Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Tarifa de último recurso con discriminación horaria

Tarifas de último recurso

La tarifa de último recurso o TUR es una tarifa eléctrica regularizada por el Gobierno. Esta tarifa está destinada para aquellos clientes que tienen en su suministro eléctrico una potencia contratada de menos de 10 KW. Esta tarifa de último recurso se impone automáticamente a aquellos clientes que cumplan los requisitos y que no se hayan decidido cambiarse al mercado libre.

Tarifas con discriminación horaria

Se trata de una tarifa para aquellos consumidores que estén por debajo de los 10 kW. Esta tarifa de discriminación horaria hay que solicitarla a través de la compañía contratada porque, a diferencia de la TUR, esta tarifa se hace mediante la petición del cliente. El cliente después de haber hecho la solicitud a la compañía, tendrá que obtener un contador especial que haga la diferencia de tarifa según las horas.

Además, el cliente debe saber que la característica de la discriminación horaria reside en el cambio de precio según el momento del día ya que está dividido en periodo punta y en periodo valle. El periodo punta es el periodo donde el precio del kWh es más caro. Suele ser el momento del día donde se realiza un mayor uso de electricidad. El periodo valle es donde el coste de la electricidad es más barato.

Existe igualmente una tarifa de discriminación horaria para aquellos clientes que superen 15 kW de potencia contratada. Esta tarifa de discriminación horaria se realiza a través de tres periodos durante el día: valle, punta y llano, siendo el llano el precio intermedio entre el valle y la punta.

Contratar tarifa de último recurso con discriminación horaria

Para aquellos consumidores que contraten una potencia igual o menor a 10 kW existe la posibilidad de beneficiarse de la tarifa de último recurso con discriminación horaria. Se trata de una tarifa que hace una simbiosis de las dos tarifas. El precio está regulado por el Gobierno pero el coste depende del periodo del día que se utilice la electricidad.

La tarifa de último recurso con discriminación horaria se puede contratar de la misma manera que la tarifa de discriminación horaria normal. Por este motivo, se aconseja comparar las diferentes tarifas para que el cliente haga una buena elección que se adapte al consumo de su vivienda.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar