Se encuentra usted aquí

Moving in/out

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Moving in/out

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

¿Por qué sube la luz?

 

El incremento del importe de la factura de la luz es algo que preocupa a todos los consumidores. Pero, ¿por qué está tan cara la electricidad?


¿Qué factores afectan a la subida de la luz?

El importe del recibo de electricidad preocupa a los consumidores. Es conveniente elegir una tarifa de la luz que se ajuste a nuestro consumo real, para no pagar más de lo que realmente necesitamos. Para estimar el consumo en la vivienda, podemos utilizar una aplicación para calcular el consumo eléctrico. Son varios los factores que contribuyen a encarecer el precio de la luz:

Factores medioambientales

Aunque no lo parezca, los factores medioambientales influyen en el importe final de la factura eléctrica. La energía tiene muchas formas de producirse, entre ellas, las energías renovables, que son las más limpias y económicas. Sin embargo, debido al cambio climático, cada vez se produce más electricidad con combustibles fósiles, es decir, gas y carbón, energías más caras que afectan finalmente al recibo de la luz.

Las condiciones climáticas que sufre nuestro país (como la falta de lluvias, los embalses vacíos o la falta de viento) provocan que se produzca menos energía alternativa, como la hidráulica o la eólica. Así, la energía del pool eléctrico se acaba produciendo con dichos combustibles fósiles.

energía nuclear

central nuclear

En el caso de la escasez de viento, este fenómeno no favorece la producción de la energía eólica. De esta forma se produce un encarecimiento del precio de la electricidad, puesto que hay que utilizar otras fuentes de producción. Lo mismo ocurre con la falta de lluvia, que reduce la producción de la energía hidráulica.

Al contrario de las energías renovables como la hidráulica o eólica, que son mucho más verdes y económicas de producir, otras fuentes de energía, como el carbón o el gas, implican un mayor coste y repercuten directamente en el precio de la luz.

Para paliar esta situación, cada vez son más las compañías que ofrecen la posibilidad de contratar energía renovable. Al contratar esta energía, la compañía está obligada a darte el Certificado de Garantía de Origen de la electricidad que consumes, de forma que se asegura al usuario que su consumo es lo más respetuoso con el medio ambiente posible.

Los consumidores que deseen contratar energía verde deben saber que contratar energía renovable no supone ningún tipo de coste adicional ya que no es necesaria una instalación especial.

Factores internacionales

El entorno internacional del resto de países afecta al coste de la energía eléctrica que se produce en nuestro país. Francia ocupa el primer lugar mundial en producción de energía nuclear por número de habitantes. En la actualidad, Francia ha paralizado varias centrales nucleares, que generan alrededor del 80% de su electricidad.

Esto ha hecho que el país galo importe la luz de países como España. Este incremento de demanda hace que los precios tiendan al alza en el mercado mayorista. Por el contrario, en algunos países del mundo su sistema energético es más verde que en España. Algunos de ellos son:

  • Costa Rica: en 2016, este país no alcanzó el 2% de energía producida con combustibles fósiles.
  • Islandia: otro de los países que se sostiene mayoritariamente con energía renovable.
  • Irlanda: es el primer país que prohibirá la inversión en combustibles fósiles antes de 2023.

La subida del precio de la luz afecta más a España que al resto de la Unión Europea debido principalmente a la sequía que desde hace varios años afecta a nuestro país, y que va en aumento.

Demanda de luz

La demanda de electricidad cada vez va a más debido a nuestro consumo, que además se incrementa durante los meses de invierno. Durante varios meses necesitamos encender antes la luz en nuestra vivienda, y además, debido a las olas de frío, en muchas ciudades la calefacción se vuelve imprescindible.

Para hacer frente a esta demanda de consumo eléctrico, las compañías de luz tienen que producir más energía, utilizando medios más caros. Por lo tanto, a mayor frío, más megavatios de electricidad producidos, a mayor coste y con el consiguiente aumento del precio de la luz.

Además, se debe tener en cuenta que la luz es más cara en fin de semana, pues las centrales energéticas concentran la mayoría de su producción de lunes a viernes.

Cómo se fija el precio de la luz

El precio del kWh de energía eléctrica depende del mercado energético donde se comercialice. El precio de la luz se obtiene a través del mercado mayorista, que establece la referencia tanto para que el Gobierno fije el precio de la electricidad (dentro del mercado regulado) como para que las comercializadoras pueda establecer sus propias tarifas (en el mercado liberalizado).

En España por lo tanto, la luz se comercializa dentro del mercado libre o del mercado regulado:

  • Mercado regulado de electricidad: Este mercado ofrece la tarifa del Precio Voluntario del Pequeño Consumidor o PVPC, dónde el importe de la luz se fija por el Gobierno. En el mercado regulado, el precio de la luz fluctúa hora a hora cada día.
  • Mercado libre de luz: en este mercado cada comercializadora establece el precio de la luz que más le convenga.

Cuando nos llega la factura de la luz, debemos saber que lo que nos llega no se limita al importe por kilovatio hora (kWh) que se consume. Además de esto, el precio de la luz viene establecido por otros dos factores. Por un lado el consumidor paga los peajes de acceso, es decir, el transporte y la distribución de la energía, que no varían. El cliente también paga de forma mensual los impuestos que impone el Gobierno, es decir, el IVA y el Impuesto de Electricidad.

Al analizar la factura de la luz, también se observa de manera detallada que, además del término de energía que hace referencia a la cantidad de luz consumida, está establecido el término de potencia de electricidad. De esta manera, el precio de la luz no es lo único que afecta al recibo de electricidad.

El término de potencia es un coste fijo que hace referencia a lo que paga el consumidor por la cantidad de potencia contratada en su vivienda.

¿Sabes cuál es el precio del kWh de electricidad que pagas? Si deseas buscar una tarifa de la luz con un precio del kWh más barato que el que actualmente tienes, llamanos y te ayudamos a encontrarla.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar