Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Impuesto de Electricidad

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Se trata de un Impuesto Especial que permite la inversión del Estado en energías alternativas. Este gravamen del 4,864% pretende compensar los costes de la no construcción de nuevas centrales nucleares.

¿Qué debo saber del Impuesto sobre la Electricidad?

El tributo está determinado por ley y se aplica a la suma de los costes de la potencia contratada + la energía consumida. Se calcula el 4,864% de esa suma y la cantidad resultante se multiplica por una base imponible que es de 1.05113.

En definitiva, el Impuesto sobre la Electricidad representa un 5,1127% del coste de la energía consumida y la potencia contratada. Este gravamen sobre la energía entra dentro del grupo de impuestos especiales, se lo cobra su empresa comercializadora y ésta lo remite al Gobierno.

  • Se calcula de la forma establecida por la legislación, multiplicando el porcentaje 4,864% por 1,05113 y por el total del coste de su consumo + la potencia contratada.
  • Habitualmente figura así en las facturas: 4,864% x (coste consumo + potencia) x 1,05113.

Derecho a la exención del Impuesto Eléctrico

El impuesto se exige al tipo de gravamen del 4,864 % y conforme al cumplimiento de la ley, desde el 1 de enero de 2014, tienen derecho a una exención del 85% del Impuesto Eléctrico algunas operaciones específicas.

Para acogerse a esta exención del 85% del Impuesto Eléctrico debe realizarse una solicitud en la Oficina Gestora de Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria correspondiente al lugar donde se encuentre su establecimiento.

En el caso de que su establecimiento esté ubicado en el País Vasco o en el Gobierno de Navarra debe realizar la solicitud en el Departamento de Impuestos Especiales de la Diputación Foral competente.

Una vez cumplimentados los trámites, la Administración Tributaria correspondiente proporciona un Código de Actividad y Establecimiento (tarjeta CAE) en la que indica el punto de suministro, el CUPS, la fecha de aplicación y la cantidad de energía exenta del impuesto.

¿Por qué se crea el Impuesto Eléctrico?

El Impuesto sobre la Electricidad es una norma de rango legal que se introduce en el ámbito de los Impuestos Especiales con el objetivo de obtener los ingresos necesarios y para compensar la eliminación del recargo del "coste específico asignado a la minería de carbón". Actualmente, este concepto gira sobre la facturación eléctrica y se expresa como el 4,864 por 100 de la misma.

El devengo del Impuesto sobre la Electricidad

La Ley configura los IIEE (Impuestos Especiales) como una imposición indirecta que incurre sobre el consumo de unos determinados bienes, gravando en fase única su fabricación o su importación.

En consecuencia, cuando se distribuye la energía eléctrica desde su salida de fábrica, el devengo se produce con la puesta a consumo, es decir, en cuanto la energía producida entra en las instalaciones del consumidor.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar