Se encuentra usted aquí

¿Puedo cambiar de distribuidora de luz?

Cómo pasarme a otra distribuidora de luz

La distribuidora eléctrica es la compañía que se encarga del mantenimiento de la red general eléctrica, así como de producir, transportar y distribuir la electricidad hasta los puntos de suministro.

La calidad del servicio de luz depende de la distribuidora, por lo que muchos usuarios buscan alternativas para cambiarse a otras cuando la que les ofrece el servicio de energía no funciona correctamente.


¿Qué son las distribuidoras eléctricas?

Las distribuidoras eléctricas son las compañías que se encargan del transporte y producción de la electricidad, desde las redes de transporte de alto voltaje hasta los puntos de suministro que demandan la energía, sean de alta, media o baja tensión.

Tras la liberalización del mercado eléctrico en 2009, se diferenciaron las figuras de distribuidora y comercializadora eléctrica. La compañía es quien se encarga de gestionar la contratación del suministro, ofrecer tarifas de luz y facturar el consumo de cada cliente.

En España hay más de 300 distribuidoras eléctricas, que se acogen bajo el paraguas de unas pocas que son mucho más grandes.

  1. Iberdrola Distribución Eléctrica, S.A.
  2. Endesa Distribución Eléctrica, S.L.
  3. Unión Fenosa Distribución, S.A.
  4. EDP Energía - HidroCantábrico Distribución, S.A.U.
  5. Viesgo Distribución Eléctrica, S.L.

¿De qué se encarga la distribuidora?

La distribuidora se encarga del todas aquellas tareas no comerciales relativas al mercado eléctrico. Esta actividad afecta tanto a la red general de gas como a determinados aspectos del suministro del cliente final. Concretamente, la relación de sus principales tareas es:

En este sentido, es la distribuidora quien da de alta la luz en un inmueble, y quien corta la luz por impago, por ejemplo. Ambas operaciones las ejecutará previa orden de la comercializadora, que es quien lleva el registro de nuevos contratos y abonos de facturas.

Por todas estas operaciones, la distribuidora cobra un peaje de acceso a la red que se incluye dentro del propio recibo de la luz, concretamente en el término de potencia. Este peaje está regulado por el Gobierno y es siempre el mismo para todas las distribuidoras.

El importe del peaje de acceso de luz depende de la potencia contratada de la vivienda o local.

Además, algunas distribuidoras ofrecen sus propios servicios de mantenimiento de luz y gas domésticos y para profesionales. La oferta de estos servicios se centra en la realización de las tareas de inspección y revisión obligatorias, así como de la reparación de determinadas averías y la sustitución de piezas en mal estado.

Obviamente, este servicio tiene un coste añadido para el consumidor, que se cobra aparte de su consumo.

¿Cuál es mi distribuidora eléctrica?

Al contrario de lo que sucede con la comercializadora de luz, los consumidores no pueden decidir con qué distribuidora conectar el servicio. Ésta es asignada por zona geográfica en función de dónde se encuentre ubicado el punto de suministro.

Puedes saber cuál es tu distribuidora eléctrica a través del CUPS en tu factura o preguntando directamente a tu comercializadora.

Las cinco grandes distribuidoras de luz tienen repartido su ámbito de acción dentro el territorio nacional, siendo Iberdrola la que más cuota geográfica cubre. Dentro de estos espacios, los pequeños distribuidores se encargan de manejar zonas concretas de servicio.

Aquí tienes un mapa con la zona en la que actúa cada una de las grandes distribuidoras de luz.

 

¿Cómo puedo cambiar de distribuidora de luz?

La mayor parte de las reclamaciones a las distribuidoras están relacionadas con la calidad del suministro eléctrico que los consumidores tienen en sus inmuebles. Y esta es la principal razón por la que muchos se plantean pasarse de una distribuidora de luz a otra.

Sin embargo, cambiar de distribuidora de luz no es posible por voluntad propia. Es decir, como no se puede elegir, tampoco se puede cambiar.

En este sentido, las posibilidades del consumidor se acotan a la presentación de quejas reiteradas ante un organismo competente como la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia). Esta comisión es la que se encarga de supervisar el correcto funcionamiento del mercado energético y de ratificar los permisos para operar en él.

En general, es muy complicado que nos asignen otra distribuidora, ya que la red de suministro está repartida por titularidades, pero este organismo puede forzarle a la resolución del problema con el que se encuentre el usuario.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial