Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Reducir la factura de la luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La factura de la luz se compone de términos fijos y términos variables. Para ahorrar en el recibo, puedes adecuar tus hábitos de consumo o reducir el importe de los términos fijos que se abonan mensualmente.

¿De qué se compone mi factura de la luz?

factura-luz

El recibo de la luz refleja de una manera desglosada el importe que debe abonar en un periodo de facturación determinado y es enviada por la comercializadora en papel o incluso a través de corrreo electrónico.

La factura está compuesta por el término fijo de potencia contratada, el consumo realizado en la vivienda, servicios adicionales contratados con la comercializadora y otros conceptos.

Esto conceptos son el Impuesto sobre la Electricidad, el alquiler del contador o el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). A lo largo del artículo le daremos una serie de consejos para ahorrar luz.

 

Ahorrar en potencia contratada en la factura de luz

La potencia contratada es un término fijo en la factura de la luz, que se abona por los kilovatios (kW) que tiene suscritos con la comercializadora y que le permite enchufar más o menos electrodomésticos de manera simultánea. Por lo tanto, el término de potencia variará dependiendo de las características y necesidades de cada vivienda.

La manera de ahorrar en el concepto fijo de la factura es a través de una reducción de potencia eléctrica. Pero no todos los usuarios podrán realizar esta disminución, ya que si se reduce la potencia bajo el mínimo necesario para el funcionamiento óptimo de la electricidad en el domicilio, se producirán cortes constantes de suministro, debido al Interruptor de Control de Potencia (ICP).

También debe tenerse en cuenta que el cambio de potencia contratada sólo puede efectuarse una vez al año, por lo que es conveniente estar bien asesorado antes de realizar este cambio.

Otra opción para ahorrar en el término fijo es cambiar a una tarifa eléctrica que disponga de un descuento en potencia. Esta deducción suele beneficiar sobre todo a aquellas personas que tengan una vivienda de segunda ocupación, ya que es un importe fijo que deben abonar todos los meses aunque no realicen consumo, y por lo tanto es un aspecto importante del recibo eléctrico.

Ahorrar en el consumo de luz

Otro de los conceptos que conforman la factura es el consumo que se realiza en la vivienda durante un periodo de tiempo determinado. Este término de consumo está medido en kilovatios hora (kWh) por el contador de luz. Para reducir el importe del consumo puedes seguir las siguientes recomendaciones:

El consumo es uno de los factores que más incrementa el coste de la factura, sobre todo cuando se trata de una vivienda habitual donde todos los habitantes de la misma efectúan gasto a lo largo del día, y en estos casos es muy recomendable seguir cualquiera de estas pautas para evitar un mayor coste en este concepto

  • Apaga todas las luces que no estés utilizando.
  • Cambia las bombillas convencionales por las de bajo consumo.
  • Desenchufa todos los cables innecesarios como los cargadores que estén en uso.
  • Apaga del todo los aparatos que se queden en “standby” como la televisión o el ordenador.
  • En las estancias al aire libre sustituir las luces ornamentales por lámparas solares.
  • Instalar un termostato en la calefacción eléctrica para regular la temperatura.
  • Poner el aire acondicionado a una temperatura moderada, constante y mantener las ventanas cerradas.
  • Llenar la lavadora y poner un programa de agua fría, ya que la mayor parte del consumo se realiza a la hora de calentar el agua.

También hay tarifas disponibles en el mercado que ofrecen descuentos sobre el término de consumo, que beneficiará sobre todo a las viviendas habituales donde se realiza el mayor consumo.

Ahorrar en servicios y otros conceptos

electricista

¿Tienes contratado un servicio de mantenimiento?

En esta sección de la factura encontraremos el alquiler de equipos y el servicio de mantenimiento en caso de tenerlo. Uno de estos conceptos es cobrado por la distribuidora de la zona y otro por la comercializadora contratada.

Para ahorrar en los equipos de medida es recomendable tenerlos en alquiler, sobre todo porque en caso de tenerlo en propiedad los gastos pueden ser mucho mayores, ya que al ser dueño del contador eléctrico tiene que hacerse cargo de los costes de instalación y también del mantenimiento del mismo. Esto incluye también posibles averías o reemplazos que puedan darse en un futuro

Sin embargo, aquel cliente que lo tenga en alquiler solo debe abonar una cuota mensual a la distribuidora, siendo ésta quien se encargue de instalar el contador, es responsable del mantenimiento y sustituye el aparato de medida si sufre una avería. Además, también se encargan de cambiar los contadores analógicos por digitales.

Los servicios de mantenimiento pueden ser contratados opcionalmente en la mayoría de los casos, convirtiéndose en un gasto mensual que el cliente tienen que abonar en la factura de la electricidad y este coste depende de las condiciones que haya pactado con la comercializadora.

Cambiar de tarifa eléctrica o de compañía

Si crees que estás pagando demasiado en tus facturas, puedes cambiar de tarifa o de compañía comercializadora. Para saber cuál es la que más te beneficia como consumidor, necesitas acudir a un comparador de tarifas eléctricas donde puedas facilitar los datos de tu suministro y encontrar aquella oferta que mejor se adapta a tu vivienda y sobre todo a tus hábitos de consumo

Esta herramienta solo necesita datos del punto de suministro, sin necesidad de datos personales del cliente y presenta un listado con todas las opciones del mercado. Reflejando ventajas, inconvenientes, importe a pagar y sobre todo ahorro con respecto a otras tarifas. Además, no existe obligatoriedad de contratar una oferta concreta, lo que permite mayor libertad de elección

Es importante que a la hora de realizar un cambio de compañía de luz no tengas en vigor una cláusula de permanencia en tu contrato, ya que normalmente este cambio es gratuito pero en el caso de que existiese una cláusula de permanencia, el cliente debería abonar el importe restante de su facturación para poder efectuar el traslado.

Al realizar este cambio el suministro eléctrico de la vivienda no sufrirá ningún corte y la calidad del servicio será la misma ya que la distribuidora no cambia, lo único que varía es el tipo de tarifa o la compañía que factura. De hecho, el cambio de compañía eléctrica es totalmente gratuito y solo requiere de los siguientes datos:

  1. Documentación del titular.
  2. Datos de la vivienda.
  3. Datos bancarios.
  4. Potencia eléctrica y código CUPS
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar