Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Reducir el contador de la luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Los contadores de luz son aquellos que marcan la potencia eléctrica que ha contratado el cliente y miden el consumo de luz que se ha efectuado en la vivienda. El trámite de disminuir el contador de la luz también se conoce como "reducción de potencia" y se puede ejercer siempre que se necesite. Los usuarios de un suministro eléctrico que crean que tienen un término de potencia muy elevado podrán solicitar una reducción en el contador de la luz. Esa gestión tendrá que solicitarla el cliente y será la comercializadora quien se encargue de llevarla a cabo.

¿Cómo reducir el contador de la luz?

Los consumidores que quieran reducir el contador de la luz tendrán que estimar primero cuál será la adecuada para su vivienda. Son muchos los factores que influyen en la potencia eléctrica que se debe suscribir con la compañía de luz y se recomienda utilizar alguno de estos métodos para estimarla:

  • Recurrir a un electricista para evaluar la potencia necesaria.
  • Utilizar una calculadora de potencia eléctrica, que permita hacer una aproximación de la misma, en base a los aparatos eléctricos que se pueden conectar a la vez.

El cliente tendrá que solicitar la reducción de potencia, tras estimar el término de potencia y decidir cuál es la potencia contratada más adecuada para el domicilio. También se puede buscar una tarifa más económica con otra compañía, ayudándose de un comparador de luz, y realizando los dos trámites al mismo tiempo.

Documentos para reducir el contador de la luz

El usuario para reducir el contador de la luz tendrá que llamar a la comercializadora, solicitar la variación en la potencia contratada y facilitar todos los datos que sean necesarios para la misma. Se recomienda siempre tener una factura de luz a mano que permita entregar todos los datos del suministro y que serán los siguientes:

La comercializadora se encargará de reducir la potencia del contador, pero el cambio tardará alrededor de 10 días, puesto que un técnico de la distribuidora tendrá que acercarse al domicilio y cambiar la potencia por la actual.

Precio por reducir el contador de la luz

La reducción de potencia implica un coste que el usuario tendrá que pagar a la distribuidora y que se abonará en el próximo recibo de la luz. El importe a pagar será el mismo, independientemente de la potencia que se rebaje y se facturará por el siguiente concepto:

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar