Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Dar de baja contrato suministro

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Dar de baja el suministro de luz es una gestión habitual y muy sencilla, que sólo es recomendable en algunos casos muy concretos. Algunos consumidores con la intención de cambiar su comercializadora o solicitar un cambio de titular, cometen el error al pensar que para este tipo de tramitaciones es necesario cortar el suministro eléctrico.

Es una decisión que no se debe tomar a la ligera puesto que dar de baja la luz implica desembolsar de nuevo el coste por alta de suministro la próxima vez que se quiera volver a dar la luz en la vivienda.

Casos en los que se da de baja el suministro

 Segundas viviendas.  Supuestos en los que el cliente tiene una segunda vivienda, por ejemplo, un apartamento en la playa. En este caso, algunos consumidores piensan que al hacer solo uso de la electricidad durante el periodo vacacional, les sale más rentable dar de baja la luz. Realizar esta tramitación en supuestos de este estilo conllevará un mayor coste, puesto que dar de alta la luz es mucho más caro que pagar el término fijo de la factura durante esos meses.

 Viviendas con fines de alquiler que no están ocupadas. Algunos propietarios que tienen un segundo piso destinado a un alquiler, no encuentran inquilino en el tiempo que tenían previsto y deciden dar de baja el suministro de luz. Tomar esta decisión en tal supuesto, llevará al propietario a pagar mucho más dinero cuando decida dar de alta de nuevo el suministro.

  • Piso en alquiler con contrato de suministro de luz a nombre del propietario con el pago de recibos domiciliado en la cuenta bancaria del inquilino.
  • Piso en alquiler con contrato de suministro de luz a nombre del inquilino.
  • Piso en alquiler con contrato de suministro de luz a nombre del inquilino, quien también se encargó solicitar y desembolsar el coste del alta de la luz. 

 Inquilinos con el contrato de luz a su nombre. A decisión del propietario del inmueble, a veces el contrato de la luz figura a nombre del propietario y otras a nombre del inquilino. Para los casos en los que el inquilino es titular del contrato de la luz, se recomienda no dar de baja el contrato de la vivienda al dejar mudarse a otra nueva. Esto sólo conllevará a que el propietario del inmueble tenga que desembolsar de nuevo la cantidad correspondiente al alta del suministro.

 El titular del contrato no paga los recibos. En este supuesto la tramitación no la decide el dueño sino la comercializadora que tiene contratada por impago de recibos. Los cortes de suministro por impago conllevan a dos situaciones: que la deuda quede adherida al usuario que no pagó los recibos de luz o que la deuda quede asociada al punto de suministro. Cuando la deuda está asociada al punto de suministro es importante informarnos a la hora ocupar una vivienda con dicha deuda. Para ello el nuevo inquilino deberá ponerse en contacto con la distribuidora con el fin de conocer el estado del expediente por impago, si se encuentra cerrado o por el contrario aun en vías de resolución. Recalcar que el nuevo inquilino no podrá dar de alta el suministro hasta que no se haya cerrado el expediente por impago.

¿Quién debe solicitar la baja del suministro?

La petición de baja en el suministro eléctrico debe llevarla a cabo el titular del contrato de la luz. No necesariamente el titular del contrato es el propietario de la vivienda, y puede también no ser el mismo que pagó el alta de la luz en un inicio.

En ocasiones, cuando se trata de un piso de alquiler, el propietario fue la persona que dio de alta el contrato de luz pero podría haberse producido un cambio de titular al alquilar el inmueble. En este caso en el titular del contrato ya no es el propietario sino el inquilino, quien en tales condiciones tiene la posibilidad y el derecho de dar de baja el suministro de luz, aunque no sería lo recomendable.

Procedimiento para dar de baja un suministro

  1. Ponerse en contacto con la comercializadora con la que se tiene contratado el suministro.  En ocasiones la compañía eléctrica tratará de hacerle cambiar de opinión realizándole alguna oferta para evitar perder el contrato.  No todas las comercializadoras siguen el mismo proceso para dar de baja un suministro pero la mayoría lo hacen por vía telefónica o solicitando al cliente la cumplimentación del formulario de baja del suministro eléctrico. En todo momento el consumidor debe contar con una copia de la tramitación que ha realizado como prueba material de ello.
  2. En el caso de pedir la baja de un suministro a través de formulario, el cliente deberá aportar los siguientes datos:
  • Nombre y apellidos del titular del contrato.
  • Número CUPS (Código Universal del Punto de Suministro).  Se trata de una combinación de 20 a 22 números, reflejada en cada una de las facturas que el cliente ha recibido a lo largo del tiempo.
  • Indicar si es un suministro de alta o de media tensión. Este dato también podremos encontrarlo en cualquier factura.
  • Fotocopia del DNI del titular.
  • Enviar toda la documentación a la comercializadora. Para este paso solicitar a la comercializadora la dirección e-mail y el número de fax al que debe ser enviada.

¿Tiene algún coste dar de baja el suministro?

Se trata de una gestión completamente gratuita puesto que el usuario tiene la posibilidad de elegir cuándo dar de baja el contrato del suministro. No obstante, existen casos en los cuales el cliente se encontraba ligado a una permanencia con la distribuidora, aunque no es lo habitual.

Dar de baja el suministro no supone ningún coste y se puede realizar en el momento que se precise.  Sin embargo, recalcar también que en el caso de gestiones como el cambio de titular o cambio de comercializadora, no es necesario solicitar la baja del suministro, puesto que cambiar de comercializadora o de titular es un trámite totalmente gratuito, y dar de nuevo el alta de la luz supone un coste considerable para llevar a cabo estos cambios. 

 

LE AYUDAMOS A DAR DE ALTA LA LUZ EN SU VIVIENDA O LOCAL