Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Holaluz cobra el bono social

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
holaluz cobra el importe del bono social a sus clientes

El bono social es un descuento sobre el precio de la luz de la tarifa regulada, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, para los colectivos más vulnerables. En el marco de un vacío legislativo, la compañía Holaluz ha decidido cobrar esta diferencia al resto de sus consumidores.


¿Qué es el bono social-eléctrico?

El bono social eléctrico es una subvención dirigida a las personas con menos recursos económicos para que el suministro eléctrico les salga más barato. Esta ayuda se estableció por el Gobierno en 2009, tras la liberalización del mercado eléctrico, como mecanismo de protección a quienes tienen dificultades para acceder a la electricidad por razones económicas.

No obstante, sólo está disponible si el consumidor en cuestión tiene contratada una tarifa del mercado regulado, es decir, si está adscrito al PVPC. Dentro de esta condición, da lo mismo si tiene contratada la tarifa de luz por horas o el Precio Medio Ponderado.

El requisito básico es que su tarifa de la luz se enmarque dentro del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Actualmente, la cifra de adscritos al bono social de luz en España ronda los 2'5 millones de personas.

¿Cuál es el descuento del bono social?

El descuento del bono social implica una aplicación del 25 o el 40% en función del tipo de consumidor que sea. Esta reducción se aplica tanto en el término de consumo como en el término de potencia. Se aplica sobre el precio del PVPC que marca el Gobierno a través del mercado mayorista.

Según las tarifas vigentes, una vez aplicado el descuento del bono social, el importe a pagar en cada uno de los términos de la factura sería el siguiente:

Concepto PVPC Bono Social (consumidor vulnerable) Bono Social (consumidor vulnerable severo)
Término de potencia  €/año 108.704775 €/año 86.963820 €/año
Término de consumo  €/kWh 0.0969375 €/kWh 0.07755 €/kWh

Como se puede comprobar, el ahorro en la factura de la luz es considerable.

¿Por qué sólo las Comercializadoras de Referencia pueden ofrecer el bono social?

El bono social sólo puede aplicarse a las tarifas PVPC en las que el Gobierno marca el precio de la luz. Las Comercializadoras de Referencia son las empresas que tienen su aprobación para trabajar con estas tarifas, ya que deben cumplir una serie de requisitos.

Para contratar el bono social es necesario contactar con una Comercializadora de Referencia.

Si ya tienes contratada una tarifa PVPC, sólo deberás ponerte en contacto con tu Comercializadora de Referencia. Ella te dirá qué documentación debes facilitarle y realizará el resto de trámites.

Si aún no tienes una tarifa PVPC pero cumples los requisitos del bono social y te compensa beneficiarte de él, entonces tendrás que contratar tu nueva tarifa PVPC e indicar que quieres solicitarlo.

¿Existe el bono social en gas?

A día de hoy, el bono social del gas aún no está regulado como tal. Si bien la idea original contemplaba la inclusión de este mecanismo dentro de las posibilidades de todos los consumidores energéticos, la falta de regulación ha impedido aplicar esta subvención a los clientes que lo pudieran necesitar.

El suministro de gas natural no está considerado como un servicio básico por el Gobierno español, ya que cuenta con otras alternativas como la electricidad u otros gases como el butano. De hecho, el sector del gas butano ha mostrado en diversas ocasiones su apoyo al bono social del gas a cambio de la liberalización de las bombonas.

Aún así, el Gobierno estatal y los organismos autonómicos y municipales son conscientes de que para muchas familias afrontar el pago de las facturas del gas natural es complicado. Por esta razón, se han firmado acuerdos por el compromiso de no cortar los suministros de luz y gas de quienes están considerados como usuarios vulnerables. De esta forma, pretenden facilitar el pago de las facturas pendientes.

¿Quién puede solicitar el bono social?

Tras la modificación de la normativa en octubre de 2017, el bono social puede ser solicitado por familias numerosas y por pensionistas cuyos únicos ingresos percibidos sea la pensión mínima vigente. Además de esto, podrá ser solicitado por nuevas categorías familiares en base a la renta tomando como referencia el IPREM de 14 pagas, que es el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. Así, para el grupo de los consumidores vulnerables:

  • Si es una familia sin menores a cargo, el umbral de ingresos para acceder al bono social será 1,5 veces el IPREM (798,77 € al mes).
  • Si tiene un hijo a cargo, será 1067,20 €.
  • Con dos hijos menores, 1331,28 €.
  • Además, estos umbrales se incrementarán en 0,5 veces el IPREM si en la unidad familiar hay víctimas de violencia de género, de terrorismo o algún miembro con una discapacidad superior al 33%.

La ley contempla un segundo grupo, los consumidores vulnerables severos. En esta categoría se encuentran los hogares con rentas inferiores al 50% de los umbrales establecidos para los consumidores vulnerables mencionados anteriormente. Su descuento será del 40% de su factura.

Dentro de este grupo también están los consumidores en riesgo de exclusión social, que son aquellos consumidores vulnerables severos que están siendo atendidos por los servicios sociales de sus respectivas comunidades autónomas. A estos consumidores no se les podrá cortar el suministro eléctrico, haciéndose cargo del 50% del coste de su factura la administración local o autonómica correspondiente.

Solicitar bono social

Para solicitar el bono social, el cliente debe ponerse en contacto con la comercializadora de referencia de luz y aportar la siguiente documentación:

  • Formulario del bono social cumplimentado y firmado por toda la unidad familiar.
  • Fotocopia del DNI o NIE del titular del contrato y de todos los miembros de la unidad familiar que sean mayores de 14 años.
  • Fotocopia del libro de familia.
  • Certificado de empadronamiento individual de cada uno de los integrantes de la unidad familiar.
  • Fotocopia del título de familia numerosa en vigor, si procede.
  • Certificado de la Seguridad Social que acredite que todos los miembros de la unidad familiar con ingresos perciben la pensión mínima por jubilación o por invalidez permanente, solo en caso de pensionistas.
  • Certificado de los Servicios Sociales que acredite ser víctima de violencia de género, terrorismo o tener discapacidad igual o superior al 33%.

En un plazo aproximado de 30 días, la compañía le confirmará su aceptación o denegación de la solicitud por el mismo medio por el que envió dicha solicitud.

¿Por qué Holaluz cobra el bono social a sus clientes?

La implantación del bono social por parte del Gobierno implica que las Comercializadoras de Referencia hagan el descuento del 25% sobre la factura de quienes estén adscritos a este programa subvencionado. No obstante, existe un vacío normativo en cuanto a quién debe sufragar el coste de esta diferencia entre el precio de la energía y el precio que pagan los consumidores.

La idea del Gobierno es que el bono social sea costeado por las propias compañías, pero en vista de que aún ni el Gobierno ni la CNMC han dictado una resolución sobre quién debe pagar el bono social, la compañía Holaluz ha decidido cobrar el bono social a sus clientes, dividiendo un importe de 6€ anuales a sus clientes ordinarios para cubrir esta diferencia.

Este coste se ha sumado a las facturas de la luz del mes de julio de todos los clientes que llevan desde enero con la compañía. En concreto se añadieron 3'50€ al importe total. Su plan es facturar 0'50€ más en cada factura hasta finales de año.

Holaluz ha explicado que tiene el respaldo de la CNMC para realizar esta operación. Y que, como las instituciones competentes aún no les han concretado cuál es la cantidad a pagar por la diferencia, han hecho la estimación de los 6€ por cliente para cubrir su previsión. Según la compañía, cuando este importe se haga público se procederá a una regularización en la que o bien se devolverá lo que sobre o se facturará el resto.

Por su parte, la OCU no se muestra en contra de que las comercializadoras eléctricas incluyan este sobrecoste en un aumento de las tarifas de la luz, pero recuerda a Holaluz que esta modificación debe hacerse dentro de los términos propios de cada contrato, y no como costes añadidos sin previo aviso en las facturas.

¿Hay que dar de baja el bono social?

El bono social debe ser revisado por parte de las comercializadoras para comprobar que se aplica correctamente y que el consumidor cumple todos los requisitos. En el caso de las familias numerosas, éstas deben renovar el bono social justo antes de que caduque el carnet que acredita su condición.

Sin embargo, si las condiciones económicas del cliente cambian (por ejemplo, que algún miembro de la familia encuentre trabajo), entonces es él quien debe comunicar a la comercializadora que ya no cumple los requisitos y dar de baja el bono social. En caso de que no lo haga, será penalizado con un 10% adicional en el precio de la luz sobre la tarifa PVPC aplicada.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar