Se encuentra usted aquí

Cómo contratar un suministro eléctrico: trámites y derechos de alta

Plazos y requisitos del alta de luz

Dar de alta la luz es un trámite administrativo necesario para activar el punto de suministro eléctrico de una vivienda o inmueble. Consulta en qué casos debes solicitar un alta de luz y cuáles son sus costes y plazos.

¿Cómo dar de alta la luz?

Cuando hablamos de dar de alta la luz, es importante señalar que nos referimos a un trámite diferente a contratar una tarifa eléctrica o cambiar de compañía. Son, sin embargo, gestiones estrechamente relacionadas.

El alta de luz consiste en la activación del suministro eléctrico en un inmueble que no tiene electricidad.

Cuando un usuario quiere dar de alta un suministro de luz, lo primero que debe tener en cuenta es la situación en la que se encuentra la vivienda o local. De esta manera, podemos encontrarnos ante tres escenarios:

  • Inmuebles de nueva construcción que carecen de instalación eléctrica.
  • Inmuebles de primera ocupación que cuentan con instalación, pero no con suministro.
  • Inmuebles de segunda ocupación que han tenido suministro eléctrico, pero este ha sido desactivado o dado de baja.

¿Cuándo hay que contratar la luz?

El alta de luz es una gestión que se debe solicitar en una de las siguientes situaciones:

  • Nueva alta en vivienda o inmueble de primera ocupación.
  • Reactivación del suministro eléctrico por baja voluntaria.
  • Corte del suministro debido a impago.

Dar de alta la luz en una vivienda nueva

Habitualmente, las promotoras inmobiliarias se encargan de dotar de instalación eléctrica a las edificaciones de nueva construcción, así como de tramitar con las distribuidoras su conexión a la red de suministro eléctrico.

En las obras de construcción propia, el propietario será el responsable de contactar a su distribuidora para realizar la obra de la instalación eléctrica y su conexión a red.

Si contamos con instalación eléctrica, pero nunca hemos tenido suministro, podremos gestionar el alta de luz directamente con la comercializadora con la que hayamos decidido contratar.

Dar de alta la luz en una vivienda de alquiler

Si la vivienda o local ha contado con suministro eléctrico, pero este se encuentra actualmente inactivo, puede deberse a dos razones:

  1. El antiguo titular ha decidido darlo de baja.
  2. La distribuidora ha procedido a un corte del suministro por impago.

Dar de baja un suministro de luz implica cortar el acceso de la instalación eléctrica a la red de distribución. Si un inquilino vende su vivienda o abandona la casa en la que residía en régimen de alquiler, no será necesario solicitar la desactivación del suministro.

Siempre que sea posible, acuerda con el antiguo propietario tramitar un cambio de titular. De esta manera, no tendrás que abonar los derechos de alta, ya que el cambio de titularidad carece de costes asociados siempre que no se modifique la potencia eléctrica contratada.

Otro factor muy importante a tener en cuenta cuando se adquiere una vivienda de segunda ocupación o se suscribe un contrato de alquiler es asegurarse de que el inquilino anterior no ha dejado deudas pendientes de pago.

Las deudas por impago contraídas con las comercializadoras eléctricas quedan asociadas al punto de suministro, suponiendo un gran obstáculo a la hora de tramitar un nuevo alta de luz.

¿Cuánto cuesta dar de alta un suministro eléctrico?

El precio del alta de luz se divide en tres partidas reguladas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. No obstante, que los costes estén regulados no significa que todos los usuarios abonen la misma cantidad por activar sus suministros eléctricos.

El precio total a pagar por dar la luz de alta variará en función de los siguientes factores:

  1. Potencia eléctrica contratada.
  2. Potencia eléctrica anterior, si existía suministro eléctrico.
  3. Tiempo que el suministro ha estado desconectado.

Teniendo estos tres elementos en cuenta, las distribuidoras eléctricas calcularán el coste total a abonar en base a los siguientes derechos regulados, iguales para todos los usuarios independientemente de la comercializadora con la que contraten o la distribuidora responsable de su área geográfica:

  • Precio del alta de luz
  • Derechos de extensión: 17,37€ + IVA por la potencia contratada.
  • Derechos de acceso: 19,70€ + IVA por cada kilovatio (kW) contratado.
  • Derechos de enganche: 9,04€ + IVA.
  • ¿Cuándo se pagan los derechos de alta de luz?
  • Cuando se solicita la activación de un suministro por nueva construcción.
  • Cuando se solicita un aumento de la potencia eléctrica contratada.
  • Cuando se solicita la reactivación del suministro*.

*Cuando se solicite la reactivación de un punto de suministro eléctrico, los derechos de extensión solo deberán ser abonados en dos casos:

  1. Si la instalación lleva más de 3 años inactiva.
  2. Si se aumenta la potencia eléctrica adscrita.

La potencia adscrita es igual a los kilovatios recogidos en los derechos de extensión.

En la siguiente tabla podrás consultar el precio total a pagar por un nuevo alta de luz:

Precio de los derechos de alta de luz
Potencia Derechos de extensión Derechos de acceso Derechos de enganche Precio total sin IVA Precio total con IVA
3,45 kW 59,92€ 67,97€ 9,04€ 136,92€ 165,68€
4,6 kW 79,90€ 90,62€ 9,04€ 179,56€ 217,27€
5,75 kW 99,87€ 113,28€ 9,04€ 222,19€ 268,85€
6,9 kW 119,85€ 135,93€ 9,04€ 264,82€ 320,43€
8,05 kW 139,83€ 158,59€ 9,04€ 307,45€ 372,02€
9,2 kW 159,80€ 181,24€ 9,04€ 350,08€ 423,60€

Los costes del alta de luz se abonan en la primera factura emitida desde la activación del punto de suministro. Aunque las comercializadoras son las responsables de su recaudación, los derechos de alta son abonados a las distribuidoras eléctricas.

Solicitud alta de luz

¿Necesitas ayuda para dar de alta la luz?

Te asesoramos gratuitamente en cada paso del proceso.

Qué necesito para dar de alta la electricidad

Cualquier usuario que desee dar de alta el suministro de luz deberá facilitar la siguiente información, independientemente de que se trate de un alta por nueva construcción o de una reactivación:

Adicionalmente, los inmuebles antiguos y aquellos que den de alta la luz por primera vez, deberán acreditar que el Boletín Eléctrico de su instalación está en vigor.

Cómo contratar la luz en tu ciudad

Si quieres información más específica sobre cómo dar de alta la luz en tu ciudad, solo tienes que pinchar en el mapa que se despliega abajo. En él encontrarás toda la información sobre cuánto cuesta, qué documentos necesitas y cuándo tendrás electricidad en tu vivienda.

¿Cuánto tarda un alta de luz?

La tramitación de un alta de luz es una gestión bastante rápida, ocupando un plazo de 5 a 7 días hábiles desde que la distribuidora autoriza la activación del punto de suministro.

Este plazo puede verse, no obstante, dilatado por la ausencia de alguno de los documentos necesarios para autorizar el alta de luz o por la existencia de alguna anomalía en la instalación eléctrica que impida su puesta en marcha en condiciones de seguridad.

Una vez la distribuidora dé luz verde al alta de luz, un técnico acudirá al inmueble para colocar el contador de luz y ajustar el IPC a la potencia eléctrica contratada.

Cómo calcular cuánta potencia eléctrica necesito

Una vez hemos resuelto en qué situación se encuentra nuestro punto de suministro, el siguiente paso será definir cuánta potencia eléctrica necesitaremos para satisfacer la demanda de luz de nuestra vivienda o local.

Como has podido observar, la potencia eléctrica contratada tiene un peso importante en el coste total a abonar por dar de alta la luz.

La potencia contratada limita la cantidad aparatos eléctricos que podremos utilizar simultáneamente sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

Desde el año 2006, todos los usuarios que den de alta la luz deben acogerse a las denominadas potencias eléctricas normalizadas, que puedes consultar en el siguiente cuadro:

Potencias eléctricas normalizadas
Intensidad ICP (Amperios) Instalación monofásica Instalación trifásica
5 A 1,15 kW 3,464 kW
7,5 1,725 kW 5,196 kW
10 A 2,3 kW 6,928 kW
15 A 3,45 kW 10,392 kW
20 A 4,6 kW 13,856 kW
25 A 5,75 kW 17,321 kW
30 A 6,9 kW 20,785 kW
35 A 8,05 kW 24,249 kW
40 A 9,2 kW 27,713 kW
45 A 10,35 kW 31,177 kW
50 A 11,5 kW 34,641 kW
63 A 14,49 kW 43,648 kW

Determinar previamente la potencia eléctrica a contratar es importante por tres razones:

  1. Cuando queramos contratar una tarifa de luz, nuestra comercializadora nos solicitará la potencia eléctrica que deseamos.
  2. El precio del alta de luz dependerá de la potencia eléctrica contratada.
  3. La potencia eléctrica solo se puede aumentar o disminuir una vez al año.
    • Si contratamos más potencia de la necesaria, encareceremos nuestro recibo eléctrico.
    • Si contratamos menos, sufriremos cortes de luz recurrentes.

Si tienes dudas a la hora de calcular cuánta potencia eléctrica necesitas, puedes valerte de una de las siguientes opciones:

  • Utilizar una calculara de potencia, que te ofrecerá una estimación en función de los electrodomésticos y equipos eléctricos que utilices, el tamaño y número de ocupantes de tu vivienda o el tipo de bombillas instaladas.
  • Contratar a un técnico electricista que realice un estudio estudió de potencia personalizado.

A continuación, puedes consultar una tabla orientativa con la potencia media consumida por los aparatos y electrodomésticos eléctricos de mayor uso en una vivienda:

¿Cuánto consume cada electrodoméstico?
Electrodoméstico Potencia consumida Uso medio semanal Uso medio mensual
Frigorífico 0,3 kW 168 horas 201,6 kW
Microondas 0,2 kW 2 horas 5,6 kW
Lavadora 1,85 kW 6 horas 44,4 kW
Lavavajillas 1,85 kW 8 horas 59,2 kW
Horno 1,7 kW 4 horas 27,2 kW
Vitrocerámica 1,45 kW 6 horas 34,8 kW
Plancha 1 kW 2 horas 8 kW
Televisión 0,2 kW 21 horas 16,8 kW
Portátil (x2) 0,06 kW 28 horas