Logo Selectra

Tarifasgasluz

 

Llámanos al 91 198 05 95

(Teléfono fijo sin sobrecoste)

Manipular el contador de gas natural. Trucar el contador de gas natural

Para cambiar su compañía de gas natural ahorrando llame al 91 198 05 95

El objetivo de querer manipular o trucar el contador de gas natural es pagar menos en la factura del suministro de gas. Esta práctica se lleva a cabo en bastantes viviendas pero se trata de una acción ilegal por lo que puede repercutir en graves consecuencias. Estas consecuencias no se tratan solamente en el aspecto económico pero también en la seguridad de la vivienda y del vecindario del cliente. Ya que manipular la instalación de gas natural es una acción mucho más peligrosa que la manipulación del contador de la electricidad. En el caso del contador de gas, no se trata de manipular el contador sino que se manipula los conductos que suministran el gas.

¿Cómo se realiza esta manipulación?

Esta manipulación se hace mediante la implantación de un tubo denominado "codo", cuya función será que el contador deje controlar el consumo que efectúa el cliente. La instalación de este conducto hace que el gas pase directamente desde la acometida situada al exterior de la vivienda hasta el interior de la vivienda sin pasar por el contador.

¿Existen riesgos por la manipulación del contador de gas?

No hay que olvidar que es una práctica ilegal. En el caso que se detecte esta manipulación en la vivienda, el responsable es el titular en cuestión y tendrá que atenerse a las consecuencias. Además, la comercializadora hace revisiones periódicas y mediante estas revisiones puede darse cuenta de la manipulación de la instalación.

Esta acción se considera grave no solo por el hecho de estafar una comercializadora de gas, pero porque la manipulación de la instalación de gas puede provocar fugas y provocar una desgracia en la vivienda del cliente y en las de su vecindario.

¿Existen alternativas a la manipulación del contador de gas?

Sí. Para ello, antes de recurrir a situaciones extremas hay que averiguar si existe alguna comercializadora que ofrece mejores precios u ofertas y así obtener una factura con un importe menor. O llevar a cabo unas medidas de ahorro.