Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Rescindir o dar de baja contrato de gas natural con Iberdrola

call-tarifasgasluz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Dar de baja el contrato de gas natural que podamos tener con Iberdrola supone el dar de baja por completo el suministro de gas y no tener acceso éste hasta no realizar de nuevo el alta.

Quiero dar de baja el gas con Iberdrola ¿qué hago?

El proceso más fácil y cómodo para esto es ponernos en contacto por teléfono con Iberdrola y pedir que queremos dar de baja el suministro.

Iberdrola nos indicará el procedimiento que es por lo general darle los datos de nuestro contrato (conviene tener la última factura a mano) y realizar una grabación o en su defecto enviar un fax para confirmar nuestra baja.

¿Dar de baja el gas con Iberdrola tiene coste?

El hecho de dar de baja no. Pero hay que tener en cuenta las condiciones que firmamos del contrato y hace cuanto tiempo ya que si rompemos cláusulas de permanencia Iberdrola nos puede reclamar esa cantidad comprometida.

Muchas de las ofertas que propone Iberdrola con descuentos van asociados a servicios (por ejemplo de mantenimiento) que suelen llevar permanencia. De no haber cumplido este periodo de permanencia Iberdrola nos puede pedir que paguemos el coste del servicio durante el periodo restante de permanencia. Estos servicios pueden ser:

¿En qué casos debo dar de baja el gas con Iberdrola?

Recomendamos dar de baja el gas en los casos siguientes:

  • Inmueble alquilado en el que el contrato de arrendamiento ha finalizado. Si no tenemos ninguna relación con dicho inmueble es recomendable dar de baja el suministro o ponerse en contacto con el propietario para ponerlo a su nombre. El titular del contrato es el responsable del pago y de las posibles irregularidades que pueda haber.

  • Inmueble sin uso o necesidad de gas por un periodo avanzado de tiempo. Para cortas duraciones no compensa dar de baja el suministro de gas por el coste que tiene una nueva alta de esta. En algunos casos es más rentable continuar pagando la parte fija aunque no consumamos a tener que dar de alta de nuevo el suministro.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar