 92€ + 67,97€ + 9,04€) + 21% IVA = 165,68€

 Reactivación del suministro eléctrico con aumento de la potencia contratada

En este tercer escenario vamos a calcular cuánto nos costaría solicitar un alta de reactivación con aumento de potencia en un inmueble con los derechos de extensión en vigor. La potencia adscrita es de 4,6 kW y la potencia que deseamos contratar de 5,75 kW.

Dados que los derechos de extensión no han caducado, solo abonaremos la diferencia entre la nueva potencia contratada y la potencia adscrita. Derechos de acceso y derechos de enganche deberán ser satisfechos en su totalidad.

  • Kilovatios aumentados = 5,75 kW - 4,6 kW = 1,15 kW
  • Derechos de extensión = 17,37€ * 1,15 kW = 19,97€
  • Derechos de acceso = 19,70€ * 5,75 kW = 113,28€
  • Derechos de enganche = 9,04€
  • Precio total a pagar = (19,97€ + 113,28€ + 9,04€) + 21% IVA = 142,28€

En la siguiente tabla podrás consultar el precio total a pagar por un nuevo alta de luz, según la potencia eléctrica contratada:

Precio del alta luz
Precio desglosado Precio total
Potencia Derechos de extensión Derechos de acceso Derechos de enganche Precio total sin IVA Precio total con IVA
3,45 kW 59,92€ 67,97€ 9,04€ 136,92€ 165,68€
4,6 kW 79,90€ 90,62€ 9,04€ 179,56€ 217,27€
5,75 kW 99,87€ 113,28€ 9,04€ 222,19€ 268,85€
6,9 kW 119,85€ 135,93€ 9,04€ 264,82€ 320,43€
8,05 kW 139,83€ 158,59€ 9,04€ 307,45€ 372,02€
9,2 kW 159,80€ 181,24€ 9,04€ 350,08€ 423,60€

Los costes del alta de luz se abonan en la primera factura emitida desde la activación del punto de suministro. Aunque las comercializadoras son las responsables de su recaudación, los derechos de alta son abonados a las distribuidoras eléctricas.

Solicitud alta de luz

¿Necesitas ayuda para dar de alta la luz?

Te asesoramos gratuitamente en cada paso del proceso y te ayudamos a elegir la tarifa de luz más adecuada a tu consumo.

¿Cuánto tarda un alta de luz?

La tramitación de un alta de luz es una gestión bastante rápida, ocupando un plazo de 5 a 7 días hábiles desde que la distribuidora autoriza la activación del punto de suministro.

Este plazo puede verse, no obstante, dilatado por la ausencia de alguno de los documentos necesarios para autorizar el alta de luz o por la existencia de alguna anomalía en la instalación eléctrica que impida su puesta en marcha en condiciones de seguridad.

El proceso también puede verse retrasado por los plazos manejados por cada comercializadora para remitir la solicitud de alta a la distribuidora correspondiente. Así, podemos encontrar compañías que remiten las solicitudes en pocas horas, mientras que otras pueden tardar de uno a dos días.

La tramitación del alta de la electricidad, desde que la comercializadora recibe la petición hasta que la distribuidora autoriza la activación, se desarrolla en las siguientes fases:

  1. El usuario solicita el alta de luz a través de la comercializadora.
  2. La comercializadora verifica la documentación y remite la solicitud a la distribuidora correspondiente.
  3. La distribuidora verifica que la documentación recibida es correcta y está en vigor y, si lo estima necesario, envía a un técnico que compruebe que la instalación cumple con la normativa de seguridad.
  4. Si la inspección es positiva, el técnico instalará el contador de luz y lo ajustará a la potencia eléctrica contratada.
  5. Una vez autorizada la activación del suministro eléctrico, el inmueble contará con luz en un plazo de 5 a 7 días.

Cómo calcular cuánta potencia eléctrica necesito

Como has podido observar, la potencia eléctrica contratada tiene un peso importante en el coste total a abonar por dar de alta la luz. La potencia contratada limita la cantidad aparatos eléctricos que podremos utilizar simultáneamente sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

Desde el año 2006, todos los usuarios que den de alta la luz deben acogerse a las denominadas potencias eléctricas normalizadas. Sin embargo, desde enero de 2019, los usuarios que deseen aumentar la potencia eléctrica pueden hacerlo en múltiplos de 0,1 kW siempre que dispongan de contador digital y la potencia contratada no supere los 15 kW.

Potencias eléctricas normalizadas
Intensidad ICP (Amperios) Instalación monofásica Instalación trifásica
5 A 1,15 kW 3,464 kW
7,5 1,725 kW 5,196 kW
10 A 2,3 kW 6,928 kW
15 A 3,45 kW 10,392 kW
20 A 4,6 kW 13,856 kW
25 A 5,75 kW 17,321 kW
30 A 6,9 kW 20,785 kW
35 A 8,05 kW 24,249 kW
40 A 9,2 kW 27,713 kW
45 A 10,35 kW 31,177 kW
50 A 11,5 kW 34,641 kW
63 A 14,49 kW 43,648 kW

Determinar previamente la potencia eléctrica a contratar es importante por tres razones:

  1. Cuando queramos contratar una tarifa de luz, nuestra comercializadora nos solicitará la potencia eléctrica que deseamos.
  2. El precio del alta de luz dependerá de la potencia eléctrica contratada.
  3. La potencia eléctrica solo se puede aumentar o disminuir una vez al año.
    • Si contratamos más potencia de la necesaria, encareceremos nuestro recibo eléctrico.
    • Si contratamos menos, sufriremos cortes de luz recurrentes.

Si tienes dudas a la hora de calcular cuánta potencia eléctrica necesitas, puedes valerte de una de las siguientes opciones:

  1. Utilizar una calculadora de potencia, que te ofrecerá una estimación en función de los electrodomésticos y equipos eléctricos que utilices, el tamaño y número de ocupantes de tu vivienda o el tipo de bombillas instaladas.
  2. Contratar a un técnico electricista que realice un estudio estudió de potencia personalizado.

¿Con qué compañía es más barato dar de alta la luz?

El precio que un usuario concreto deberá pagar por dar de alta la luz será independiente de la comercializadora con la que contrate su tarifa eléctrica. Lo que hemos de preguntarnos es qué compañía nos ofrece la mejor tarifa de luz.

A la hora de elegir qué tarifa eléctrica contratar, lo primero que debemos hacer es examinar detenidamente nuestros hábitos de consumo. Así, la primera decisión será definir cuánta potencia eléctrica necesitamos. A continuación, tendremos que considerar qué tipo de tarifa es más adecuada a nuestros hábitos de consumo: ¿precio fijo 24 horas o discriminación horaria?

Las tarifas fijas ofrecen un único precio del kilovatio hora (kWh) las 24 horas del día, los 365 días del año. Por su parte, las tarifas con discriminación horaria dividen la facturación en 2 ó 3 tramos horarios. De esta manera, tendremos un precio de la luz más barato durante las horas nocturnas, mientras que el precio del kWh durante el día será significativamente más elevado.

¿Me compensan la discriminación horaria? La discriminación horaria te ayuda a ahorrar siempre que al menos un 30% de tu consumo eléctrico se concentre en las horas nocturnas. Se calcula que en torno a un 85% de los hogares españoles reducirían su recibo eléctrico sin apenas alterar sus hábitos de consumo.

Otra decisión importante que debemos tomar es si deseamos contratar la tarifa regulada Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o si preferimos contratar con una comercializadora eléctrica de libre mercado. Para ello tendrás que tener en cuenta factores tales como el precio del kWh, el precio del término de potencia y las promociones y descuentos ofertados.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial