Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo dar de alta la luz en Iberdrola?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Qué hay que hacer para dar de alta la luz con Iberdrola

Dar de alta la luz con Iberdrola es un trámite rápido y sencillo para el cliente. Es muy importante saber si hubo suministro eléctrico previamente o es un enganche nuevo a la red eléctrica.


¿Qué es dar de alta la luz?

Por dar de alta la luz se entiende que no hay acceso al suministro eléctrico en la vivienda o local. Si nunca ha existido este suministro, habrá que realizar un enganche a la red eléctrica de la distribuidora de la zona.

De esta forma, el alta de la electricidad se hará por parte de la distribuidora de la luz, mientras que contratar el suministro eléctrico, que es un trámite correlativo pero diferente, se realizará con la comercializadora.

El cliente debe tener claro que estas gestiones son diferentes. El consumidor debe ponerse en contacto con la comercializadora que elija para realizar estas gestiones y no con la distribuidora, pues ésta se asigna según la zona geográfica y no existe posibilidad de elección.

¿En qué casos se da de alta la luz?

Debe dar de alta la electricidad si se encuentra ante una de estas situaciones:

  • Si compra una vivienda nueva en la que anteriormente no ha habido ninguna instalación eléctrica con suministro.
  • Si el titular anterior procedió a la baja de la luz y actualmente no hay suministro de electricidad ni contrato en vigor.

Contratar la luz

Contratar la luz no es lo mismo que dar de alta la electricidad. El consumidor podrá elegir la compañía con la que desee efectuar el contrato. Antes de contratar el suministro eléctrico, se recomienda utilizar un comparador de tarifas de luz que le ayudará a ahorrar en sus facturas de electricidad.

La liberalización del sistema eléctrico español desde el año 2009 permitió poder contratar la luz con cualquier compañía. El cliente puede suscribir un contrato eléctrico ya sea tanto en el mercado regulado como en el mercado libre.

Las tarifas del mercado regulado

En el mercado regulado el Gobierno establece el precio del kilovatio hora (kWh) de la energía, a través del mercado mayorista. Este sistema ofrece el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor o tarifa PVPC, que a su vez tiene dos modalidades: la tarifa de luz por horas o el Precio Medio Ponderado.

La tarifa PVPC se conocía anteriormente como Tarifa de Último Recurso, y estaba pensada para clientes que tuviesen menos de 10 kilovatios (kW) de potencia contratada.

En el mercado regulado, el Gobierno también establece el precio de la potencia eléctrica, que pertenece al término fijo o término de potencia.

Las tarifas del mercado regulado no incluyen la obligación de contratar servicios de mantenimiento extra asociados, sino que están pensadas para proteger al consumidor.

Las tarifas del mercado libre

Este sistema brinda ofertas donde el precio está liberalizado. En el mercado libre, la comercializadora elige el precio que quiere del kWh de energía, además de establecer descuentos y promociones según les convenga. Además, la comercializadora también establece el precio del kW de potencia eléctrica.

Las comercializadoras eléctricas establecen todos los términos del contrato de electricidad. Se recomienda utilizar un comparador de tarifas de luz antes de contratar la electricidad, para comparar la oferta de tarifas que ofrecen las diferentes compañías del mercado.

Pasos para dar de alta la luz con Iberdrola

El consumidor que quiera dar de alta la luz con Iberdrola, tendrá que ponerse en contacto con la comercializadora, bien:

  • Vía telefónica, a través del teléfono gratuito de Iberdrola.
  • Vía online, desde su página web.
  • Acudiendo a un Punto de Atención al Cliente de Iberdrola.

Entre los documentos que se le solicitará para contratar un suministro eléctrico deberá aportar:

  • Nombre, apellidos y DNI de la persona que será titular del suministro.
  • Cuenta bancaria donde se domiciliará el pago.
  • Potencia que se quiere contratar.
  • Código Universal del Punto del Suministro (CUPS).
  • Certificado de Instalación Eléctrica, solo para las viviendas de nueva ocupación o que tienen más de 20 años de antigüedad.

Si la documentación aportada es correcta, el alta de la luz se producirá entre 7 y 10 días hábiles.

Cuánto cuesta dar de alta la luz

Para dar de alta la luz hay que pagar un importe, independientemente de si hubo luz anteriormente. El precio por dar de alta la electricidad depende de la potencia contratada. Cuánto más término de potencia se contrate con la comercializadora, más dinero tendrá que abonar.

El cliente deberá pagar una serie de derechos a la distribuidora. Estos derechos vendrán reflejados en la primera factura de la luz. Estos son:

  1. Derechos de acceso: 19.40 euros por kW + IVA. Este importe se paga tanto en altas como en cambios de potencia.
  2. Derechos de extensión: Son 17,37 euros por kW+IVA, se mantienen durante tres años.
  3. Derechos de enganche: 9.04 euros + IVA.

Cómo dar de baja la luz con Iberdrola

Para rescindir el contrato de electricidad con Iberdrola, el cliente debe ponerse en contacto con dicha comercializadora y solicitar la baja formal.

Existen varios motivos por los que un cliente decide dar de baja la luz, por ejemplo porque la vivienda está inhabitada o porque el cliente la ponga en venta durante un largo periodo de tiempo.

Dar de baja la electricidad es un trámite totalmente gratuito. Los clientes de Iberdrola tienen la libertad de dar de baja un suministro de luz cuando lo deseen. Sin embargo, deberán tener en cuenta la posibilidad de tener que abonar un importe o sanción en caso de que se tenga un contrato de permanencia con Iberdrola.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar