Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo cambiar la tarifa de gas natural?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Actualmente es posible cambiar de compañía de gas, gracias a la liberalización del sector gasista en el año 2008, y que permitió separar el papel comercializador del distribuidor. El cambio en la oferta actual puede deberse a diversos motivos como los que se explican a continuación:

  • El precio establecido en la tarifa es muy elevado.
  • El cliente no encuentra un ahorro significativo en su factura de gas natural.
  • Problemas con el servicio de atención al cliente.

¿Qué necesito para cambiar la tarifa?

El consumidor que quiera cambiar de tarifa de gas podrá realizar una comparativa con las compañías del mercado gasista y ver cuál de todas ellas es la más rentable en esos momentos. Entre los datos que se deben añadir para comparar, se necesitará el consumo que determinará para qué se utiliza el gas natural, tal y como muestra la siguiente tabla:

Tipo de consumo de gas Usos de gas natural Consumo kWh/año
Consumo bajo Cocina y agua caliente < 5.000 kWh.
Consumo medio Cocina, agua caliente y calefacción > 5.000 y < 50.000 kWh.
Consumo  medio - alto Cocina, agua caliente y calefacción en viviendas grandes o en empresas. > 50.000 kWh. 

Lo único que puede cambiar el cliente es el precio al que le facturan la energía, pero en ningún momento podrá cambiar su tarifa de acceso de gas natural, puesto que dependerá del consumo anual que realice en su vivienda.

¿Cómo comparar las tarifas de gas natural?

El mercado regulado ofrece la Tarifa de Último Recurso (TUR) donde el precio es fijado por el Gobierno, pero el mercado libre tiene ofertas interesantes y que pueden beneficiar al usuario a largo plazo.

Si el usuario quiere buscar una nueva oferta podrá recurrir a un comparador de tarifas de gas natural, donde se investigarán los mejores precios por el suministro de gas, aunque las compañías suelen referenciar su precio al de la tarifa TUR.

El cliente debe buscar tarifas de gas que le ofrezcan esos descuentos, sin necesidad de permanencia en el contrato o la obligación de contratar un servicio de mantenimiento de gas natural. Estos descuentos se pueden aplicar al término fijo de gas -que es lo que se paga de forma estable en cada factura-, o al término de consumo - que es lo que se paga por la energía consumida-.

Documentos para cambiar tarifa de gas natural

Cuando el consumidor ha decidido qué tarifa de gas quiere contratar y con qué comercializadora solo tendrá que ponerse en contacto con ella. Generalmente, la gestión se efectúa por teléfono o correo electrónico, dado que evita el desplazamiento del usuario.

La tramitación para cambiar de tarifa de gas natural es muy sencillo, práctico y solo se necesita tener una factura de gas a mano. Esto es importante porque se solicitarán una serie de datos, que serán indispensables para realizar el cambio y que serán los especificados a continuación:

  • Documentación del actual titular del suministro de gas.
  • En el recibo de gas natural aparecerá el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) y que será imprescindible para cualquier tipo de gestión.
  • La tarifa de acceso también vendrá especificada en la factura de gas.
  • El número completo de la cuenta bancaria será siempre necesario.

Con todos estos documentos, la comercializadora procederá a realizar el cambio de tarifa de gas natural y aplicará las nuevas condiciones. La tramitación no será inmediata sino que conllevará un tiempo estimado de 20 días hábiles, donde el consumidor podrá recibir una última factura con esa tarifa y después recibirá la nueva en su domicilio o correo electrónico.

Qué precio tiene cambiar la tarifa de gas natural

Cambiar de tarifa de gas natural no conlleva ningún coste. Es un proceso completamente gratuito, que el cliente puede realizar siempre que lo desee. No es gratuito en los casos en los que el cliente tiene un contrato de permanencia, ya que para poder cambiar de tarifa, tendrá que pagar una penalización.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar