Se encuentra usted aquí

Reducir la potencia eléctrica

¿Cómo puedo reducir mi potencia eléctrica?

Reducir la potencia eléctrica es una gestión que se realiza con una comercializadora eléctrica y que puede permitir al usuario ahorrar cada mes en la factura de la luz. Es importante, que antes de llevar a cabo una reducción de la potencia contratada, se calcule bien qué potencia eléctrica necesitamos contratar en nuestra vivienda.


¿Cómo calcular la potencia eléctrica que necesito?

La potencia eléctrica es un término que se contrata con una comercializadora cuando se realiza un contrato eléctrico.

Se trata así, de una parte fija que figura en los recibos de la luz y que el usuario debe pagar en todo momento, independientemente del consumo eléctrico que se realice en el hogar.

La potencia contratada es la que determina la cantidad de aparatos eléctricos que se pueden conectar a la vez a la corriente eléctrica del hogar sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP), o lo que comúnmente se conoce como que salten los plomos.

Antes de decidir modificar la potencia eléctrica, es importante calcular exactamente qué potencia necesitamos en nuestra vivienda.

Para ello, se puede calcular la potencia eléctrica de las siguientes formas:

  1. Contratar un electricista autorizado. Este instalador se encargará de revisar todos los aparatos eléctricos del hogar y determinar cuál es la potencia eléctrica más adecuada.
  2. Utilizar una calculadora de potencia, para estimar la potencia necesaria en la vivienda. El dato que ofrece la aplicación es orientativo y tendrá que ser el usuario quien finalmente decida la potencia que quiere contratar.
  3. Enchufar cada apartos electricos de la casa y registrar la potencia que utiliza cada uno.

La última de las posibilidades que acabamos de ver es la menos recomendable, ya que puede resultar un proceso largo y tedioso para el usuario. Por ello, es mucho mejor contratar a un instalador o utilizar una calculadora que estime la potencia eléctrica necesaria.

¿Por qué reducir la potencia eléctrica?

 

Disminuir la potencia eléctrica es una decisión que pueden tomar los consumidores ya que se trata de una medida con la que se puede ahorrar cada mes en las facturas de la luz.

La potencia eléctrica afecta al término fijo o término de potencia de las facturas eléctricas, por lo que se puede ahorrar reduciendo la potencia contratada.

El coste del término de potencia del recibo de la luz, se calcula en función del precio del kilovatio (kW) y de la cantidad de KW de potencia eléctrica contratada.

Ahora bien, reducir la potencia eléctrica no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Como hemos dicho, antes de tomar la decisión de modificar la potencia contratada, debemos calcular bien la potencia eléctrica que necesitamos en casa.

  1. Si disminuimos la potencia eléctrica demasiado, puede que al conectar varios aparatos eléctricos a la vez nos salte constantemente el ICP, cortando momentáneamente el suministro eléctrico.
  2. Si por el contrario, la potencia contratada es superior a la que necesitamos, no saltará el ICP pero estaremos incurriendo en mayores costes en la factura de la luz.

Tramos de potencia eléctrica

A la hora de elegir qué potencia eléctrica contratar, hay que tener en cuenta que la potencia se comercializa a los usuarios a través de distintos tramos, que son los que definen las potencias normalizadas.

El Gobierno estandarizó las potencias eléctricas, por lo que todos los usuarios que deseen contratar una potencia eléctrica, deberá elegir entre alguna de las potencias normalizadas que existen.

Además, es importante también saber que los tramos de potencia eléctrica son diferentes en función del tipo de instalación que exista en la vivienda, que puede ser monofásica o trifásica.

  • Instalación monofásica: es la instalación más común en los hogares que consta de un único flujo de corriente por el que pasa la electricidad.
  • Instalación trifásica: en este tipo de instalación, existen tres flujos de corriente por los que puede trascurrir la electricidad.

De esta forma, en función de la instalación de la vivienda, los tramos de potencia contratada que existen son los que mostramos a continuación:

Potencias normalizadas en función de la instalación eléctrica
Instalación Monofásica Instalación Trifásica
1.15 kW 3.464 kW
2.3 kW 6.928 kW
3.45 kW 10.392 kW
4.6 kW 13.856 kW
5.75 kW 17.321 kW
6.9 kW 20.785 kW
8.05 kW 24.249 kW
9.2 kW 27.713 kW
10.35 kW 31.177 kW
11.5 kW 34.641 kW
14.49 kW 43.648 kW

¿Cómo reducir la potencia eléctrica que tengo contratada?

Una vez que hayamos calculado qué potencia eléctrica necesitamos en nuestra vivienda y hayamos elegido una de las potencias normalizadas, podremos ponernos en contacto con nuestra compañía eléctrica.

Reducir la potencia eléctrica, es un trámite que normalmente puede realizarse tanto de forma telefónica como a través de la web o el área de clientes de la compañía.

Independientemente del medio elegido, el usuario que desee reducir la potencia contratada deberá ponerse en contacto con la comercializadora y proporcionarle la siguiente información:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del suministro eléctrico.
  • Dirección exacta de la vivienda, que es el punto de suministro.
  • Potencia eléctrica anterior y nueva que se desea contratar.
  • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS).
  • Cuenta bancaria para domiciliar los pagos.

Es muy importante tener en cuenta que solo se puede realizar un cambio de potencia eléctrica al año, independientemente de si queremos aumentarla o disminuirla. Por eso, es tan importante calcular exactamente la potencia eléctrica que necesita nuestro hogar.

¿Cuánto tiempo se tarda en reducir la potencia eléctrica?

Una vez que el usuario le haya facilitado a la compañía esta documentación, la reducción de la potencia eléctrica tardará en hacerse efectiva un plazo de entre 15 y 20 días hábiles.

Esto implica que el cliente recibirá una última factura con la potencia eléctrica anterior, correspondiente al periodo de facturación previo a la solicitud del cambio de potencia contratada.

¿Cuánto cuesta reducir la potencia eléctrica?

Reducir la potencia contratada es un trámite que tiene asociado un coste para el consumidor. Este coste será abonado por el cliente a través de la siguiente factura de la luz.

El importe que hay que pagar se corresponde con los derechos de enganche, que son de 9,04€ + IVA.

Este cobro lo efectúa la compañía distribuidora ya que es necesario que un técnico se desplace al domicilio para ajustar la potencia eléctrica en el ICP.

¿Con qué compañía puedo reducir la potencia eléctrica?

Aquellos clientes que deseen reducir la potencia eléctrica que tengan contratada en su vivienda, podrán realizarlo con cualquiera de las compañías que operan actualmente en el mercado eléctrico.

Aunque puede que cada compañía disponga de una forma específica de llevar a cabo este trámite, por lo general, el procedimiento a llevar a cabo será similar en todos los casos.

Reducir la potencia eléctrica con Endesa

Los clientes de Endesa que deseen reducir la potencia eléctrica podrán hacerlo, por un lado, llamando al teléfono gratuito de atención al cliente de la compañía 800 76 09 09.

Por otro lado, los usuarios que lo prefieran podrán realizar este trámite de una forma rápida y sencilla a través del área de clientes de Endesa, Mi Endesa.

Una vez dentro de la oficina online, el usuario deberá acceder a su contrato donde al hacer clic, se desplegarán todos los datos del mismo. En el apartado "Potencia y tensión" se podrá proceder a cambiar la potencia contratada.

La compañía cuenta con una aplicación, la calculadora de potencia de Endesa, que ayuda a sus clientes a estimar la potencia eléctrica que necesitan contratar para su hogar.

Reducir la potencia eléctrica con Iberdrola

En el caso de los clientes de Iberdrola que necesiten bajar la potencia eléctrica, podrán realizar este trámite de varias formas.

Por un lado, se puede reducir la potencia eléctrica con Iberdrola por vía telefónica a través del teléfono de atención al cliente de la compañía 900 225 235.

Por otro lado, los usuarios que lo prefieran podrán reducir la potencia eléctrica a través del área de clientes de Iberdrola, Iberdrola Clientes.

Una vez dentro de la oficina online de Iberdrola, el usuario deberá acceder al apartado "Mis gestiones" y después a la opción "Cambio de potencia" para poder modificar la potencia contratada.

Reducir la potencia eléctrica con Naturgy (Gas Natural Fenosa)

Si el cliente que necesita reducir la potencia eléctrica tiene un contrato eléctrico con Naturgy, antigua Gas Natural Fenosa, podrá llevar a cabo el trámite a través del teléfono de contacto de la compañía, 900 100 251.

Otras de las opciones que tiene el usuario para reducir la potencia contratada es hacerlo a través del área de clientes de Gas Natural Fenosa. Una vez dentro de la plataforma, solo hay que acceder a "Mis Contratos" desde donde se puede modificar la potencia eléctrica.

Además, también se puede reducir la potencia eléctrica con Gas Natural Fenosa vía online y sin necesidad de registrarse en el área de clientes de la compañía, a través del formulario de cambio de potencia de luz que hay disponible desde la página web.

Reducir la potencia eléctrica con EDP

En el caso de aquellos clientes de la compañía que quieran reducir la potencia eléctrica, podrán llamar al teléfono gratuito de EDP, 900 907 000, para llevar a cabo esta gestión.

Otra opción que pueden utilizar los usuarios para reducir la potencia contratada con EDP es utilizar el área de clientes de la compañía.

De esta forma, una vez dentro de la oficina virtual de EDP, habrá que acceder al apartado "Mis Contratos" desde donde se podrá reducir la potencia contratada.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial