Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Contrato de gas natural

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El contrato de gas se trata de un procedimiento a seguir para aquellos consumidores que hayan optado por un suministro de gas.

Para hacer el contrato de gas el consumidor debe tomar en cuenta que el procedimiento no es el mismo si se trata de una vivienda de nueva construcción, si la vivienda cuenta con una instalación de gas dada de baja o si se trata de una vivienda con la instalación de gas dada de alta. Veremos a continuación los documentos necesarios y el procedimiento a seguir.

¿Cuáles son los documentos necesarios para el contrato de gas?

Si la vivienda es de nueva construcción los documentos necesarios para obtener un contrato de gas son:

  • El DNI del titular
  • El número de cuenta bancaria
  • Un documento que certifique que el cliente vive en la propiedad
  • El número del suministro.

Si la vivienda posee una instalación de gas y está dado de alta, el cliente necesitará además el número del contrato.

Si la vivienda tiene una instalación de gas pero está dado de baja, el cliente necesitará los mismos documentos que si se tratase de una vivienda de nueva construcción.

¿Cuál es el procedimiento a seguir para contratar el gas?

Para la vivienda de nueva construcción habrá que instalar la acometida mediante una distribuidora (en el caso que ésta no esté ya realizada).

La acometida unirá el suministro que se encuentra al exterior de vivienda con la instalación que se sitúa en el interior de la vivienda.

El cliente tiene que tomar en cuenta que la distribuidora tiene que proporcionarle el coste de la acometida, la duración de las obras y un presupuesto antes de empezar a instalar la acometida.

Cuando haya finalizado la acometida el cliente procede a la elección de la comercializadora de gas. La elección de la comercializadora debe hacerse con tiempo y comparando tarifas de gas natural para conseguir un precio más competitivo y para un servicio completo.

Cuando se haya elegido, debe contactar con la comercializadora y proceder al contrato. Una vez firmado el contrato, la comercializadora abastecerá de gas la vivienda.

Si la vivienda ya tiene la instalación hecha y está dado de alta, el cliente tiene que proceder a un cambio de titularidad.

Este trámite lo puede realizar tanto el antiguo titular como el futuro titular del suministro de gas. Para ello, hay que contactar con la comercializadora, entregar los documentos citados anteriormente y la comercializadora debe realizar el cambio antes de la próxima facturación.

¿Cuánto cuesta hacer un contrato de gas?

El cambio de titular es un trámite totalmente gratuito.

En cambio dar de alta un contrato de gas natural conlleva un coste. El precio dependerá de la comercializadora elegida, de la tarifa elegida y de los servicios elegidos.

De manera general existen unos conceptos que estarán presentes a la hora de contratar el gas. Estos costes serán los derechos de acometida y los derechos de alta. Los derechos de acometida son el coste de la instalación de gas y los derechos de alta incluyen los gastos procedentes de los servicios de enganche y de verificación de las instalaciones.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar