Logo Selectra

Tarifasgasluz

 

Llámanos al 911980595

(Teléfono fijo sin sobrecoste)

Reducir mi potencia contratada

Si quiere cambiar la potencia eléctrica puede llamar a Webenergía al 91 198 05 95.
¡Rebajar o aumentar la potencia se puede hacer en una llamada y puede además encontrar una tarifa de luz más barata!

La potencia contratada es la máxima cantidad de energía que puede una vivienda consumir en un instante determinado. Es decir, la potencia que se reserva cada usuario para poder hacer uso a la vez de diferentes equipos o electrodomésticos.

Al dar de alta un suministro eléctrico debe tener por normativa y de forma obligada un interruptor de control de potencia (ICP) que controla la potencia de su vivienda. En el caso que la vivienda sobrepase el consumo de la potencia establecida, el interruptor se dispara y corta el suministro eléctrico hasta que no lo vuelva a poner en marcha.

La reducción de la potencia contratada se ha convertido en una medida de ahorro tras la subida de este término en el mes de agosto de 2013. El término de potencia supone un coste fijo en la factura de luz, aunque el término de consumo sea bajo o nulo.

¿Cómo reducir mi potencia contratada?

Si tiene una potencia contratada superior a la que necesita realmente debe reducir su potencia para así ahorrar en su factura de luz.

Reducir la potencia y reducir el coste de las facturas es fácil y posible de diferentes formas. Tan solo debe contactar por teléfono con una comercializadora eléctrica para indicar la potencia a la cual desea cambiar dentro de las potencias normalizadas que existen con 230V de tensión.

En la actualidad es posible reducir la potencia que tenemos contratada y además reducir el coste que pagamos por cada kilovatio (kW) que tenemos contratado.

Para reducir la potencia contratada u obtener asesoramiento sobre la potencia a contratar puede contactarnos en el 91 198 05 95.

¿Cómo saber qué potencia necesito?

Para saber qué potencia contratar hay que tener en cuenta el consumo de sus electrodomésticos. Debemos calcular el consumo de dichos aparatos para conocer la potencia que necesita contratar.

Muchas comercializadoras ponen a disposición del cliente en sus páginas web un sistema de cálculo de potencia donde sólo hay que indicar los electrodomésticos que posee y la cantidad. Otro dato a tener en cuenta es que los aparatos que emiten calor consumen más energía que los aparatos que solo producen luz. Otra opción es pedir consejo a un especialista instalador o a un electricista. La potencia contratada no debe ser inferior a la potencia del electrodoméstico que más consume.