Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Rescindir contrato de electricidad

call-tarifasgasluz

Dar de baja nuestro contrato de luz sólo se hace cuando no se vaya a utilizar la electricidad, nunca para cambiar de compañía de luz.

¿Que trámites se realizan para rescindir un contrato de electricidad?

Se llama a la empresa eléctrica suministradora y se le consulta qué medio van a utilizar para dejar constancia de la solicitud de baja. Grabación de voz en unos casos, remisión de fax u otro medio para que quede constancia.

La rescisión o baja de contrato no puede darse por una simple llamada telefónica pues tiene que ser por algún medio donde quede constancia de la solicitud ya que la consecuencia es no solo dejar sin efecto el contrato de suministro con la comercializadora sino el contrato de acceso a la red eléctrica de la distribuidora de la zona. En definitiva, la retirada de contador y quedarse sin luz.

La rescisión de un contrato es dejar el contrato sin efectos por decisión de una de las partes contratantes. Las partes contratantes de un contrato de suministro de electricidad son la empresa comercializadora y el consumidor. La empresa eléctrica solo rescinde un contrato en caso de impago y no haber atendido en varias ocasiones el requerimiento de pago y aviso de corte de suministro. El consumidor rescinde un contrato cuando desea dejar sin suministro eléctrico un inmueble bien porque no se use o por cualquier otra razón que se estime oportuna. La baja implica que cuando se desee de nuevo dar luz a esa vivienda es precisa un alta que es costosa.

¿Hay penalidades a pagar por rescindir el contrato de electricidad?

No, para dar de baja no hay ningún tipo de penalización.

Las penalizaciones son sólo para casos en que existiendo un contrato de permanencia, que en electricidad no es usual, el consumidor quisiera irse a otra comercializadora. Los consumidores tienen derecho a rescindir el contrato con un comercializador sin penalización si ha transcurrido un año o con un máximo del 5% del recargo sobre la energía no suministrada si se rescinde antes del año.

La baja pues se da cuando se desea. Ni siquiera afecta el hecho de tener facturas impagadas en la compañía eléctrica, se admite la baja si bien la empresa utilizará los medios oportunos para el cobro de la deuda pendiente.

Dar de baja la luz con la tarifa de último recurso

La tarifa de último recurso no influye en este caso, será igual que si tenemos otra tarifa de luz contratada.

¿En que ocasiones es necesario rescindir un contrato? ¿Cambio de domicilio o comercializadora?

Necesario en sí no es nunca necesario salvo que se desee dejar el inmueble sin suministro eléctrico por alguna razón en particular. Y ello porque ante supuestos de cambio de domicilio, compraventa, alquiler no es necesario proceder a una baja, basta un simple cambio de titularidad basado en el derecho que nos da la titularidad del uso de la vivienda. El alta es más cara pues tiene los costes de la distribuidora que son tasas fijadas por el Gobierno para el acceso a la red. El cambio de titular no tiene coste solo en algunas ocasiones depositar una fianza que se devuelve al dejar de ser titular

El cambio de comercializadora no tiene coste con lo cual es aconsejable hacerlo con el contrato de suministro en alta.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar