Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cuánto cuesta un kWh?

El precio kWh jugará un papel muy importante en el importe de nuestra factura ya que se trata de uno de los apartados que calcula el precio que tendremos que abonar en la factura del  suministro eléctrico.

¿Qué es un kWh?

En primer lugar, hay que saber lo que es el kWh. Es una unidad de medida de energía representada en unidades de potencia y tiempo. Representa el precio al que vamos a pagar el consumo eléctrico de nuestra vivienda.

Factura de la luz

En la factura de la luz vienen reflejados todos los aspectos que tendremos que abonar en el recibo de la luz, los dos principales son:

  1. Término de consumo: El precio que pagamos por la energía consumida. El precio del kWh. Dependiendo del consumo será mayor o menor.
  2. Término de potencia: Es el precio que tenemos que pagar por tener suministro en sí. Siempre hay que abonarlo aunque no consumamos electricidad.

Precio del kWh

El precio del kWh no es el mismo para todos los consumidores de electricidad. Su valor dependerá de si la tarifa pertenece al mercado libre o al mercado regulado.

  • Precio kWh TUR: En el mercado regulado, el precio del kWh viene regulado por el Gobierno. Son las antes conocidas como Tarifas de Último Recurso, ahora denominado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC)
  • Precio kWh libre mercado: Aquí son las propias comercializadoras las encargadas de fijar el precio del kWh. Suele estar referenciado a las TUR.

A la hora de dar de alta la luz o cambiar de compañía es importante que sepamos el precio del kWh y  comparar tarifas antes de elegir una tarifa porque el consumo será más o menos el mismo pero el precio puede hacer variar el importe final de nuestra factura de la luz.

Ahorrar en el consumo

Además, podemos calcular lo que nos cuesta el consumo de cada aparato eléctrico calculando los kW que consume cada electrodoméstico por el número de horas al mes que lo utilizamos. Esto multiplicado por el precio del kWh que tenemos en la factura nos da el valor final del consumo y nos permite modificar nuestros hábitos de consumo con el fin de ahorrar.

Aunque es más importante conocer las medidas de ahorro que son recomendadas a los consumidores.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar