Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Obligación de tener teléfonos gratuitos de atención al cliente

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Muchos consumidores siguen pagando llamando a teléfonos 902 para realizar una consulta o una queja a la empresa suministradora de gas y luz pues desconocen esta obligación de las compañías de luz y gas.

Los teléfonos gratuitos de atención a cliente de las compañías eléctricas o gasistas es una obligación legal impuesta a las empresas en protección de los consumidores.

El Real Decreto 13/ 2012 estableció esta obligación en España como consecuencia a su vez de una Directiva Europea que obliga a que los estados regulen esta obligación.

Los teléfonos gratuitos de compañías eléctricas y de gas no han sido pues una deferencia o amabilidad de las empresas suministradoras.

De hecho en muchas ocasiones se detectan estrategias de las empresas para desviar el cumplimiento de esta obligación no dando información clara sobre cuales son los teléfonos gratuitos y cuales son de pago o desviando a otras líneas telefónicas de pago la información concreta de lo que estamos planteando.

Por ello la información clara de cuales son los teléfonos de pago y gratuitos de todas y cada una de las empresas eléctricas y gasistas hay que considerarla prioritaria pues es uno de los derechos del consumidor regulado por ley.

El desconocimiento de esta cuestión hace que en ocasiones no se realice una consulta o queja por el coste de una llamada de pago y en otras ocasiones hacemos una queja por ejemplo para comunicar el error en lo que nos han facturado pagando por la queja al llamar siendo por tanto víctima dos veces.

Busca el teléfono gratuito de tu empresa eléctrica.

Hay que recordar que los usuarios pueden reclamar ante incumplimientos de las obligaciones de empresas suministradoras. Lo primero en esta cuestión es presentar una reclamación escrita ante el departamento de atención al cliente de la empresa suministradora indicando el motivo de la queja. Si en el plazo de un mes no han dado una solución satisfactoria se plantea la queja ante la Consejería de Industria de la Comunidad Autónoma donde radique el suministro acompañando copia de la reclamación o queja interpuesta ante la empresa.

Además se puede reclamar ante la Administración de Consumo del Ayuntamiento o de la Comunidad Autónoma respectiva.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar