Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cuánto se paga de gas natural al mes?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El gas natural es uno de los suministros más económicos si se compara con otras energías como el gas propano, el gasoil o la electricidad. El usuario puede dar de alta el gas natural con cualquier comercializadora, dado que el mercado está liberalizado, y puede acogerse a la tarifa que decida.

El abastecimiento de gas natural se utiliza mayoritariamente para la calefacción, el agua caliente y la cocina en las viviendas. La factura de gas detallará el consumo efectuado en la misma, pero también el importe que deberá pagar y se estructurará de la siguiente manera:

Todos estos aspectos componen la factura final del cliente, indicándole no solo cuánto consume, sino también cuánto paga por ello.

Consumo de gas natural al mes

El cliente que contrate el gas natural en una vivienda deberá calcular el consumo que podría realizar en la misma. Este aspecto le ayudará a comparar diferentes tarifas de gas y decidir con qué comercializadora se quiere contratar.

El consumo de gas natural variará dependiendo de las características de la vivienda, las personas que habiten en ella y también la utilización que se haga del suministro. A continuación, plantearemos un ejemplo que será orientativo y donde el precio establecido estará basado en la Tarifa de Último Recurso (TUR).

El gráfico que se muestra a continuación, refleja una vivienda con una tarifa de acceso 3.2 de gas natural, donde el suministro se utiliza para el agua caliente y la calefacción en los meses de invierno. Concretamente se trataría de una factura que implicaría un consumo desde diciembre hasta febrero:

 

Sin embargo, el mismo tipo de vivienda variará mucho su consumo en el verano, dado que la calefacción ya no estará encendida y producirá un menor consumo. El siguiente gráfico muestra lo que pagaría el mismo cliente en los meses comprendidos entre agosto y octubre.

 

¿Cuánto se paga de gas natural al año?

El consumidor que ha contratado un suministro de gas natural no pagará el mismo importe todos los meses, puesto que dependerá de la utilización de ese abastecimiento y también las medidas de ahorro llevadas a cabo. Por ello, vamos a efectuar una simulación del precio anual que pagaría un consumidor, pero advertimos que los datos son orientativos.

El ejemplo estará basado en una vivienda que utiliza el gas natural tanto para la calefacción como el agua caliente y dispone de una tarifa de acceso 3.2 de gas dado que consume más de 5.000kWh anuales. El precio tomado como referencia será el de la Tarifa de Último Recurso y el importe a pagar todos los meses será el siguiente:

Meses de facturación Consumo realizado en la vivienda Importe de la factura
Diciembre a febrero 4599 kWh. 
360,84 €
Febrero a abril 3467 kWh.
279,29 €
Abril a junio 1366 kWh. 
128,07 €
Junio a agosto 118 kWh. 
38,01 €
Agosto a octubre 330 kWh
53,29 €
Octubre a diciembre 1631 kWh
147,01 €
Todo el año
11513 kWh
1006,53 €

Como se puede observar en la tabla, el precio es mucho más elevado en los meses de invierno, justo cuando el consumidor tiene conectada la calefacción en su vivienda. Los clientes que tengan una vivienda similar a esta podrán intuir qué tipo de consumo realizarán y cuánto pagarán en total al año.

Ahorrar en el gas natural

Los consumidores siempre tienen que tener en cuenta el consumo que realizan, sobre todo cuando utilizan la calefacción en la vivienda, puesto que es el aspecto que más eleva el importe de las facturas de gas. En estos casos, se recomienda a los usuarios buscar medidas de ahorro, como las que se plantean a continuación:

  • Calcular el consumo mensual o anual que se podría efectuar en el domicilio.
  • El cliente puede comparar distintas tarifas de gas para buscar la más económica en el mercado.
  • Intentar rebajar el consumo a través de medidas de ahorro como son las siguientes:
  • Mantener una temperatura estable en la calefacción.
  • Utilizar el calor residual para terminar de calentar las comidas si se dispone de cocina de gas.
  • No calentar agua innecesariamente.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar