Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Cómo subir la potencia de luz contratada?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La potencia contratada es aquella que se suscribe con la compañía al dar de alta la luz, que permite conectar una serie de aparatos eléctricos al suministro, es decir, es la cantidad de luz de la que se puede hacer uso al mismo tiempo, y que se reflejará en la factura como "término de potencia".

Las instalaciones eléctricas permiten una potencia máxima, pero no tiene que contratarse obligatoriamente y se podrá variar a los largo de los años. Aquel usuario que quiera aumentar la potencia eléctrica tendrá que ponerse en contacto con su comercializadora y solicitar la gestión que tardará entre unos 15 o 20 días.

¿Cómo saber si la potencia eléctrica es adecuada?

El consumidor contrata una potencia eléctrica con la compañía cuando va a contratar la luz por primera vez en una vivienda. Es posible que ésta sea insuficiente o muy elevada dependiendo de la cantidad de electrodomésticos que se conecten a la vez.

¿Cómo puedo saber si mi potencia es la adecuada? ¿Existe algún mecanismo que me avise de ello? Estas son algunas de las preguntas que se plantean y que tienen una respuesta muy sencilla. El Interruptor de Control de Potencia (ICP) se encarga de cortar el suministro cuando el término de potencia ha sido sobrepasado por el usuario.

Si el suministro se suspende porque el ICP ha dado la orden será que el usuario tendrá una potencia inadecuada para su vivienda. En estos casos, siempre se recomienda subir la potencia contratada y buscar una tarifa más económica que permita ahorrar en la factura de la luz.

¿Qué potencia contratada es necesaria para una vivienda?

Las viviendas no suelen necesitar una potencia excesivamente grande, pero dependerá del uso que hagan de la electricidad y como siempre de los aparatos que conecten. No existe una potencia universal que sea válida para todas las viviendas de España sino que dependerá de las siguientes características:

Tipo de vivienda Características de la potencia eléctrica
Domicilios con potencias altas
  • Si el cliente tiene calefacción eléctrica. 
  • Si tiene tendencia a conectar muchos aparatos a la vez. 
  • Si se dispone de algún aparato de climatización. 
Domicilios con potencias bajas
  • Viviendas con pocos electrodomésticos. 
  • Si la casa se mantiene cerrada o apenas se utiliza.
  • Si la persona alterna a la hora de conectar aparatos.

Para los consumidores domésticos se recomienda siempre contratar una potencia de 3,45 kW porque se considera lo mínimo en una vivienda normal. No obstante, la decisión siempre será del cliente y tendrá que tener en cuenta las características de su propia casa.

Documentos para subir la potencia de luz

Cualquier usuario que quiera subir la potencia contratada en su domicilio tendrá que ponerse en contacto con su comercializadora, a través de una llamada telefónica o por correo electrónico, y solicitar la gestión de la misma.

Junto con la tramitación del cambio de potencia eléctrica también se puede buscar una tarifa más económica. Para facilitar todo la gestión a la compañía, se recomienda tener todos estos datos disponibles y a mano a la hora de realizarlo:

Tras disponer de todos los datos, la comercializadora se ocupará de todo el papeleo, pero el cliente tendrá que esperar para ver cambiada su potencia.

Coste de aumentar la potencia contratada

El consumidor que quiera aumentar la potencia contratada en su vivienda deberá pagar un precio por dicho cambio. Este importe se abona a la distribuidora a través de la factura y corresponde a los siguientes derechos:

  • Derechos de extensión que son 17,37 €/kW + IVA.
    • Derechos de acceso que son 19,40 €/kW + IVA.
  • Derechos de enganche que son 9,04 €/kW + IVA.

La distribuidora se encargará de avisar al cliente cuando vaya a ir el técnico a la vivienda para cambiar el ICP. En ningún momento se pagará ningún importe al operario dado que todo se abona a través de la factura de la comercializadora.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar