Selectra Atención al Cliente

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. ¡Así de fácil!

 

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

¿Cómo calcular la factura de la luz? Conceptos y desglose

Calcula tu factura de luz

La factura de la luz refleja los diferentes conceptos que un usuario debe pagar por el suministro de electricidad durante un periodo de facturación. Te explicamos cómo calcular tu factura eléctrica y cómo se desglosa.


¿Qué conceptos componen mi recibo de luz?

Para entender tu recibo eléctrico es necesario llevar a cabo un desglose de la factura de la luz para conocer los distintos conceptos que la componen. Así, podemos encontrar los siguientes elementos:

 Término de potencia: se trata del precio que el usuario debe pagar por la potencia contratada. Se factura en euros/kilovatio día (€/kW día) y el precio es establecido por la comercializadora. Es un concepto fijo que se abona en todas las facturas, se haya hecho consumo o no.

 Término de consumo: establece el precio de cada kilovatio hora (kWh) consumido y se factura en €/kWh. En el mercado libre son las propias compañías las encargadas de determinar este precio.

Debes tener en cuenta que cuanto mayor sea tu consumo, mayor será el precio a pagar en tu factura. Por este motivo, es importante calcular tu demanda eléctrica y conocer dónde gastas más luz y cómo puedes conseguir ahorrar.

Los peajes de acceso se tratan de un importe que deben pagar todos los consumidores y que tiene como objetivo satisfacer los costes que genera el sistema eléctrico por darles acceso a la red de electricidad. Los peajes se aplican tanto sobre el término de potencia como sobre el término de consumo.

En el mercado regulado es obligatorio desglosar en la factura de luz el precio del término de potencia y del término de consumo, mostrando así el importe que se paga por los peajes de acceso. En el mercado libre no es obligatorio pero son cada vez más las compañías que muestran la cuantía a pagar por dichos peajes. Los peajes de acceso pueden aparecer en la factura como ATR (Acceso de Terceros a la Red).

 Impuesto sobre la electricidad (IEE): regulado por el Gobierno, grava un 5,113% sobre la suma de los términos de potencia y energía.

 Alquiler del contador: si no dispones de un contador en propiedad deberás pagar un precio de 0,026667 €/día por su alquiler a la distribuidora.

 Impuesto sobre el valor añadido (IVA): grava con un 21% al total de la cuantía de la factura.

Comprender en qué consiste cada concepto te puede ayudar a encontrar las mejores ofertas de luz según tu demanda energética. Conoce cuál es la potencia contratada óptima para tu vivienda y que tarifa se ajusta mejor a tus necesidades de consumo con nuestro estudio gratuito de potencia y consumo.

¿Cómo calculo mi recibo de luz?

Para calcular la factura de la luz es importante tener claro los conceptos que componen dicho recibo. Para entender mejor el proceso y comprobar que tu factura de la luz está bien, se va llevar a cabo un ejemplo práctico utilizando la tarifa One Luz de Endesa como referencia y los siguientes datos de consumo:

  • Término de potencia: 0.1124 €/kW día
  • Término de consumo: 0.1199 €/kWh
  • Consumo mensual: 180 kWh
  • Potencia contratada: 3,45 kW

1. Calculamos la potencia facturada. Para ello se debe multiplicar el término de potencia por los kW contratados y por el número de días del periodo de facturación:

Potencia facturada = kW contratados x término de potencia x periodo de facturación

▷ 3.,45kW x 0,1143 €/kW día x 30 días = 11,83 €

2. Calculamos la energía facturada. En este caso, se debe multiplicar el número de kWh que se han consumido en el periodo de facturación por el término de energía:

Energía facturada = kWh consumidos x término de energía

▷ 180 kWh x 0,1199 €/kWh = 21,58 €

3. Tras calcular la potencia y la energía facturada, se tiene que aplicar el Impuesto sobre la Electricidad sobre la suma de ambos conceptos:

IEE = 5.113% x (potencia facturada + energía facturada)

▷ 0.05113 x (11,83 € + 21,58 €) = 1,70 €

4. Alquiler del contador de luz:

▷ 0,026667 €/día x 30 días = 0,80 €

5. Calculamos el IVA:

▷ 0,21 x (11,83 € + 21,58 € + 1,70 € + 0,80 €) = 7,54 €

6. Coste de la factura:

▷ 11,83 € + 21,58 € + 1,70 € + 0,80 € + 7,54 € = 43,45 €

¿Cómo leer la factura de luz?

Entender el recibo de luz puede ser una tarea complicada, por este motivo, en este apartado se va a explicar cómo interpretar una factura de luz, qué datos puedes encontrar y dónde localizarlos.

No todas las facturas son iguales pero todas las comercializadoras emiten sus facturas estructuradas de manera similar. A continuación identificamos las partes que deben incorporar todas las facturas de luz:

Secciones de una factura de luz

Se encuentra al principio de la factura y esta sección incluye información relacionada con los datos del titular del contrato y del punto del suministro, además de datos acerca del recibo de luz

  • Nombre del titular: persona responsable del contrato de luz
  • Dirección del punto de suministro: dirección donde se encuentra el domicilio
  • Periodo de facturación: el recibo de luz puede tener una facturación mensual o bimestral.
  • Número de contrato: permite a la compañía identificar el contrato de luz

Este apartado hace referencia al importe que el cliente debe abonar incluyendo los impuestos, servicios adicionales y otros conceptos. Se trata del resumen de facturación del periodo comprendido:

  • Cuantía de la potencia facturada
  • Importe a pagar por el consumo realizado
  • Impuesto sobre la electricidad
  • Coste del alquiler del contador u otros equipos de medida
  • Servicios añadidos (por ejemplo, servicios de mantenimiento)
  • IVA
  • En este espacio encontrarás información vinculada con tu consumo eléctrico y gráficas que representan la evolución e histórico de tu consumo durante los últimos 12 meses. Puedes ampliar esta información y obtener los consumos de periodos de tiempo más antiguos accediendo al área de clientes de tu compañía o a través de la oficina virtual de tu distribuidora.
  • Se muestran las últimas lecturas del contador de luz.

Esta sección muestra los datos relacionados con el contrato de luz, indicando los datos técnicos del mismo así como la información de pagos:

  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS): es un código que identifica cada punto de suministro y que es requerido para la mayoría de gestiones con la compañía.
  • Potencia contratada
  • Peaje de acceso: cada vez son más las comercializadoras del mercado libre que determinan en la factura el importe destinado a cubrir los costes de los peajes de acceso.
  • Distribuidora que corresponde al punto de suministro
  • Fecha en la que finaliza el contrato
  • Datos bancarios: número de cuenta donde se domicilian los pagos
  • Fecha de vencimiento de la factura: fecha límite para abonar el pago del recibo

Este punto trata de informar y explicar cada uno de los conceptos que se han pagado en la factura. El objetivo es aclarar al usuario cómo se calcula cada parte que compone su recibo de la luz (término de potencia, término de consumo, impuesto sobre la electricidad, alquiler de equipos e IVA) y qué es lo que está pagando en cada concepto.

Se proporciona un desglose de la producción de electricidad nacional a partir de las diferentes tecnologías para compararlo con la producción de la propia comercializadora.

A continuación, podemos ver un ejemplo de la factura de luz de la compañía Repsol Luz y Gas:

Datos técnicos de la factura de Repsol Facturación de la factura de Repsol

La mayoría de las comercializadoras ponen a disposición del usuario la factura electrónica de luz. Este recibo digital contiene la misma información que el recibo tradicional en formato papel, con la diferencia de que el cliente puede leer la factura de luz de manera fácil y rápida desde cualquier dispositivo electrónico.

¿Cómo se factura la luz? Métodos de pago

Una vez sabes calcular el pago de la luz, es importante destacar los diferentes métodos de pago que existen para abonar la cuantía de tu factura eléctrica, aunque algunas compañías solo permite la domiciliación bancaria:

  • A través de domiciliación bancaria. El cliente facilita sus datos bancarios a la comercializadora correspondiente y ésta se encarga de hacer el cobro de manera automática. Es el método más utilizado.
  • Pagar la factura de luz online. Muchas comercializadoras permiten la opción de pagar online el recibo de la luz a través del área de clientes o de un formulario online.
  • Pagar de manera presencial. Actualmente es el método menos habitual. Todos los clientes que lo prefieran podrán pagar presencialmente en la oficina bancaria correspondiente o en alguna de las sedes de la compañía.
Actualizado a
91 198 10 07
Te llamamos