Cambio de compañía sin dar de baja la luz

Energy Call

¡Selectra te ayuda con tus gestiones de luz y/o gas!

Nuestros expertos en energía te resolverán todo el proceso para que no tengas que preocuparte de las gestiones. Así de fácil!

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-17h)

El cambio de compañía de un cliente se puede dar por diversos motivos. Entre ellos: insatisfacción con los servicios prestados, ofertas exclusivas en otras compañías, calidad de servicio en otra compañía o problemas acontecidos a lo largo del contrato.

Es posible, además de aconsejable, cambiar de comercializadora de electricidad sin dar de baja la luz. Aparte, el procedimiento de dar de baja la luz es más complicado porque tiene que dejar constancia por escrito y mediante unos documentos la baja de la luz, y no es suficiente con una simple llamada telefónica.

¿Es más barato dar de baja un contrato de luz y dar de alta otro?

No, al contrario, es más caro. Ya que el alta en sí, es la distribuidora quien se ocupa de cobrarlo. El precio es el mismo en todo el país y está impuesto por el Gobierno. En cambio, tiene la posibilidad de cambiarse de una comercializadora a otra sin tener que recurrir a dar de baja su contrato y luego tener que darlo de alta. Aunque es poco frecuente en las compañías de suministro eléctrico, existen algunas que tienen un compromiso de permanencia de un año en la compañía debido a los servicios. En el caso que quiera cambiar de compañía hay que pagar una penalización, pero es una práctica poco usual en el sector eléctrico.

¿Me cortan la luz por cambiar de suministrador eléctrico?

No. El hecho de cambiar de comercializadora no quiere decir que cambia de distribuidora ya que por su zona geográfica será la misma. Entonces, cuando decida cambiarse pasará de una comercializadora a otra si cambiar de distribuidora. Es necesario tener constancia de que la baja se ha transcurrido correctamente y que está dado de alta en la otra comercializadora. Además, el corte de luz se debe a dos posibles razones: la primera, el impago de las facturas por parte del cliente a la comercializadora y está última decide cortar la luz después de varios avisos; y la segunda, la baja voluntaria por parte del cliente del contrato de la luz por diversos motivos. Así que el suministro de luz no será interrumpido si lo que quiere hacer es un cambio de compañía.