Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Mudanza Dar de alta el gas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Cuando un consumidor hace una mudanza y cambia de vivienda tendrá que tener a su nombre un contrato de suministro de gas natural, ya sea a través de dar de alta un nuevo suministro en la nueva vivienda, si ésta se ha dado de baja por el inquilino anterior o si se trata de una vivienda de nueva construcción, o un cambio de titular si el anterior inquilino o propietario no había dado de baja el contrato.

¿Cuáles son los aspectos a tomar en cuenta para dar de alta el gas?

En primer lugar, el consumidor de gas debe, antes de dejar la vivienda, asegurarse de dar de baja el suministro de gas que poseía en el caso de que la vivienda no se vaya a ocupar en un corto plazo de tiempo. Si ocurre lo contrario, es mejor realizar un cambio de titular con el futuro inquilino de la antigua casa del consumidor.
Después el consumidor que llega a la vivienda debe tener en cuenta que su situación es bastante favorable para contratar una comercializadora de gas nueva y, por consiguiente, adquirir una nueva tarifa más competitiva. Para esto, el consumidor debe informarse en las distintas comercializadoras y comparar las tarifas para encontrar la más ventajosa y económica.
Una vez elegida la comercializadora, el consumidor se pondrá en contacto para iniciar el contrato de suministro y dar de alta el gas.

¿Qué documentos necesito para dar de alta el gas en una mudanza?

A la hora de dar de alta el gas natural, la comercializadora de gas debe pedir unos documentos para poder seguir con el trámite. Estos documentos serán los siguientes:

  • El DNI o pasaporte junto con la fotocopia correspondiente
  • El número de cuenta bancaria al que se domicilian las facturas de gas
  • El contrato de alquiler
    En el caso de que se trate de una vivienda de nueva construcción, el consumidor tendrá que entregar otros documentos adicionales sobre la vivienda (como la escritura, el certificado por parte de la distribuidora de que la instalación de gas es correcta, etc.), además de realizar la acometida.
    De todas formas, el consumidor que quiera dar de alta el gas estará informado por la comercializadora de los documentos que necesita entregar para este tipo de trámite.

¿Siempre hay que dar de alta el gas en una mudanza?

Existe otro caso en las mudanzas, el cliente se encuentra con un suministro de gas dado de alta en la nueva vivienda. En este caso, el cliente debe proceder a un cambio de titular. La ventaja del cambio de titular es que el consumidor no tendrá que abonar los gastos relacionados con el alta de gas. Pero este caso ocurre sólo cuando se trata de una vivienda que ya haya estado ocupada anteriormente.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar