Selectra Atención al Cliente

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. ¡Así de fácil!

 

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

¿Cuánto cuesta la luz al mes?

Cabecera cuánto se paga de luz al mes

Para conocer cuánto se paga de luz al mes es muy importante llevar a cabo una estimación de consumo de tu vivienda, así como entender cómo se calcula la factura de la luz. Descubre en este artículo cómo se compone tu consumo eléctrico, cuál es gasto medio en España y dónde consultar tu consumo.


¿Cuántos kWh se consumen al mes? Estimación de consumo

Son muchos los factores que influyen en el consumo mensual de luz de una vivienda y gracias al informe “Consumos del Sector Residencial en España”, publicado por IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), podemos conocer en detalle cuánta energía se consume en nuestro país y de qué forma.

El consumo medio anual de electricidad por hogar es de 3.487 kWh, lo que implica un consumo medio mensual de 291 kWh por cada vivienda. La potencia media contrata se sitúa entre 3,45 y 4,6 kW.

Las viviendas unifamiliares tienen un consumo estimado de 3.754 kWh frente a los 3.373 kWh de los pisos, lo que representa una diferencia de consumo considerable. Además, hay que destacar que en las zonas más frías del territorio español el consumo de luz es mayor en relación a las zonas más cálidas.

El gasto de luz al mes de una vivienda se conforma a través del gasto que producen los siguientes elementos:

 Calefacción: ¿calefactamos nuestra vivienda con sistemas eléctrico o con gas natural?

 Electrodomésticos: además del consumo en funcionamiento, debemos prestar atención a los kWh de luz demandados en modo standby (modo reposo) .

 Cocina: la mayoría de viviendas cuenta con cocina eléctrica (63%), donde predomina el uso de la vitrocerámica sobre la inducción. La vitrocerámica tiene un gasto de luz muy superior a la inducción.

 Iluminación: en función del tipo de bombilla equipada, el gasto de luz será superior o inferior.

 Refrigeración: ¿contamos con equipos de refrigeración, tipo aire acondicionado o bomba de calor?

 Agua caliente sanitaria: ¿cómo calentamos el agua? ¿Contamos con equipos eléctricos tipo termo?

Tal y cómo se puede extraer del informe del IDAE, el consumo anual de cada uno de los elementos que componen el gasto eléctrico de un hogar quedaría repartido de la siguiente manera:

Tal y cómo se extrae del informe de IDAE, el consumo eléctrico de una vivienda en España queda repartido como se recoge en la siguiente. Es importante destacar que estos porcentajes variarán significativamente en función del tipo de equipamiento instalado (calefacción de gas o eléctrica, caldera convencional o termo, vitrocerámica o gas, etc).

Estructura del consumo eléctrico en una vivienda
Equipo % Consumo
Calefacción 7,4%
Agua caliente sanitaria 7,5%
Cocina 9,3%
Refrigeración 2,3%
Iluminación 11,7%
Electrodomésticos 55,2%
Standby 6,6%

El consumo energético de una vivienda varía significativamente en función del tipo de sistema utilizado para calentar la vivienda o hacer uso del agua caliente sanitaria (gas o electricidad). Para realizar una estimación de consumo lo más aproximada posible, vamos a valernos de la calculadora de consumo energético de Selecta:

 Estimación con calefacción de gas natural

Piso de 104 m² en el que conviven 3 miembros que pasan en la vivienda las noches y fines de semana. Tanto la calefacción como el agua caliente sanitaria del hogar utilizan gas natural y la cocina utiliza vitrocerámica. En cuanto al equipamiento, la vivienda cuenta con un horno, una televisión, una lavadora, un lavavajillas, una nevera, dos aires acondicionados, una televisión y un ordenador. La potencia contratada es de 3.45 kW.

Para este caso, según el estimador de Selectra, el consumo eléctrico es de 5.296 kWh/año.


 Estimación con calefacción por bomba de calor

Piso de 104 m² en el que conviven 3 miembros que pasan en la vivienda las noches y fines de semana. La calefacción es eléctrica y utiliza bomba de calor, el agua caliente sanitaria usa gas natural y la cocina vitrocerámica. En cuanto al equipamiento, la vivienda cuenta con un horno, una televisión, una lavadora, un lavavajillas, una nevera, dos aires acondicionados, una televisión y un ordenador. La potencia contratada es de 3.45 kW.

En este segundo caso, según el estimador de Selectra, el consumo eléctrico es de 7.203 kWh/año.


A partir del equipamiento y consumo eléctrico que tenga nuestra vivienda, podemos ajustar en mayor detalle la potencia contratada que necesita nuestra casa, contratando los kW que realmente precisemos. Consulta aquí dónde como puedes comprobar tu curva de consumo.

A continuación, desglosamos el consumo de luz realizado por los electrodomésticos según el equipamiento instalado:

Consumo eléctrico de los electrodomésticos según el IDAE
Electrodomésticos Consumo kWh
Frigoríficos 22,4% 662
Congeladores 19,1% 563
Lavadoras 8,6% 255
Lavavajillas 8,3% 246
Secadoras 8,6% 255
Horno 7,8% 231
TV 8,9% 263
Ordenadores 5,8% 172
Standby 7,8% 231
Resto 2,6% 76

Si queremos observar cómo se distribuye el consumo de luz en nuestra vivienda durante un periodo de tiempo es importante tener en cuenta la curva de carga . Todos los consumidores que lo deseen pueden consultar la curva de carga de su vivienda a través del área de clientes de su comercializadora o de su distribuidora.

La curva de carga es la representación gráfica del consumo eléctrico realizado durante un periodo de tiempo.

Consultando la curva de carga, los consumidores pueden observar a qué horas y qué días demandan más electricidad y cuándo se producen los picos de consumo. De esta manera, el usuario puede programar y gestionar su consumo eléctrico moviendo su demanda de luz a otras horas del día en los que el kWh sea más barato y, así, optimizar su consumo.

En este sentido, optar por una tarifa con discriminación horaria puede ayudar a ciertos usuarios a planificar mejor su consumo y ahorrar en su factura.

La discriminación horaria en dos periodos distingue dos franjas de facturación distintas con un precio del kWh fijo para cada una. En las horas nocturnas el precio de la luz es considerablemente inferior.

Discriminación horaria en dos periodos

Horario de verano

  • Horas valle: 23:00 hasta las 13:00
  • Horas punta: 13:00 hasta las 23:00

Horario de invierno

  • Horas valle: 22:00 hasta las 12:00
  • Horas punta: 12:00 hasta las 22:00

Por tanto, optar por una tarifa con discriminación horaria puede ser una alternativa interesante para usuarios con picos de consumo o mayor demanda eléctrica durante las horas valle, o bien, tienen la capacidad de mover su consumo a estas horas.

Centrándonos en el consumo medio de los electrodomésticos, podemos comprobar como en la curva de carga del lavavajillas las horas de demanda eléctrica más alta son las vinculadas a la hora de comer y cenar.

Curva de consumo eléctrico lavavajillas

Si observamos la curva de carga del modo standby de los electrodomésticos, llama la atención el alto porcentaje de consumo que se pierde. Tratar de reducir el número de equipos en standby conllevará un ahorro importante en la factura de la luz.

Curva de consumo eléctrico standby

¿Cómo calculo mi factura de la luz?

Una vez sabemos cuál es nuestro consumo mensual y que potencia contratada tenemos, según la tarifa que tengamos contratada es posible conocer cuánto cuesta la luz de nuestro hogar.

Para calcular tu factura de la luz y saber cuánto tienes que pagar por ella, vamos a explicar en detalle de qué elementos se compone el recibo y a ejemplificar su cálculo a través de la tarifa One Luz de Endesa.

  • Endesa One Luz
  • Término de potencia: 0,1143 €/kW día
  • Término de consumo: 0,1199 €/kWh

Para el cálculo de la factura vamos a utilizar los siguientes datos:

  • Consumo mensual: 420 kWh
  • Potencia contratada: 4,6 kW

Todas las facturas de luz se componen de los siguientes elementos:

 Potencia facturada: cuantía fija que el usuario debe pagar cada mes en función de los kW contratados, independientemente de que haya consumido o no electricidad. La potencia contratada es lo que nos permite usar más o menos equipos al mismo tiempo. A mayor equipamiento, mayor potencia necesaria.

Potencia facturada = kW contratados * término de potencia * periodo de facturación

3,45 kW x 0,1143 €/kW día x 30 días = 11,83 €

 Energía facturada: el usuario debe pagar en función del volumen de kWh que haya consumido a lo largo del mes. Cuánto mayor sea el consumo que se ha realizado durante el periodo de facturación, mayor será la cuantía a pagar en este término.

Energía facturada = kWh consumidos * término de energía

420 kWh x 0,1199 €/kWh = 50,36 €

 Impuesto sobre la Electricidad (IEE): se aplica sobre la suma del término de potencia y término de energía. Grava con un 5,113%.

IEE = 5.113% x (potencia facturada + energía facturada)

0.05113 x (11,83 € + 50,36 €) = 3,18 €

 Alquiler del contador: si no es propiedad del usuario, el alquiler del contador son 0,026667 €/día .

 Impuesto sobre el valor añadido (IVA): grava con un 21% al total de la cuantía de la factura.

IVA = 0,21 x (11,83 € + 50,36 € + 3,18 € + 0,80€) = 13,90 €

Total a pagar = 11,83 € + 50,36 € + 3,18 € + 0,80€ + 13,90 € = 80,07 €

Estudio de potencia y consumo ¡sin compromiso!

Estudiamos tu potencia contratada y las características particulares de tu consumo para ayudarte a contratar la mejor tarifa de luz para tu vivienda o local.

En función de la tarifa que tengas contratada el precio de tu factura variará considerablemente. Con la tarifa de mercado regulado, Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), el precio cambia día a día, por lo que es algo más complejo realizar la estimación. El precio medio mensual del kWh con PVPC en 2019 fue de 0,1105 €.

En las tarifas de luz del mercado libre el precio es fijado por cada comercializadora que aplica sus propios descuentos, promociones y condiciones. Al conocer el precio de antemano, es más sencillo llevar a cabo una estimación real.

En la tabla que encontramos a continuación están presentes las tarifas estables más baratas de las principales comercializadoras del país.

También puedes consultar cuáles son las tarifas más baratas del mercado en nuestro artículo “¿Cuál es la mejor tarifa de luz en 2020?”.

Tarifas estables mercado libre
Tarifa Precio
One Luz
Endesa
P: 0.1124 €/kW día
E: 0.1199 €/kWh
Máximo Ahorro
EDP
P 0.1144 €/kW día
E: 0.1216 €/kWh
EcoEasy Luz
Naturgy
P 0.1233 €/kW día
E: 0.1060 €/kWh
Tarifa Online
Repsol
P 0.1175 €/kW día
E: 0.1290 €/kWh
Plan Estable
Iberdrola
P 0.1229 €/kW día
E: 0.1146 €/kWh
P = potencia; E = energía

Precios sin IVA, con descuentos incluidos

Cambiar de tarifa eléctrica es una de las opciones más fáciles para ahorrar en la factura de la luz. No obstante, también existen otras medidas que permiten rebajar el importe a pagar y que afectan directamente a la potencia contratada y a la energía consumida de tu recibo.

¿Dónde puedo ver mi consumo de luz?

Todos los usuarios pueden conocer su consumo eléctrico, siempre que quieran, sin necesidad de esperar al final del periodo de facturación. Para ello, los consumidores cuentan con dos vías diferentes:

  • Área de clientes de la comercializadora
  • Área de clientes de la distribuidora

Para acceder al área de clientes de la comercializadora es necesario registrarse primero. Cada compañía requerirá rellenar una serie de datos pero normalmente todas exigen completar los siguientes campos:

  • Nombre y apellidos del titular
  • DNI
  • Número CUPS
  • Email de contacto
  • Teléfono
  • Contraseña de acceso

Desde la oficina virtual de la comercializadora cualquier usuario puede encontrar el consumo que lleva en el actual periodo de facturación, así como conocer el histórico de consumos anteriores.

A través del área de clientes de la distribuidora los consumidores también pueden comprobar el consumo por días, semanas y meses . Para acceder a esta oficina virtual es necesario rellenar una serie de campos:

  • DNI del titular
  • CUPS
  • Email de contacto
  • Teléfono

Además, los usuarios también podrán consultar su consumo final a través de su factura de la luz.

Cada distribuidora tiene asignada una zona de España y en función de dónde se ubique tu vivienda, te corresponderá una distribuidora u otra. Puedes consultar cuál es la tuya a través de la factura de la luz.

Por último, los usuarios puedes ver su consumo mensual en la factura de la luz. El principal inconveniente es que no se puede conocer el consumo en un momento determinado del periodo de facturación, sino que solo se puede conocer el consumo final del mes.

¿Cada cuánto se paga la luz?El periodo de facturación del recibo de la luz puede ser mensual o bimestral, según lo acuerde el cliente con la comercializadora. Normalmente para tarifas a precio fijo la facturación suele ser mensual y para tarifas con discriminación horaria suele ser bimestral.

Actualizado a
91 198 10 07
Te llamamos