Se encuentra usted aquí

Consumo de luz 2017

consumo de electricidad 2017

Es un hecho que en España cada vez consumimos más luz y, junto con el aumento de consumo, también se ha incrementado el precio del kilovatio hora (kWh) de electricidad. Conocer el gasto de los consumidores en luz ayuda a comprender el porqué del importe en el recibo eléctrico a final de mes.


¿Cuánta luz consumimos?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los kilovatios hora (kWh) de electricidad que los españoles consumimos equivalen a más de 900 euros al año. Este importe se abona en los recibos de luz.

Aproximadamente, cada hogar paga unos 48 euros al mes por el consumo de luz. Sin embargo, el importe que abonamos en la factura de la luz dependerá de diversos factores.

Por un lado, de lo que tengamos contratado (la potencia eléctrica, la tarifa de luz, si además tenemos suministro de gas natural...) y, por otro, de las características de la vivienda en sí (su aislamiento, tipo de vivienda, zona geográfica donde esté situada), así como del número de personas que habiten en la vivienda.

bombilla electricidad

Así, el consumo eléctrico medio en España es de 2.345 kWh al año.

En cuanto a las predicciones para el año 2018, el comienzo del año conlleva una subida generalizada de los precios de la electricidad, en concreto en más de un 30% con respecto al año anterior según datos de la Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE). Sin embargo, se prevé un descenso en los precios de la luz a mitad de año, hasta alcanzar los niveles de 2015 y 2016.

Si analizamos el consumo de electricidad de los españoles por ciudades, se observa una gran diferencia en función de dónde vivamos. A continuación se detallan las provincias que más pagan por la luz:

  • Sevilla: los hogares de la capital andaluza pagan de media unos 65 euros al mes.
  • Islas Baleares: en esta ciudad, el consumo eléctrico supone aproximadamente 63 euros al mes.
  • Córdoba: la factura de luz de los cordobeses está en torno a los 60 euros de luz.

Por el contrario, las ciudades que menos pagan por la luz son Cáceres, Soria y Ávila, con una media de 36 euros al mes en su factura eléctrica.

Evolución del consumo eléctrico en España

La evolución del consumo eléctrico en España ha ido variando a lo largo de los años. Debido a la incursión de otras energías como el gas natural, la electricidad se ha ido sustituyendo como fuente de energía frente a otros combustibles más baratos.

Según el balance energético realizado por la Subdirectora de Planificación Energética del Ministerio, Mª Teresa Velasco Rincón, la producción de energía eléctrica ha disminuido en más de un 2%, mientras que la demanda de los consumidores aumentó en un 0,8%.

Esto se debe a que hemos pasado de ser uno de los principales países exportadores a ser más importadores de electricidad de otros países. Así, la evolución del consumo de electricidad en España se muestra en la siguiente gráfica:

 

Los datos reflejados en la comparativa anterior han sido extraídos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) y Red Eléctrica de España (REE). Con respecto al consumo de electricidad en 2017, no ha sido publicado el dato exacto, pero se prevé que el consumo eléctrico ha superado al año anterior.

En términos generales, la evolución del consumo en España ha sido al alza en estos últimos años, después de que estuviera en descenso durante seis años casi consecutivos antes de 2015. Ese descenso de consumo está relacionado en parte con los años centrales de la crisis económica.

Así, el repunte en el consumo de luz obedece a un criterio de recuperación económica tras los años principales de recesión, ya que en la actualidad las industrias producen más y en las viviendas se mejora el equipamiento cada vez más.

Por otra parte, se prevé que para el año 2020 se produzca un aumento del consumo de energías renovables tanto en el sector transportes como en la generación de electricidad.

Con respecto a la generación eléctrica en España, a finales de 2016, casi un 40% de la electricidad que se consume en nuestro país procede de energías renovables, frente a otros combustibles como el gas natural o la energía nuclear, que están en torno al 20%.

Sector eléctrico en Europa

El precio del kWh de electricidad en España es uno de los más caros de Europa, a pesar de que el sector eléctrico en Europa es bastante parecido al europeo.

Las condiciones climatológicas y el acceso a los recursos energéticos varían en función de cada zona, y esto influye al precio del kWh de luz.

Además, el incremento del uso del gas natural como fuente alternativa a la electricidad hace que en toda Europa el nivel de consumo de luz haya descendido. El precio del kWh de electricidad en los principales países de la Unión Europea se comparar en la siguiente gráfica:

 

En general, la energía nos supone un esfuerzo económico superior a la media europea, estableciendo más similitud con los últimos países incorporados a la Unión Europea, que aún están por desarrollarse a todos los niveles.

Cómo calcular mi consumo de electricidad

Para medir el consumo eléctrico de una vivienda, debemos tener en cuenta tres variables:

  • Aparatos eléctricos conectados.
  • Potencia contratada.
  • Tiempo de funcionamiento.

Para poder contabilizar los kWh que se consumen en el hogar, se tiene que aplicar una fórmula muy sencilla mediante la cual podemos determinar cuánto se ha gastado.

El consumo de un aparato depende tanto de la potencia eléctrica que necesite para funcionar como del tiempo que se mantiene en funcionamiento el electrodoméstico. De esta manera, la fórmula que determina cuánta energía se consume es:

Potencia eléctrica X Tiempo de utilización = Energía consumida.

Por ejemplo, en el caso de un electrodoméstico común en el hogar como puede ser un microondas, para calcular la electricidad que consume, se deberá multiplicar la potencia eléctrica que necesita para funcionar por el tiempo de uso de este aparato. Cuantas más horas se use el electrodoméstico, más energía consumirá y en consecuencia más dinero habrá que pagar en la factura de la luz.

Para calcular el consumo de electricidad que realizamos en la vivienda, también se puede utilizar un simulador de consumo. Esta aplicación realiza una estimación de los kWh de luz consumidos al año en función de varios factores, tales como los metros cuadrados de la vivienda o los aparatos eléctricos que se suelen utilizar en el hogar. También nos aconseja cuál es la potencia eléctrica que debemos contratar.

Qué potencia contratada necesito

Para calcular la potencia eléctrica que más se ajuste a nuestro consumo, podemos solicitar la ayuda de un técnico autorizado de la comercializadora de luz o de la distribuidora eléctrica, que es la encargada de instalar el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

También podemos calcular la potencia eléctrica con la fórmula del Factor de Simultaneidad. Esta fórmula permite calcular la potencia eléctrica que necesitamos contratar. Para conocer la cantidad de potencia exacta a contratar hay que sumar la potencia de todos los electrodomésticos del hogar y dividir esta cifra entre 3. Esto se debe a que no se suelen conectar todos los aparatos al mismo tiempo.

Tras calcular el Factor de Simultaneidad, obtenemos un resultado, que siempre debe ser mayor que el aparato que más potencia consume de la vivienda.

Factores que afectan al aumento del importe de la factura de luz

El importe total de la factura de la luz se compone de la suma del término de potencia y el término de consumo. Que aumente el importe total a abonar del recibo depende de ambos términos.

La parte fija se conoce como el término de potencia, que depende de la potencia contratada que tenga la vivienda. Este importe se tiene que abonar todos los meses independientemente del consumo de luz que hagamos.

La potencia contratada se mide en kW. Cada comercializadora eléctrica fija el precio que quiera para este término.

El término de potencia se calcula multiplicando la potencia contratada por el precio del kW por los días del ciclo de facturación que comprenda el recibo eléctrico.

La parte variable de la factura eléctrica se conoce como término de energía, y hace referencia al consumo de electricidad que se haya hecho. Depende del precio del kWh de luz y de la cantidad de electricidad consumida.

Para calcular el coste en nuestra factura de la energía consumida debemos multiplicar el precio del kWh por la energía consumida (cantidad de kWh).

En el caso que no hubiese habido consumo durante un periodo de tiempo correspondiente a una factura de luz, el coste debido a este término sería cero. Así, el importe a abonar en la factura de la luz viene determinado por ambos términos.

 

¿Qué aparatos consumen más electricidad en el hogar?

En todos los hogares hay más de un electrodoméstico. En la mayoría de ellos, los consumidores conectan varios aparatos de forma simultánea. Pero, ¿has pensado alguna vez cuál es el que más luz consume?

Aunque depende del modelo de aparato y de la marca, generalmente podemos decir que los electrodomésticos que consumen más electricidad en el hogar son el frigorífico, el congelador y la televisión.

Es importante conocer qué es el Certificado de Eficiencia Energética. Este certificado determina la eficacia de cada electrodoméstico, y cuanta energía necesita para funcionar.

Según la Organización de Consumidores, la OCU, el 20% de la energía que se consume en España es en el hogar familiar. Poco más del 2% de energía consumida lo hacen los aparatos en modo stand by.

Basándonos en el informe del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los aparatos que más electricidad consumen en el hogar son:

Consumo de electrodomésticos
Frigorífico 662 kWh al año
Congelador 563 kWh al año
Televisión 263 kWh al año
Lavadora 255 kWh al año
Secadora 255 kWh al año
Lavavajillas 246 kWh al año

¿Cómo consumir menos electricidad?

Para consumir menos electricidad, debemos empezar modificando nuestros hábitos de consumo en el hogar. Si se hace un uso responsable de los electrodomésticos, se puede hacer un ahorro energético considerable. Algunos de los hábitos más frecuentes son:

  • Poner en funcionamiento la lavadora o el lavavajillas solo cuando estén completamente llenos.
  • Cuando cocinamos, aprovechar el calor residual de la vitrocerámica para terminar de cocinar nuestros alimentos.
  • No dejar la televisión en modo stand by, pues está consumiendo energía.
  • Con respecto a la eficiencia energética, cuanto mejor sea la etiqueta del electrodomésticos, más ahorraremos en la factura. Si la calificación de la etiqueta energética es una A, ahorraremos más luz.
  • Sustituir las bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo o bombillas LED. Cada hogar en España tiene de media alrededor de 30 bombillas instaladas.
  • Revisar que no haya ventanas abiertas por donde pueda escaparse el calor mientras la calefacción está encendida.
ahorrar en electricidad

Adoptar estos hábitos de consumo no solo nos hará ahorrar en la factura de electricidad, sino que además contribuiremos a cuidar el medio ambiente actuando de forma responsable.

Otras medidas para ahorrar en la factura de la luz consumiendo menos electricidad tienen que ver con aspectos que vienen reflejados en el recibo eléctrico:

  • Elegir la tarifa de luz que más se ajuste a nuestras necesidades. En el mercado eléctrico podemos encontrar tanto las tarifas libres o las tarifas reguladas o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Antes de elegir una tarifa de luz se recomienda utilizar un comparador de electricidad que nos oriente sobre qué opción elegir.
  • Reducir la potencia contratada. Al formar parte del término fijo de la factura, el coste por la potencia contratada se debe pagar todos los meses. Bajar la potencia eléctrica implica pagar los derechos de enganche, que son 9.04 euros más IVA. Este importe se abona en la siguiente factura de la luz que se reciba, una vez comunicado el cambio.

Es importante saber que el cambio de potencia contratada sólo puede hacerse una vez al año, por lo que es recomendable hacer el cálculo de potencia eléctrica que necesita tu vivienda antes de llevar a cabo la reducción de potencia eléctrica.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial