Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Cómo comparar las diferentes ofertas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Un comparador de tarifas es una herramienta que nos ayudan a elegir la tarifa que se adapte mejor a nuestro suministro de energía.

¿Qué debemos valorar de un comparador de tarifas eléctricas?

En la descripción de las tarifas eléctricas podemos encontrar muchos datos similares que no van a variar mucho de una compañía a otra o de una tarifa a otra dentro de la misma comercializadora. Hay algunos datos que son más importantes en las descripciones de las tarifas. Los más importantes son:

  • Precio del término de energía o de consumo: Este término se mide en kWh y es el término más importante en nuestra factura, su precio va a depender en gran parte del término de consumo, ya que que es el precio que pagamos por cada kWh consumido.

    - Tarifa de último recurso TUR: En el caso de tener contratada la TUR, el precio del kWh que se pagará será aquel que establezca el Gobierno realice la revisión trimestral correspondiente.

    - Tarifa de mercado libre: En este caso, hay una seguridad de tener el mismo precio durante un periodo determinado que ha de venir en las condiciones de la oferta. Puede ser beneficioso si se produce un aumento de la TUR que haga que nuestra tarifa sea más barata que la regulada. Este tipo de tarifas nos evita depender del precio de mercado durante el periodo de tiempo que dure la tarifa.
  • Precio del término de potencia: Este término se mide en kW y mide la potencia contratada. Este término depende entre otros de los peajes o tarifas de acceso. Primero debemos conocer la cantidad de potencia que necesitamos para cubrir nuestros usos. Una vez conocida, dependiendo de este término pagaremos una cantidad diferente por la misma potencia en una oferta u otra.
  • Servicios adicionales: En algunos casos las ofertas se basan en servicios adicionales gratuitos o a un precio reducido que pueden ser muy interesantes. Generalmente, este tipo de contratos va ligado a un compromiso de permanencia del servicio.
  • Validez de las ofertas o tarifas: La duración de la oferta es un punto importante ya que si es una oferta con una duración definida, una vez acabada podemos llevarnos una sorpresa al haber olvidado buscar otra vez una oferta competitiva.
  • Compromiso de permanencia: Como hemos comentado anteriormente, algunas tarifas llevan asociado una clausula de permanencia. Hay que valorar si la oferta es realmente interesante como para que nos merezca la pena o si estando pendiente y sin compromiso de permanencia con posibilidad de cambiar en cualquier momento a una tarifa mejor que pueda salir.

¿Qué debemos valorar de un comparador de tarifas de gas natural?

En el caso de las tarifas de gas natural es similar, pero no igual, ya que en un suministro de gas natural no tenemos que contratar una determinada cantidad fija como es la potencia contratada para la electricidad, sin embargo se paga un término fijo para tener acceso a la red de distribución. En nuestra factura hay un dato que tiene un protagonismo prácticamente absoluto, es el consumo. Aunque la factura contiene varios términos más, para comparar las tarifas de gas natural, lo más importante es:

  • Término de consumo de gas natural: Este término es el primero que debemos analizar en una tarifa y ver que nos ofrece un precio de kWh de consumo enconómico.

    - Tarifa de último recurso de gas natural: Si cumplimos las condiciones para contratar la tarifa cuyo precio regula el Gobierno, debemos añadir a la comparación la TUR de gas, sabiendo también que el precio varía de manera trimestral según el mercado.

    - Tarifa de libre mercado: Si cumplimos las condiciones para contratar la TUR tenemos la opción de contratar una tarifa de libre mercado o regulada, la que sea más rentable. Debemos conocer las condiciones de la oferta de libre mercado, ya que hay que comprobar que el precio fijo que nos ofertan no tiene un tiempo determinado, ya que si es así, habrá que comprobar el precio una vez terminado el periodo.
  • Término fijo: Este término es una cuota fija de reducido valor, en comparación con el término de consumo, que se paga como acceso a la red de distribución del gas.
  • Servicios adicionales: En algunos casos las ofertas se basan en servicios adicionales gratuitos o a un precio reducido que pueden ser muy interesantes. Generalmente, este tipo de contratos va ligado a un compromiso de permanencia del servicio.
  • Validez de las ofertas o tarifas: La duración de la oferta es un punto importante ya que si es una oferta con una duración definida, habría que comprobar el precio una vez terminada la oferta.
  • Compromiso de permanencia: En muchos casos no conviene, ya que la libertad del cambio de tarifa, de modo gratuito, permite posibles beneficios.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar