Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Aumentar potencia con Endesa

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Los clientes de Endesa deberán aumentar la potencia eléctrica cuando realicen un consumo eléctrico que implique que salten los plomos de la vivienda. La potencia eléctrica se contrae con la compañía en el momento de dar de alta la luz y de ella depende la cantidad de electrodomésticos que se pueden tener en funcionamiento al mismo tiempo.


¿Por qué debo aumentar mi potencia?

La potencia contratada marca la cantidad de electrodomésticos que podemos usar a la vez en nuestra vivienda. En función de la potencia que tengamos contratada, nuestro importe a abonar en la factura de la luz será más o menos elevado, ya que es un coste fijo. Es por lo tanto un término a abonar que no varía, independiente al consumo que realicemos cada mes.

La potencia eléctrica es un concepto que aparece reflejado en la factura de la luz como término fijo o término de potencia. Se mide en kW y el cliente de Endesa debe aumentar la potencia eléctrica contratada si:

  1. El Interruptor de Control de Potencia o ICP, salta constantemente, provocando un corte del suministro eléctrico. Esto sucede cuando varios electrodomésticos se conectan a la vez y se conoce como que "salten los plomos".
  2. El consumo eléctrico de la vivienda ha variado bien por el número de personas que habitan o por el número de electrodomésticos que se conecten.

Cómo aumentar la potencia eléctrica

Para aumentar la potencia eléctrica con Endesa, los plomos de la vivienda del usuario deberán saltar continuamente o bien, éste habrá variado su consumo eléctrico. Una vez identificada la necesidad de este aumento de potencia eléctrica, el consumidor debe calcular cuánta potencia aumentar.

Para ello podrá utilizar una calculadora de potencia o bien contactar con un electricista particular para que le realice la gestión. Otra opción es calcular su potencia en función de la que necesiten para funcionar los electrodomésticos de su hogar.

Una vez calculada la potencia eléctrica necesaria, habrá que elegir la potencia normalizada que mejor se corresponda con ella. Ésta será la que se contrate con la comercializadora de luz.

Para proceder al cambio de potencia deberá ponerse en contacto con la compañía, ya sea a través del teléfono gratuito de Endesa o por correo electrónico. La comercializadora le solicitará los siguientes documentos:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular.
  • Potencia eléctrica actual y la nueva que desee contratar.
  • Código Universal del Punto de suministro (CUPS).
  • Dirección de la vivienda.
  • Datos cuenta bancaria.
  • Boletín Eléctrico, necesario solo cuando la vivienda tiene más de 20 años o si el término fijo supera la potencia eléctrica reflejada en el boletín.

Certificado de Instalación Eléctrica

El Certificado de Instalación Eléctrica o CIE es un certificado realizado por un técnico autorizado, en el que se indica que la instalación eléctrica cumple todos los requisitos pertinentes para suministrar luz. El CIE se solicitará si la vivienda tiene más de 20 años o si la potencia eléctrica certificada es inferior a la que desea instalar.

En caso de solicitar una potencia superior a la permitida por la instalación, se necesitará un Boletín Eléctrico o Certificado eléctrico de baja tensión, que certifique la nueva potencia máxima permitida en la vivienda.

El Boletín de Instalación Eléctrica refleja la potencia máxima admisible por la instalación de la vivienda o local y para subirla más de lo que está establecido en el boletín, es necesario modificar la instalación y volver a emitir un certificado nuevo.

Precio por aumentar la potencia eléctrica con Endesa

Para aumentar la potencia con Endesa, el cliente debe asumir una serie de costes por cada kilovatio (kW) que desee aumentar:

  1. Derechos de extensión: 17,37€/kW + IVA
  2. Derechos de acceso: 19.70€/kW + IVA
  3. Derechos de enganche: 9.04 €/actuación + IVA

Así, por cada kW aumentado, el coste total que deberá pagar el cliente de Endesa es alrededor de unos 50 euros. Este importe vendrá reflejado en el término de potencia o término fijo de la factura de la luz.

¿Cada cuánto tiempo puedo modificar la potencia?

El cliente de Endesa, al igual que con el resto de compañías, solo podrá realizar el cambio de potencia eléctrica una vez al año. Este cambio anual está establecido por el Real Decreto 1164/2001, por el que se establecen tarifas de acceso a las redes de transporte y distribución de energía eléctrica.

Es importante tener muy claro qué nueva potencia eléctrica se va a contratar porque, si se contrata una potencia excesiva, se deberá sufrir el sobrecoste en las facturas de la luz hasta la próxima ocasión en la que pueda volver a modificarse.

Además, el cambio de potencia tiene un coste económico importante, el cual habrá que abonar más de una vez si es preciso volver a ajustar la potencia. La parte positiva es que en caso de que se haya suscrito una potencia eléctrica excesiva, al reducirla al año siguiente el coste por la operación será mucho menor.

¿Cuánto tardan en aumentar mi potencia eléctrica?

Una vez puestos en contacto con la comercializadora, el aumento de potencia se realiza en un plazo de 15 a 20 días hábiles. Durante este tiempo, un técnico de la distribuidora eléctrica correspondiente acudirá al domicilio para ajustar el ICP a la nueva potencia contratada.

Esta operación es necesaria para que, una vez realizado el cambio en el contrato, el interruptor empiece a saltar únicamente al superar la nueva potencia eléctrica permitida por la compañía.

Antes de que el cambio de potencia se haga efectivo, llegará una última factura al cliente con el consumo realizado hasta la fecha del cambio bajo las condiciones pactadas anteriormente. Es decir, con el antiguo término de potencia. A partir de la próxima factura, se incluirá el nuevo concepto por la potencia contratada.

¿Y si por el contrario quiero reducir la potencia con Endesa?

Para reducir la potencia eléctrica contratada, el cliente deberá ponerse en contacto con Endesa. Disminuir la potencia nos hará ahorrar en la factura de la luz, puesto que una potencia eléctrica más elevada de la que realmente necesitamos conllevará una factura más cara de manera innecesaria.

Las calculadoras de potencia permiten al usuario valorar la cantidad de kW que necesita. Independientemente de los kW que se reduzcan, el cliente deberá abonar los derechos de enganche, es decir, 9.04 euros + IVA.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar