Se encuentra usted aquí

Moving in/out

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Moving in/out

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

Certificado de instalación de gas

Certificado de instalación de gas

El certificado de la instalación del gas es el documento que acredita que la instalación cumple con la normativa. ¿Cuándo es necesario y cuál es su precio?

¿Qué es el certificado de instalación de gas?

El certificado de la instalación o boletín de gas es un documento necesario para realizar los trámites relativo al suministro de cualquier gas: gas natural, butano o propano.

También es conocido como modelo IRG-3, que es el que deben rellenar los instaladores.

 

Es el documento oficial que certifica que la instalación se encuentra en perfecto estado para recibir el gas.

 

En el caso de las comunidades de vecinos, se entregará el Certificado de Instalación Receptora Común (IRC) al efectuarse la instalación, y será necesario para dar de alta el gas en cada una de las Instalaciones Receptoras Individuales (IRI) que se deriven del mismo.

¿Cuándo es necesario el certificado de instalación del gas?

El certificado es requerido por la distribuidora de gas natural de la zona o la comercializadora de gas en los siguientes casos:

 
  • Dar de alta el gas natural en una vivienda de nueva construcción.
  • Reactivar el suministro de gas en una vivienda tras haber estado de baja durante 2 años.
  • Realizar cualquier cambio en la instalación o sus elementos, como la caldera, calentadores, etc.
  • Cambiar de tarifa contratada.
  • Solicitar un cambio de comercializadora.

¿Quién emite el certificado del gas natural?

El certificado de instalación lo puede emitir tanto la distribuidora de gas natural como una empresa instaladora habilitada.

En cualquier caso, el técnico que lo realice debe ser un instalador de gas autorizado mediante el certificado RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios), un carné profesional que deberá mostrar al usuario en la visita al inmueble.

El que sea un instalador autorizado lo acredita con los conocimientos teóricos y prácticos necesarios en la industria del gas para realizar la gestión con la mayor seguridad y eficiencia.

Independientemente de quién lo emita, la distribuidora deberá comprobar que se ha realizado correctamente y, en caso de que no cuente con las medidas de seguridad necesarias, podrá paralizar la activación del punto de suministro.

Finalmente, el instalador registrará el certificado de la instalación en la Dirección General de Industria de la comunidad autónoma correspondiente, quien lo sellará, devolviendo dos copias del mismo tanto al instalador como al titular del suministro.

La empresa instaladora de gas tiene la obligación de ofrecer cuatro años de garantía para cualquier deficiencia, tanto por una mala práctica en la instalación como por alguna consecuencia de la misma.

¿Cuánto tardan en emitir el certificado de instalación del gas?

Al realizar la inspección, el instalador y la distribuidora comprueban que la instalación se encuentra conforme a la normativa y que el gas llega correctamente a todos los aparatos necesarios.

Así, se podrá calificar la instalación como:

  1. Favorable: en este caso el plazo estimado para recibir el certificado es de aproximadamente 7 días naturales.
  2. Desfavorable: pudiendo existir dos grados:
    • Anomalía principal: si no pudiera corregirse de forma automática, se interrumpirá el suministro del gas y el titular deberá contratar los servicios de un instalador para solventarlo.
    • Anomalía secundaria: sin cortar el suministro, se da un plazo de 15 días naturales para que un técnico autorizado corrija la irregularidad.

¿Cuánto cuesta un boletín de gas?

Para solicitar el certificado de instalación habrá que pagar:

  • Los gastos de gestión, destinado a la distribuidora y los fija el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a la distribuidora.
  • Los gastos de la inspección técnica, destinado al encargado de realizar la inspección: distribuidora o instalador oficial.

No existe un precio exacto para el certificado, ya que depende tanto del tipo de instalación y las características de la vivienda, como de la empresa instaladora que lo realice.

El precio por emitir un primer certificado suele encontrarse entre los 90 y 150€ para una vivienda, aunque en el caso de una comunidad de vecinos o local comercial puede superar los 200€. En el caso de realizar la revisión de la instalación y emisión de un nuevo certificado, su precio se situará a partir de los 120€.

Aún así, el precio máximo podrá ser fijado por los organismos competentes de las comunidades autónomas.

¿Qué información contiene el certificado del gas?

Cuando se ha finalizado la obra de instalación en el inmueble, el técnico entrega el certificado con los siguientes datos:

  1. Dirección de la instalación.
  2. Datos de la empresa instaladora.
  3. Datos del instalador autorizado.
  4. Declaración que afirma que la instalación se encuentra en buen estado y con capacidad para recibir el suministro de gas, cumpliendo con el RITE.
  5. Datos técnicos de la instalación:
    • Un croquis de la instalación individual.
    • Los elementos conectados a la instalación, como el contador o la caldera.
    • El resultado de las pruebas de seguridad y eficiencia: presión, ausencia de fugas, estanqueidad, etc.

¿Cuándo es necesario realizar la inspección periódica?

Cada 5 años, el suministro de gas se debe someter a una inspección obligatoria del gas, donde se revisará la instalación y se volverá a emitir un nuevo certificado:

 La distribuidora de gas de la zona debe comunicar al titular del suministro, mínimo con tres meses de antelación, que deberá realizar la inspección periódica en la Instalación Receptora Común (IRC) o en la Instalación Receptora Individual (IRI).

 En ese momento, el usuario dispone de 45 días para decidir si prefiere contactar con un instalador autorizado para realizar la inspección, o simplemente hacer el trámite con la distribuidora.

  • Precio de la inspección obligatoria del gas en una vivienda *
  • Gastos de gestión: 15,49€ para todas las inspecciones.
  • Costes de la inspección física:
    • Si lo realiza la distribuidora tiene un precio fijado por la comunidad autónoma, que se sitúa en torno a los 30 y 43€.
    • En caso de realizarlo un instalador, el cliente acordará un precio con la empresa.

* Precio desglosado para una IRI. En el caso de una IRC, el precio es muy variable, ya que depende de la comunidad autónoma, tamaño y condiciones del edificio, así como del número de vecinos que estén conectados a la misma.

Para realizar la inspección obligatoria del gas, es aconsejable solicitar presupuesto a varios instaladores autorizados para elegir el precio más económico.

 

 Si pasados los 45 días el cliente no ha solicitado la inspección con ninguna empresa, la distribuidora se hará cargo, comunicando una fecha para la inspección al menos cinco días antes.

En el mismo comunicado se incluirá un teléfono gratuito para que el titular pueda concretar la hora o modificar la cita fijada.

Independientemente de quién realice la inspección, es obligatorio realizar el pago a través de la próxima factura de la compañía, quien se encargará de enviar el dinero a la empresa correspondiente. Por lo tanto, el técnico no podrá exigir el pago en otro formato.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar