Cuota fija de Iberdrola: ¿Qué es y cómo se calcula?

Cuota Fija Iberdrola

Con la cuota fija de Iberdrola, los consumidores de luz y gas pueden pagar lo mismo todos los meses por su energía. Activarla es un trámite totalmente gratuito y el cliente puede dar de baja esta opción de pago sin penalización.


Los clientes de Iberdrola que quieren pagar lo mismo cada mes por el gas y la electricidad pueden activar la cuota fija como alternativa de pago. La compañía calcula en base al histórico de consumo del cliente su cuota fija mensual y a final de año la regulariza. Es decir, a final de año abonarán el importe de la energía consumida de más o, en caso contrario, recibirán un reembolso si se les ha cobrado en exceso.

No hay que confundir la cuota fija con una tarifa plana. La cuota fija no es una tarifa como tal, sino una modalidad de pago en la que no existen límites de consumo ni recargos si el cliente los excede.

En función de la tarifa contratada y del histórico de consumo energético de los últimos 12 meses, Iberdrola establece un precio fijo mensual sin sobrecostes.

Cualquier usuario, independientemente de la tarifa que tenga contratada, puede activar de manera gratuita la cuota fija de Iberdrola.

Opiniones de la cuota fija de Iberdrola

Estas son algunas opiniones sobre la cuota fija de Iberdrola que los clientes de la compañía han plasmado a través del comparador de Selectra:

“Estoy muy contenta con esta compañía. Tengo un precio fijo y en enero me lo han bajado”

Rosa María González Selectra

“Llevo varios meses para que me hagan una devolución por regularización de tarifas. No contestan por escrito, nadie se responsabiliza. Un desastre”

F. Javier Worner Selectra

“Bastante disgustado con la trampa de la ‘tarifa plana’ que año a año va creciendo un 61%. Algo hacen muy mal cuando la estimación de un año para otro difiere tanto y el usuario no ha cambiado en ningún momento sus hábitos de consumo”

Anónimo Selectra

“Siempre han sido correctos y me dejan tener la tarifa plana”

Anónimo Selectra

Aspectos positivos de la Cuota Fija

  • Cuota fija mensual
  • El consumidor elige qué día se realiza el cobro de la cuota
  • Activar esta opción no conlleva ningún coste adicional
  • Facturas informativas en las que aparece el importe real del consumo
  • Si Iberdrola le ha facturado de más, a final de año recibe un reembolso por regularización

¿Cómo calcula Iberdrola la cuota fija?

Iberdrola calcula el importe que debe pagar el consumidor cada mes en base a su histórico de consumo y precios contratados. Es decir, la compañía analiza sus hábitos y su perfil y le propone una determinada cuota fija. La cuota fija propuesta por Iberdrola es orientativa, ya que el cliente puede decidir si aumentarla o disminuirla en cualquier momento.

A final de año, Iberdrola realiza una regularización: compara lo facturado y lo pagado por el cliente cada mes y realiza un cómputo global para saber si su saldo es negativo o positivo. A partir de entonces, pueden ocurrir dos cosas:

 El cliente ha consumido menos energía de la facturada:

El consumidor ha pagado de más. En este caso, la compañía no cobrará al cliente la cuota correspondiente al mes número 12 desde su activación y le abonará la diferencia entre lo que ha pagado y lo que realmente ha consumido.

Si no constan lecturas reales de contador en los últimos 80 días, el cliente tendrá que esperar hasta la siguiente regularización para ver compensado el sobrecoste.

 El cliente ha consumido más energía de la facturada:

En este supuesto, el cliente ha pagado menos de lo que debía, por lo que deberá abonar esa diferencia a la comercializadora.

 Si la diferencia entre lo facturado y lo pagado es un 150% mayor que la cuota fija mensual, el cliente pagará esta diferencia o bien de forma fraccionada en las doce mensualidades posteriores, o bien efectuando un pago único.

 Si la diferencia no supera en un 150% la cuota fija mensual, Iberdrola cobra las doce cuotas mensuales más el consumo que el cliente haya excedido.

Iberdrola revisa el consumo del usuario cada seis meses y, si es necesario, adapta la cuota fija para evitar grandes desajustes económicos.

Condiciones de la cuota fija de Iberdrola

Activar la cuota fija de Iberdrola conlleva la aceptación de una serie de condiciones que el consumidor debe conocer con antelación:

  • Duración: mientras la tarifa de luz o gas esté vigente
  • Cuota fija mensual
  • Posibilidad de elegir el día de pago
  • Forma de pago: domiciliación bancaria
  • El titular del contrato debe ser el titular de la cuenta bancaria
  • Las facturas deben estar al corriente de pago
  • Revisión de la cuota fija cada seis meses
  • Regularización a final de año
  • Contratación gratuita
  • No implica permanencia

Existen varios motivos por los que Iberdrola puede cancelar la cuota fija de pago de un cliente. Son los siguientes:

  • La falta de pago de una cuota fija mensual
  • Cambio de titular del contrato
  • Variación de la potencia o tarifa contratada
  • Anulación de la domiciliación bancaria
  • Baja del contrato

¿Cómo activar la cuota fija de Iberdrola?

La activación de la cuota fija de Iberdrola puede realizarse desde el área de clientes o app gratuita de la compañía, a través de teléfono o acudiendo a las oficinas comerciales de Iberdrola. Para ello, solo tienes que tener contratada cualquiera de las tarifas de la comercializadora.

Área de clientes y app gratuita

Una vez dentro de Iberdrola Clientes, el consumidor puede ver todos los contratos que tiene vigentes y activar la cuota fija en aquellos que desee siguiendo estos pasos:

  1. Pinchando en ‘Solicitar Cuota Fija’
  2. Seleccionar el día del mes de pago

Teléfono de Iberdrola

Los clientes también pueden activar la cuota fija llamando al siguiente teléfono gratuito:

Activar la cuota fija por teléfono
Teléfono Número
Cuota fija 900 110 011

Oficinas de Iberdrola

Si lo prefiere, el consumidor puede acudir hasta alguna de las oficinas comerciales de Iberdrola que hay repartidos por todo el país.

Lo mejor es que sea el titular del contrato, debidamente acreditado con su DNI, el que realice el trámite. Si no pudiera, tendría que autorizar a un tercero a solicitar la cuota fija en su nombre.

El cliente puede solicitar la cancelación de la cuota fija en cualquier momento a través de la app o el área de clientes de la compañía. Una vez cancelada, Iberdrola procederá a la regularización de los pagos y el cliente pasará a abonar sus facturas tal y como establecieran las condiciones de su contrato.

Actualizado a

Otras compañías de luz y gas natural