Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Tarifa eléctrica reducida

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La variación en los precios de la electricidad obliga a los consumidores a buscar nuevas formas de ahorrar en la factura de la luz. Existen varios aspectos que se pueden llevar a cabo, que supondrían una rebaja en el precio a pagar y que se pueden clasificar en dos maneras de reducir la tarifa de luz:

  • La tarifa eléctrica reducida se caracteriza por tener el precio del kilovatio hora (kWh) más barato en las horas nocturnas frente a las diurnas.
  • La posibilidad de aplicar descuentos que permitan moderar el coste de la electricidad para todos los clientes.

El usuario debería informarse previamente e indagar entre las tarifas de todas las comercializadoras eléctricas. La utilización de un comparador de luz podría ayudar al consumidor, no solo a buscar la tarifa más adecuada sino también a presentarle las mejores condiciones de contratación y permitirle tomar una decisión sobre qué oferta se recomienda contratar.

¿Qué es la tarifa eléctrica reducida?

La tarifa eléctrica reducida se conoce habitualmente como "tarifa con discriminación horaria", siendo escogida por los consumidores que efectúan un consumo de más del 35% durante la noche y que permite ahorrar a aquellos consumidores que la contratan. Esta tarifa cuenta con diferentes modalidades como son las siguientes:

Tipo de tarifa eléctrica Características de la tarifa de luz Ventajas e inconvenientes de la discriminación horaria
Discriminación horaria en dos periodos.

Este tipo de tarifa se divide en dos franjas horarias que serán las siguientes: 

  • Franja valle que es la más económica para el cliente y que tiene un precio del kWh inferior a una tarifa normal. 
  • Franja punta es aquella que tiene un precio superior al normal y es más caro durante las horas del día. 

La discriminación horaria cuenta con una serie de ventajas y también de inconvenientes que mostraremos a continuación: 

  • Ventajas de la discriminación horaria
    • Si los consumidores tienen hábitos muy controlados y consumen más durante la noche. 
    • Las familias que puedan utilizar los aparatos eléctricos a primera hora de la mañana. 
    • Los clientes que cuenten con calefacción eléctrica a través de acumuladores y utilicen la electricidad en horario nocturno. 
  • Inconvenientes de la discriminación horaria: 
    • Si la familia permanece mucho tiempo en la vivienda y emplea la luz será contraproducente. 
    • El precio del kWh se incrementa durante las horas del día siendo un 25% más cara. 
    • La tarifa normal es más conveniente para aquellos usuarios que no pueden ajustar su actividad a estos horarios. 

 

 

Discriminación horaria en tres periodos. 

Esta modalidad de discriminación horaria separa las horas del día en tres periodos completamente distintos: 

  • El tramo supervalle es el más económico para el consumidor aunque se encuentra englobado en las horas de madrugada. 
  • El tramo valle tiene un precio menor aunque no tan barato como el supervalle. 
  • El tramo punta siempre será el más caro de todos y será cuando menos habrá que utilizar la electricidad. 

Horario de la tarifa eléctrica reducida

El usuario que contrate una tarifa con discriminación horaria tendrá que saber en qué momento es más conveniente efectuar el consumo de luz. Cada modalidad de tarifa eléctrica reducida dividirá el día en diferentes franjas que se estructurarán de la siguiente manera:

  • Tarifa con discriminación horaria (2 periodos) divide el horario entre los meses de invierno y verano quedando como se muestra a continuación. (Imagen de discriminación horaria en dos periodos)

  • Tarifa con discriminación horaria (3 periodos) que dispone de un horario único para todo el año y que dependerá de los tramos en que se divide.

    • Tramo supervalle que se engloba desde las 01:00 hasta las 07:00 de la mañana.
    • Tramo valle que abarca desde las 23:00 hasta la 01:00 y desde las 07:00 hasta las 13:00 horas.
    • El tramo punta comprende desde las 13:00 hasta las 23:00 horas de la noche.

¿Cómo reducir la tarifa eléctrica?

Para ahorrar en la factura de la luz, el cliente puede plantearse otras maneras de conseguirlo, que no implique únicamente el cambio a discriminación horaria. Aquellos usuarios que no puedan ejercer el consumo por la noche deberían tener en cuenta las siguientes posibilidades:

  • ¿Qué consumo se efectúa en la vivienda? Si el consumidor tiene un gasto eléctrico muy elevado podrá utilizar cualquiera de estas medidas:
    • Buscar tarifas que le ofrezcan un descuento en el término de consumo.
    • Reducir el gasto que se produce en la vivienda empleando una serie de medidas de ahorro.
  • La potencia eléctrica puede suponer un coste excesivo para el consumidor si es demasiado elevado y no lo utiliza en su domicilio.
    • Reducir el término de potencia para ahorrar en el recibo de la luz y que supondrá un coste de 9,04 + IVA por la intervención del técnico.
    • Investigar sobre comercializadoras que ofrezcan algún descuento en la potencia contratada.

Precio de la tarifa eléctrica reducida

Los consumidores no tendrán que pagar por pasar de una tarifa normal a una con discriminación horaria. La única modificación que experimentarán será en el contador, puesto que se tendrá que cambiar por uno digital, que contabilice el consumo efectuado por la noche frente al día.

Este trámite será gratuito al igual que el cambio de compañía eléctrica y el cambio de la titularidad en un suministro de luz. El cliente puede efectuarlo a través de la propia compañía o buscando una nueva que le ofrezca mejores condiciones.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar