Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Potencia eléctrica mínima a contratar

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
electricidad

La potencia eléctrica es aquel término fijo que se contrata con la compañía al dar de alta la luz y que permite conectar una cantidad de aparatos eléctricos de manera simultánea sin sufrir cortes en el suministro.

Instalación monofásica o trifásica:

Antes de escoger la potencia eléctrica es importante saber si la instalación es monofásica o trifásica, dado que dependiendo de estas variables se deberá contratar una potencia u otra. Estos tipos de instalaciones son los siguientes:

  1. Monofásica: tiene una sola corriente alterna.
  2. Trifásica: dividida en tres corrientes alternas y por lo tanto, necesita una mayor potencia para evitar que se corte el suministro.

La mayoría de las viviendas tienen una instalación monofásica aunque puede asegurarse de ello mirando el Certificado de Instalación Eléctrica.

¿Cuál es la potencia mínima de luz?

Es importante informarse sobre los términos de potencia que se pueden escoger antes de contratar la electricidad. Las potencias están actualmente normalizadas para todos los consumidores y algunas tarifas a contratar solo pueden suscribirse con una potencia normalizada. Del proceso de normalizar la potencia y de su corresponiente importe se hace cargo la propia compañía con la que se vaya a suscribir un contrato, al menos en la mayoría de los casos. A continuación se muestra una tabla con las potencias normalizadas de las que disponen las comercializadoras:

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Se recomienda no contratar una potencia inferior a 3,45kW para optimizar el suministro de la vivienda, ya que con un término inferior saltará el Interruptor de Control de Potencia con mayor facilidad. Este ICP es un dispositivo que se encarga de cortar el suministro eléctrico momentáneamente cuando se conectan demasiados electrodomésticos simultáneamente, evitando así una subida de tensión en la instalación al superar el término de potencia que se tiene contratada.

¿Qué potencia mínima de luz contratar?

Elegir la potencia eléctrica puede suponer un ahorro en la factura de la luz

Cada vivienda necesita una potencia a contratar diferente, en función del tamaño, de los electrodomésticos y del número de habitantes. Es por esto, por lo que antes de reducir o aumentar el término o contratar una potencia eléctrica, es necesario asesorarse bien con la ayuda de un electricista especializado que realice las mediciones precisas para determinar la potencia óptima para la vivienda o recurrir a una calculadora de potencia que estime mediante las características del domicilio y los electrodomésticos que se usen una potencia adecuada, ya que elegir la potencia eléctrica apropiada puede suponer un ahorro en la factura de la luz.

¿Cómo reducir la potencia eléctrica?

Es imprescindible estar bien asesorado antes de realizar una reducción de potencia ya que este cambio sólo se puede realizar una vez al año, por lo que, como se ha comentado con anterioridad, es recomendable recurrir a un electricista especializado que le ayude a determinar la potencia eléctrica óptima para su domicilio o consultar una calculadora de potencia que estime el término fijo de su factura. Los principales factores que influyen a la hora de escoger una potencia eléctrica son los siguientes:

  1. La calefacción eléctrica necesitará una mayor potencia.
  2. El aire acondicionado también aumenta el término de potencia necesario.
  3. La cantidad de electrodomésticos que se conecten simultáneamente.

¿Cómo aumentar la potencia eléctrica contratada?

Si consideras que tienes que aumentar la potencia porque salta continuamente el ICP, debes asesorarte bien ya que este cambio sólo puede realizarse una vez al año, y aumentar el término de potencia implica pagar más en la factura por los kilovatios (kW) contratados. Por lo que se aconseja el mismo procedimiento que para realizar una reducción de potencia: contratar a un técnico especializado que realice las mediciones precisas para determinar la potencia óptima para su vivienda, o acudir a una calculadora de estimación de potencia.

Cambiar de compañía eléctrica o de tarifa de luz

También se puede aprovechar a la hora de reducir o de aumentar la potencia eléctrica para cambiar a otra tarifa más económica o incluso cambiar de compañía eléctrica. Ambos trámites son completamente gratuitos a excepción de aquellos clientes que tengan vigente una cláusula de permanencia en su contrato actual.

Para escoger la mejor tarifa del mercado puede acudir a un comparador de tarifas de luz online, completamente gratuito, que, aportando unos sencillos datos sobre su consumo y su vivienda, le mostrará los descuentos y condiciones de contratación de las principales compañías. Los documentos necesarios para realizar un cambio de potencia junto con un cambio de tarifa o de compañía son los siguientes:

  • Datos del titular (Nombre, apellidos y DNI)
  • Dirección de la vivienda
  • Código Universal del Punto de Suministro (Código CUPS) que aparece en la factura
  • Potencia a contratar
  • Número de cuenta bancaria donde se domiciliarán los recibos

En algunos aumentos de potencia es necesario aportar el Certificado de Instalación Eléctrica para verificar que la instalación es apta para ese aumento.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar