Se encuentra usted aquí

Comparador luz

Cómo comparar las tarifas de luz

Comparar las tarifas de luz es imprescindible antes de decidirse a contratar una u otra. Para hacerlo, es interesante utilizar un comparador de tarifas eléctricas, aunque la clave está en fijarse en el precio por la potencia y el precio del kilovatios hora (kWh) de consumo de luz.

Cada consumidor es libre de contratar la tarifa de luz que quiera, bien sea del mercado regulado o bien del mercado libre. En este último, el usuario se puede beneficiar de distintos descuentos en la factura de la luz que aplican las comercializadoras libres.


¿Qué tarifa de luz puedo contratar?

Desde la liberalización del mercado eléctrico en España, todos los consumidores son libres de elegir la tarifa de luz que prefieran, con el objetivo de que puedan contratar en todo momento la tarifa que les permita ahorrar en sus facturas de luz. Esto es posible gracias a la apertura del sector energético al mercado libre, donde operan las comercializadoras libres de luz.

Desde el año 2009 -cuando se produjo esta liberalización- conviven el mercado regulado de luz y el mercado libre. En el mercado regulado sólo existe un tipo de tarifa de luz (aunque con varias modalidades), mientras que en el mercado libre hay tanta oferta de tarifas diferentes como desee cada compañía.

Las tarifas del mercado regulado son las que tienen un precio de la luz fijado por el Gobierno. Este precio corresponde al coste de la electricidad previsto por el mercado mayorista o pool. En general, las tarifas que son reguladas por el Gobierno, tanto de luz como de gas, se denominan Tarifas de Último Recurso.

Sin embargo, la Tarifa de Último Recurso de luz adoptó el nombre de PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) en 2014, con la última reforma del sector eléctrico. Fue en esta reforma cuando se estipuló la nueva forma de calcular el precio regulado de la luz. Las tarifas reguladas pueden ser:

  1. Tarifa de luz por horas: que marca un precio distinto de la luz a cada hora. Este precio varía en función de la oferta y la demanda de energía prevista para el día siguiente, por lo que es un precio que cambia a diario. Esta es la tarifa PVPC como tal, ya que el objetivo de esta tarifa es que el consumidor pueda elegir a qué horas realizar su consumo en función de los precios más baratos del día. Para disfrutar de la tarifa de luz por horas es necesario tener instalado un contador digital de luz que pueda registrar el consumo exacto efectuado a cada hora del día para poder facturarlo al precio correspondiente.
  2. Precio Medio Ponderado: esta es la tarifa PVPC que se le aplica a los clientes que no tienen el contador eléctrico digital. El contador analógico no es capaz de diferenciar los consumos en función de la hora, por lo que es imposible detectar cuánta energía se ha gastado en cada momento. A estos clientes se les aplica el precio de la luz según un perfil de consumo estándar. El Precio Medio Ponderado tiene fecha de caducidad, ya que para finales de 2018 todos los contadores de luz españoles deben ser contadores inteligentes.
  3. Tarifa fija anual: esta tarifa pertenece al mercado regulado pero no corresponde a un tipo de tarifa PVPC porque su precio, como su propio nombre indica, es fijo. Esta tarifa establece un precio fijo de la luz durante los 12 meses siguientes a la firma del contrato. La tarifa fija anual deben ofrecerla obligatoriamente todas las compañías según las directrices y condiciones impuestas por el Gobierno, que es por lo que se considera una tarifa del mercado regulado.

Por otra parte, las tarifas del mercado libre de luz tienen el precio que estipula cada compañía, pudiendo ofrecer tantas ventajas para el consumidor como desee cada una. Por lo general, estas tarifas favorecen su contratación a través de descuentos en los diferentes términos de la factura de la luz o, directamente, por contratar más de un producto con la compañía.

Tarifas de luz del mercado libre

Las tarifas de luz del mercado libre van variando con el tiempo, conforme van surgiendo nuevas necesidades por parte de los consumidores y las comercializadoras busquen suplirlas para ser cada vez más competentes dentro del propio mercado.

Cada una de las tarifas de luz ofertadas por las comercializadoras libres pueden llevar asociados diferentes descuentos y otras ventajas que las hagan más atractivas para el bolsillo del consumidor. Actualmente, las tarifas de luz más atractivas dentro del mercado libre son las siguientes:

Tarifas de luz libres 2017
Comercializadora
Logo Gana Energía

Contratar

Logo Endesa

Contratar

Logo Podo

Logo EDP

Logo Viesgo

Tarifa Gana 10 Online One Luz Tarifa Fija Fórmula Luz + Funciona Centinela + Tu Asistente
Ventajas*
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
  • Potencia:   €/año
  • Consumo:   €/kWh
Condiciones
  • Precio fijo de la luz.
  • Sin permanencia.
  • Energía renovable 100%.
  • No tiene descuentos adicionales.
  • Precio fijo.
  • Sin permanencia.
  • No necesita contratar servicios añadidos.
  • Toda la gestión se realiza de forma online.
  • Precio estable durante todo el año.
  • Sin permanencia.
  • Devolución del coste de energía no consumida + 3% de interés anual.
  • Contratando ahora, 2€ de descuento en las facturas de los próximos 10 meses.
  • No es una tarifa plana, así que el consumo realizado por encima de la estimación se abonará más adelante.
  • 4% dto en consumo.
  • Sin permanencia.
  • 7.000 puntos EDP.
  • Para tarifas con discriminación horaria, el descuento sólo se aplica en el periodo valle.
  • Requiere de la contratación del servicio de mantenimiento Funciona Luz.
  • 17% dto en el consumo durante un año.
  • 35% dto en la potencia durante un año.
  • Asesoramiento energético gratis.
  • Asistente Protección de Pagos, gratis.
  • Necesita contratar Tu Asistente 24 Horas por 2'90€/mes + IVA.
  • Con permanencia.

*Los precios mostrados corresponden a una potencia contratada de 3.45kW. El importe indicado para el término de potencia está calculado en base al año de suministro.

¿Cómo comparo las tarifas de luz?

Para comparar las tarifas de luz adecuadamente es fundamental tener en mente las necesidades de consumo de la vivienda para ofrecer todas las prestaciones deseadas. Así, se podrá elegir la tarifa de luz justa para no gastar en balde y no recortar las comodidades en la vivienda. A la hora de comparar las tarifas de luz es clave atender a dos conceptos:

  • El precio por la potencia: que determinará cuánto se habrá de pagar por el kW de potencia contratada. Este precio será el que se aplique en el término de potencia de la factura de la luz, que es el importe fijo que ha de abonarse por tener activado el suministro.
  • El precio por el kWh: que será el precio al que se cobre el consumo de luz realizado durante el periodo de facturación. Este precio será por el que se multiplique la cantidad de kWh de electricidad consumidos, cuyo importe total aparecerá en el concepto de 'término de consumo' de la factura de la luz.

Además, también es importante tener en cuenta si existe la posibilidad de aplicar la modalidad de discriminación horaria a la tarifa de luz elegida. Las tarifas eléctricas con discriminación horaria permiten disfrutar de un precio distinto según las diferentes franjas horarias del día.

Para saber cuál es la tarifa de luz que mejor se adapta a cada situación hay que tener en cuenta determinados aspectos, como los siguientes:

  1. Si ya hay suministro de luz en el inmueble.
  2. Si se necesita una tarifa de luz para un negocio o una vivienda.
  3. Si se conoce el consumo de electricidad que se efectúa al mes.
  4. La tarifa que está contratada actualmente y sus condiciones (para poder compararlas con otras tarifas).
  5. Si existe discriminación horaria o si es posible contratarla.
  6. La potencia contratada actual.
  7. Si la potencia contratada puede reducirse manteniendo las comodidades deseadas.

Con ayuda de un comparador de tarifas de luz se puede tener una idea clara de qué tarifas se adecuan a las necesidades de cada cliente. Además, este tipo de herramientas también permite contactar con un asesor especializado que analice punto por punto las facturas eléctricas del usuario para estudiar de qué forma puede comenzar a ahorrar en sus recibos de luz.

¿Qué necesito para contratar una tarifa de luz?

Una vez elegida la tarifa de luz que mejor se adecua a las necesidades de consumo del cliente, el próximo paso es proceder a su contratación. Para ello, el usuario debe ponerse en contacto con la comercializadora de luz de libre mercado que oferta la tarifa.

En caso de que exista una tarifa contratada con otra compañía, además del cambio de tarifa se deberá proceder a un cambio de comercializadora de luz. Ambos trámites son completamente gratuitos para el consumidor, y son realizados por la compañía de electricidad con la que se va a contratar la nueva tarifa.

COMPROMISO DE PERMANENCIASi la contratación de la tarifa de luz conlleva un cambio de tarifa o de comercializadora, conviene comprobar previamente si existe algún tipo de compromiso de permanencia vigente en el contrato de luz actual. De ser así, probablemente esté sujeto al abono de una penalización por rescindirlo antes de tiempo.

Para hacer la contratación de la tarifa de luz, es necesario tener a mano los siguientes datos:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato.
  • Dirección del inmueble.
  • Código CUPS
  • Potencia contratada
  • Tarifa de luz a contratar
  • Datos bancarios de la cuenta desde la que se abonarán las facturas.

Claves para ahorrar en la factura de la luz

Elegir la tarifa de luz adecuada es la clave principal para reducir el importe de los recibos. Sin embargo, existen otras cuestiones relativas al propio suministro y al uso que hacemos de él que pueden contribuir a la disminución del coste que supone el consumo energético en el hogar.

Reducir la potencia contratada, por ejemplo, es una forma segura de ahorrar en el recibo de la luz. ¿Por qué? Pues porque de ella depende el importe fijo a abonar en las facturas. Cuanta menos potencia contratada haya en la vivienda, menos se abonará en este concepto.

No obstante, es fundamental hacer esta operación con sentido común, ya que sólo se puede hacer un cambio de potencia eléctrica al año, y, si la bajada es excesiva, se puede acabar sufriendo un importante recorte en las comodidades.

La reducción de potencia contratada no es gratuita, ya que hay pagar los derechos de enganche a la nueva potencia, por un valor de 9'04€ + IVA. Sin embargo, el coste por bajar la potencia eléctrica compensa en gran medida el ahorro que se conseguirá durante todo el año en las facturas de luz. El importe por el cambio se abonará una única vez a través de la factura siguiente a la modificación.

Por otro lado, es importante conocer de qué forma se puede adaptar el consumo de luz para ahorrar en la medida de lo posible, tanto por el beneficio que eso supone al bolsillo como por tener en cuenta la eficiencia energética en la mayor medida posible.

  • Recomendaciones para ahorrar en la factura de la luz
  • Adapta tu consumo a las horas más baratas aprovechando la discriminación horaria.
  • Utiliza el calor residual de la cocina para terminar de cocinar.
  • Si tienes sistema de calefacción eléctrica, controla la temperatura de consigna para que esté entre los 15°C y 19°C durante el día y en torno a los 13°C por las noches.
  • Desconecta los equipos y electrodomésticos por completo cuando no se utilicen para evitar el consumo residual del stand by.
  • Controla el correcto aislamiento de la vivienda en puertas y ventanas para que no se pierda la temperatura alcanzada en el interior.
  • Si utilizas un termo eléctrico para calentar el agua de la ducha y los grifos, procura no ponerla al máximo de caliente para que el tanque no tenga que rellenarse por completo cada dos por tres.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial