Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Rescindir contrato de electricidad EON

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

¿Qué trámites hay que hacer para rescindir el contrato de electricidad con EON?

Rescindir es sinónimo de baja del contrato. El contrato de suministro lo pueden rescindir cualquiera de las partes contratantes, Empresa comercializadora que lo hace en casos de impago o el consumidor cuando no desea tener en determinado inmueble el suministro de luz.

El trámite en EON se inicia llamando a la empresa manifestando su solicitud de baja, le toman los datos y le envían un formulario para que formalmente conste la solicitud de baja. Es un formulario diferente según se trate de consumidores particulares o empresas. No obstante cualquier consumidor puede remitir por escrito por correo certificado o buro fax la solicitud de baja señalando el número de contrato de suministro y datos del titular del contrato. Lo importante es quedarse con una copia de la solicitud formulada para poderlo acreditar después. No basta pues la simple comunicación verbal.

¿Se pagan penalidades por dar de baja el contrato de electricidad de EON?

Sí, cuando un contrato tiene permanencia con la compañía de electricidad se tiene que abonar una penalización por cambiarse de comercializadora o por dar de baja el suministro de energía. 

¿Es igual de fácil rescindir un contrato de tarifa de último recurso que uno de tarifa libre?

En principio si. Si bien es cierto que la rescisión de los contratos no es algo que promocionen mucho las empresas.

¿En qué situaciones es necesario rescindir un contrato? ¿Al cambiar de comercializadora? ¿ Al cambiar de domicilio?

La rescisión de un contrato no es necesario hacerlo obligadamente al cambiar de domicilio. No hay que olvidar que dar de baja implica realizar después un Alta que es lo más costoso. Es más barato y fácil el cambio de titularidad por lo que en muchas ocasiones se produce un cambio de titularidad entre inquilinos que se suceden. Tampoco el cambio de comercializadora exige que haya una baja previa y una nueva alta. Es más fácil y barato cambiar de comercializadora estando el contrato en alta que sale gratis o en su caso, cambiar de titular y cambiar de comercializadora que las comercializadoras lo hacen seguido. De esta manera además no hay corte de suministro.

Otra cuestión es que existiendo un contrato con determinada permanencia suscrito por alguien que legalmente deja de ocupar la vivienda para la que contrató el suministro. En este caso ese titular debe proceder a la baja para liberar ese contrato al propietario o siguiente inquilino. No obstante desde el punto de vista económico habría que valorar el coste de nueva alta con la tarifa sometida a permanencia pues puede que no sea lo más rentable.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar