Luz y gas para pymes: mejores tarifas y potencia según actividad

Descubre cuánta electricidad se consume en una empresa, qué potencia se necesita, cómo es su instalación eléctrica y qué tarifas de luz y gas natural contratar en función de la actividad económica que desempeña.


Imagen de cabecera tarifas de luz y gas para empresas

¿Cuánto paga una pyme por el consumo de luz?

El consumo eléctrico de una pyme, pequeña o mediana empresa, depende de una serie de factores que tienen que ver directamente con la actividad económica que desarrolla. Entre estos factores se encuentran:

  • Número de trabajadores
  • Dimensiones de la empresa
  • Número de electrodomésticos
  • Maquinaria: tipo y cantidad
  • Uso de electrodomésticos

Con la amplia variedad de pymes y actividades económicas que pueden desarrollar, es imposible hablar de un consumo eléctrico concreto. Cada negocio realizará un consumo de luz acorde a su actividad y necesidades.

Un estudio de Accenture indica que en torno al 50% de las pymes dedica más del 10% de sus ingresos anuales a pagar sus facturas de electricidad.

Conocer el consumo eléctrico de tu negocio es muy importante, ya que sabiendo las horas en las que se concentra una mayor actividad, se hará más factible el hecho de poder ahorrar en la factura de luz de tu empresa.

Para tener un conocimiento más exhaustivo del consumo eléctrico que se lleva a cabo de manera anual, es aconsejable realizar un inventario con la totalidad de aparatos eléctricos con los que cuenta la empresa y la energía que consume cada uno de ellos.

¿Qué potencia eléctrica necesita una pyme?

En función de los factores señalados anteriormente, la empresa necesitará una potencia contratada concreta. El número de kilovatios (kW) contratado permite al cliente hacer uso de sus aparatos eléctricos sin que haya riesgo de corte de suministro eléctrico por un exceso de potencia demandada.

Para determinar la potencia necesaria, se debe tener en cuenta, además de los factores ya expuestos, el denominado porcentaje de simultaneidad. Este hace referencia al espacio de tiempo en el que los electrodomésticos o equipos eléctricos están funcionando al mismo tiempo.

El porcentaje o factor de simultaneidad se calcula dividiendo la potencia máxima que puede soportar la instalación (aparece en el Boletín Eléctrico) entre la suma de las potencias de todos los aparatos que funcionen con electricidad.

El resultado deberá modificarse en función del uso habitual que la empresa realice, es decir, si hay dos aparatos que nunca coinciden al mismo tiempo, se debe restar la potencia de uno de ellos. Por ello, lo mejor es calcular el porcentaje de simultaneidad en un día normal de trabajo.

Como no todas las pymes o empresas van a demandar la misma potencia contratada, aquí podemos encontrar una clasificación a pequeña escala:

Potencia eléctrica para pymes
Tipo de negocio Potencia eléctrica
Pequeña tienda de alimentación 5 kW
Peluquería 5 kW
Cafetería 10-15 kW
Restaurante Más de 15 kW
Academia o centro de formación 5 kW

Determinar el número de kilovatios necesario es realmente importante, ya que si se contrata una potencia superior a la necesaria, el cliente abonará un importe superior en su factura de luz. Sin embargo, si la potencia contratada no llega a ser suficiente, se pueden sufrir continuos cortes de luz o penalizaciones económicas por sobrepasar la potencia contratada.

¿Qué tarifa de luz contratar en una pyme?

Como se ha señalado anteriormente, cada egocio tiene unas necesidades o hábitos de consumo diferentes, por ello, en el mercado energético se ofrece un amplio abanico de tarifas de luz para pymes con diversos precios y condiciones.

En función de la potencia que se tenga contratada, el cliente puede encontrar ofertas con tarifas de acceso 2.0, 2.1 o 3., entre otras.

Tarifas con precio estable

Las tarifas con precio estable para empresas se caracterizan por ofrecer un precio de la energía que permanecerá fijo las 24 horas del día durante 12 meses. Así, el consumo eléctrico siempre tendrá el mismo precio, independientemente de cuándo se consuma la electricidad.

Tarifas con precio estable para pymes
Tarifa Consumo Potencia
Tempo 24 horas
Endesa
0.1509 €/kWh 0.1241 €/kW día
Plan Oro
Repsol
0.1299 €/kWh 0.1286 €/kW día

Precios sin impuestos. Descuentos aplicados.

Condiciones Tarifas con precio estable para pymes

  • Tarifa 2.0DHA de Endesa
  • Potencia igual o inferior a 10 kW
  • Con permanencia
  • Tarifa 2.1A de Repsol
  • Potencia entre 10 y 15 kW
  • Con permanencia

Tarifas con discriminación horaria

Las tarifas con discriminación horaria están disponibles para todo tipo de empresas. Con ellas, la jornada se puede dividir en dos o en tres periodos (punta, valle y supervalle) y el precio de la electricidad será más económico en las denominadas horas valle y supervalle, que se corresponden con las horas nocturnas y primeras horas de la mañana.

Precio Tempo Open Plana de Endesa
Tarifa Consumo Potencia
Tempo Open Plana
Endesa
0.0962 €/kWh 0.1146 €/kW día
0.0688 €/kW día
0.0458 €/kW día

Precios sin IVA y con descuentos aplicados.

Condiciones Tarifa con discriminación horaria para pymes

  • Tarifa 3.0A
  • Potencia superior a 15 kW
  • 15% dto. término de consumo
  • Con permanencia

Tarifas con precio indexado

Las ofertas con precio indexado pueden suponer un importante ahorro en la factura de luz de una empresa, y es que el precio al que el cliente paga la electricidad es el mismo que al que se vende la energía en el mercado. Eso sí, además del consumo, el cliente abonará una cuota mensual fijada por la compañía.

Tarifas con precio indexado para pymes
Tarifa Consumo Potencia
Tarifa Verde
OVO Energy
Precio de mercado 0.1039 €/kW día
Tarifa Indexada
Gesternova
Precio de mercado 0.1115 €/kW día

Precios sin IVA y con descuentos aplicados.

Condiciones Tarifas con precio indexado para pymes

  • Tarifa 2.1DHA
  • Disponible para potencias contratadas de entre 10 y 15 kW
  • Energía 100% verde
  • Cuota mensual: 3.50 €
  • Tarifa 2.0DHA
  • Disponible para potencias contratadas de hasta 10 kW
  • Cuota mensual: 0.01 € por cada kWh consumido
  • Duración del contrato: 12 meses
  • Sin permanencia
  • Renovación anual automática
  • Energía 100% verde

Contratar la tarifa adecuada puede suponer un importante ahorro para el usuario. Por este motivo, encontrar la oferta que mejor se adapte a las necesidades y actividad de la empresa es todo un reto.

¿Cómo dar de alta la luz en una pyme?

Dar de alta la luz en una pyme es una gestión sencilla que se puede realizar contactando directamente con la comercializadora con la que se desea contratar el suministro eléctrico, una vez elegida previamente la mejor tarifa para la empresa.

La comercializadora, que seguirá el mismo proceso que si se tratara de un alta en una vivienda, solicitará al cliente una serie de datos que debe aportar de manera obligatoria para poder disfrutar de este suministro.

Documentación para el alta de luz en una empresa

  • Datos personales del representante o propietario: nombre completo, DNI y cargo que ostenta (en el caso de que sea un representante)
  • Datos de la empresa: denominación social, actividad económica y CIF (es necesario aportar una fotocopia del CIF)
  • Código CNAE
  • Datos bancarios
  • Potencia eléctrica
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS)
  • Boletín Eléctrico

Una vez aportada la documentación requerida, la compañía solicitará el alta a la distribuidora eléctrica correspondiente y en un plazo de 5 a 7 días hábiles -si la información entregada es la correcta- la pyme contará con electricidad.

En el caso de que la empresa no cuente con la instalación eléctrica correspondiente, el propietario o representante de la misma deberá contactar en primer lugar con la distribuidora de luz que le corresponda y solicitar la instalación necesaria. Una vez que cuente con ella, podrá ponerse en contacto con la compañía que desee y solicitar el alta de luz.

¿Qué es el código CNAE?

La Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) cuenta con un listado numérico en el que organiza las pequeñas, medianas y grandes empresas españolas en función de la actividad económica que desarrollan.

Así, cada empresa cuenta con un código compuesto por cuatro dígitos que tendrá que aportar en distintos trámites. En este caso, tendrá que aportarlo a la hora de solicitar el alta de luz.

Instalación de luz de una pyme

La instalación eléctrica de una pyme no tiene por qué diferir de la instalación de una vivienda. Todo dependerá del uso del suministro de luz y de la potencia contratada.

Existen negocios con potencias contratadas inferiores a 10 o 15 kW similares a las de viviendas debido a que la actividad económica no requiere mayor equipamiento.

Sin embargo, las pymes que tienen una potencia superior a 15 kilovatios (kW) si cuentan con una instalación diferente, y es que en vez de disponer de contador eléctrico, tienen un maxímetro. Se trata de un aparato de medida que es capaz de medir tanto el consumo por horas como la potencia demandada.

El maxímetro cuenta con sus propias normas de facturación y son:

  1. En el caso de que la potencia demandada sea un 85% inferior a la contratada, la comercializadora facturará el 85% en el recibo de luz.
  2. Si la potencia demandada es de entre el 85 y el 105% de la contratada, la comercializadora facturará el 100% de la contratada. Sin suplementos por sobrepasar la contratada.
  3. Sin embargo, si la potencia demandada supera al 105% de la contratada, el usuario deberá abonar la potencia consumida más una penalización, que será el doble de la diferencia entre la demandada y el 105% de la contratada.
Imagen facturación de un maxímetro

¿Qué consumo de gas natural realiza una pyme?

Además de electricidad, muchas empresas también disponen de gas natural. El consumo de este suministro puede ser superior al de una vivienda, por lo que en función de este dato, el cliente deberá contratar una de las siguientes tarifas de acceso:

Tarifas de gas natural para pymes
Tarifa Consumo
3.1 Inferior a 5.000kWh/año
3.2 Entre 5.000 y 50.000kWh/año
3.3 Entre 50.000 y 100.000kWh/año
3.4 Superior a 100.000kWh/año

Las tarifas 3.1 y 3.2 están destinadas a viviendas donde el uso del suministro de gas natural se centra en agua caliente sanitaria, cocina y calefacción. En este grupo, también entrarían aquellos pequeños negocios donde el uso del gas no es muy elevado. Por ejemplo, una tienda de ropa, una panadería, una cafetería o una peluquería.

Por su parte, las tarifas 3.3 y 3.4 están pensadas para puntos de suministro con un consumo anual superior, propio de grandes empresas e industrias.

Las tarifas de gas natural para empresas que se ofrecen actualmente en el mercado energético se caracterizan por ofrecer un precio que va cambiando a lo largo del año y en función del consumo realizado con anterioridad.

Actualizado a
91 903 48 26
Te llamamos