¿Qué puede retrasar la activación de un punto de suministro eléctrico?

Selectra Atención al Cliente

¡Selectra te ayuda a dar de alta la luz y/o gas en tu vivienda!

Disfruta de tu nueva vivienda con la seguridad de saber toda la información necesaria sobre el alta de suministros. ¡Nosotros te ayudamos!

 

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

Plazos para tener suministro eléctrico en un inmueble

El plazo para dar de alta la luz en una vivienda o local es de 5 a 7 días hábiles desde que la distribuidora responsable autoriza la activación del punto de suministro. Sin embargo, se pueden dar dar situaciones que retrasen la aprobación del alta de luz.

¿Cuándo tendré luz en mi vivienda?

El plazo del que disponen las distribuidoras eléctrica para activar el suministro en una vivienda o local es de 5 a 7 días hábiles desde que se autoriza el alta de luz y la puesta en funcionamiento de la instalación.

No obstante, debes tener presente que el plazo no comienza a transcurrir cuando se presenta la solicitud de alta de luz, sino cuando la distribuidora aprueba la activación del suministro.

¿Qué motivos pueden retrasar un alta de luz?

Desde que un usuario solicita un nuevo alta de luz, hasta que la distribuidora la autoriza, pueden darse diversas situaciones que retrasen el proceso. A continuación, repasamos algunos de los contratiempos más habituales cuando se tramita la activación de un punto de suministro eléctrico y cómo solucionarlos.

Plazos de gestión de la comercializadora

Cuando una comercializadora recibe una petición de alta de luz, debe verificar que toda la documentación aportada es correcta antes de remitirla a la distribuidora correspondiente.

Debes tener en cuenta que cada comercializadora maneja sus propios plazos para remitir las solicitudes de alta de luz a las distribuidoras eléctricas. Así, mientras que algunas compañías envían la solicitudes en cuestión de pocas horas, otras pueden manejar plazos de hasta 15 días.

Solicitud alta de luz

¿Necesitas dar de alta la luz en tu vivienda o local?

Te asesoramos gratuitamente y sin compromiso para que puedas disfrutar de tu suministro eléctrico en el menor plazo posible.

El inquilino anterior dejó facturas pendientes de pago

Cuando entramos a una vivienda de segunda ocupación y solicitamos el alta del suministro eléctrico, podemos encontrarnos con el rechazo de activación de la distribuidora debido a que el inquilino anterior contrajo una deuda por impago con la comercializadora.

Cuando tramitamos un alta de luz, suscribimos con la distribuidora un contrato de acceso a la red eléctrica denominado Acceso de Terceros a la Red (ATR). Es importante que no confundamos el contrato ATR con la contratación de una tarifa de luz con una comercializadora. El contrato ATR vincula nuestro punto de suministro con la distribuidora. Las contratación de una tarifa nos vincula a nosotros, como titulares del contrato, con nuestra compañía eléctrica.

Si un usuario deja facturas pendientes de pago, la comercializadora solicitará a la distribuidora, propietaria de la red de distribución, el corte del suministro de luz. Tras ejecutar el corte, la distribuidora cambiará el estado del Código Universal de Punto de Suministro (CUPS) a no contratable.

Cuando se ejecuta un corte de luz, se interrumpe el suministro, pero el contrato ATR sigue en vigor. En este caso, no debemos tramitar un alta de luz, sino un cambio de titular sin subrogación de la deuda.

Para ello, deberemos acudir a una de las oficinas comerciales de la compañía con la que se ha contraído la deuda o ponernos en contacto con su departamento de atención al cliente.

Presentando nuestro contrato de alquiler o compraventa podremos desvincularnos de la deuda, poner el contrato de luz a nuestro nombre y solicitar la reactivación del suministro eléctrico. Posteriormente, podrás cambiar a la compañía eléctrica que desees.

La distribuidora tiene abierto un expediente de inspección sobre el CUPS

Si nuestras distribuidora tiene abierto un expediente de inspección sobre nuestro CUPS, no podremos dar de alta la luz hasta que esté resuelto y cerrado.

Cuando entramos a una vivienda de segunda ocupación, lo primero que debemos hacer es comprobar si tenemos suministro eléctrico o no. Si tenemos luz, pero aún no hemos puesto el contrato a nuestro nombre, nuestra recomendación es que te pongas en contacto con tu distribuidora para comprobar si existe contrato en vigor.

Si no existe contrato, pero disponemos de suministro eléctrico, la distribuidora abrirá un expediente por enganche ilegal.

Para poder tramitar el alta de luz, deberás solicitar a tu distribuidora que te facilite el número de expediente y contactar con el inspector encargado de estudiar el caso, quien te indicará la información que debes presentar para acreditar que el enganche no es tuyo y los próximos pasos a seguir.

Una vez resuelto el expediente, la distribuidora cortará el suministro y podrás solicitar un nuevo alta de luz.

El Certificado de Instalación Eléctrica ha caducado

El Certificado de Instalación Eléctrica (CIE), también conocido como Boletín Eléctrico, recoge las características técnicas de nuestra instalación. En él se señala qué tipo de instalación tenemos (monofásica o trifásica), la potencia máxima que puede soportar y la potencia eléctrica contratada.

Si solicitemos un alta de reactivación en un inmueble que ha contado con suministro, nuestra distribuidora enviará a nuestra vivienda o local a un técnico que verifique que la instalación cumple con la normativa técnica y de seguridad.

Si la inspección es favorable, la distribuidora autorizará el alta de luz aunque el boletín haya caducado. El técnico instalará el contador de luz y ajustará el Interruptor de Control de Potencia (ICP) a la potencia eléctrica contratada.

En las altas de luz por primera ocupación, las distribuidoras siempre solicitarán el CIE para garantizar que la instalación cumple con la normativa.

Por el contrario, si la inspección no es favorable, deberemos ponernos en contacto con un instalador eléctrico autorizado y solicitar un nuevo CIE. El plazo de emisión del Boletín Eléctrico es de 2 a 5 días hábiles desde que se supera la nueva inspección técnica.

La renovación del Boletín Eléctrico tiene un coste medio de entre los 100 y 150€. Además, deberemos abonar a la distribuidora los derechos de verificación de la instalación, así como los correspondientes derechos de alta.

El Certificado de Instalación Eléctrica tiene una vigencia de 20 años.

La acometida eléctrica soporta menos potencia de la que deseo contratar

Cuando tramitamos el alta de luz, debemos concretar la potencia eléctrica que deseamos contratar, la cual no puede superar la potencia máxima admisible reconocida en nuestro Certificado de Instalación Eléctrica (CIE). Puede suceder, sin embargo, que deseemos contratar más potencia de la soportada por la acometida eléctrica.

¿Qué es la cometida eléctrica?La acometida eléctrica es el punto de conexión de la red de distribución con el cuadro general de protección.

En una bloque de viviendas, la potencia de acometida de cada piso depende de la potencia de la acometida general. Así, si la potencia de acometida general es de 40 kW y el bloque cuenta con 5 viviendas, a cada una de ellas le corresponderá como máximo 8 kW.

Imaginemos que la potencia máxima admisible recogida en nuestro CIE es de 15 kilovatios (kW). Nosotros queremos contratar 10 kW, pero la acometida está preparada para soportar hasta 8 kW.

Ante esta situación, tendremos que ponernos en contacto con nuestra distribuidora eléctrica y solicitar un aumento de potencia de la acometida eléctrica. La distribuidora abrirá un expediente de acometida y enviará un técnico a nuestra vivienda que evalúe la viabilidad técnica de la petición.

Habitualmente, si la potencia que se desea contratar no supera los 15 kW y no es necesario realizar obras en la acometida, la solicitud se resuelve de manera favorable en pocos días.

Si la solicitud de ampliación de acometida es para una vivienda unifamiliar o para un local o negocio, el titular deberá ponerse en contacto con el departamento de nuevos suministros de su distribuidora.

La distribuidora enviará a un técnico que determinará si existe necesidad de modificar la red o realizar obra civil. En caso afirmativo, la distribuidora nos remitirá las condiciones técnico económicas de la ampliación de acometida.