Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Necesito luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Información del alta de luz

Si necesitas luz en tu domicilio lo primero que debes hacer es una gestión administrativa y operativa para poder dar de alta el suministro eléctrico o volver a reactivarlo.


Casos para dar de alta la luz

Existen diferentes casos por los que se necesita dar de alta la luz. Puede ser que la vivienda nunca haya tenido dado de alta el suministro eléctrico o que tengas que volver a reactivarlo. Estas pueden ser algunas de las situaciones en las que te encuentres:

  1. La compra de una vivienda nueva en la que nunca haya habido suministro eléctrico.
  2. Contratar la luz tras una baja voluntaria que puede darse en estos casos: compra/alquiler de una vivienda o no residir en esa vivienda durante un tiempo prolongado.
  3. Si se ha dado de baja el suministro eléctrico por impago a la compañía.

¿Cómo puedo tener luz en casa?

Para tener luz en tu vivienda, lo primero que debes hacer es elegir la comercializadora con la que quieres dar de alta el suministro eléctrico y la tarifa eléctrica que más se adapta a tus necesidades.

Si quieres, puedes acudir a un comparador de luz para ver todas las opciones y que te resulte más sencillo. Tras esto, ya puedes llamar a la compañía seleccionada para comenzar los trámites.

Documentos para dar de alta la luz

Antes de dar de alta la luz en tu vivienda, debes tener en cuenta que se te van a requerir ciertos documentos para poder formalizar el trámite. Te recomendamos que tengas a mano:

Precios por dar de alta la luz

Si se quiere dar de alta la luz hay que saber que tiene un coste. El importe por solicitar esta gestión se abonará en la primera factura de electricidad que se reciba en el domicilio.

El pago del que te hablamos se realizará a la distribuidora de la zona sin importar que sea diferente a la compañía eléctrica que se haya contratado. Para calcular el precio por dar de alta la luz, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  1. La potencia que se quiera contratar
  2. El tiempo que la luz lleva dada de baja.
  3. La potencia contratada con anterioridad (si es menor a tres años).

Sea cual sea la distribuidora, el coste por dar de alta la luz es el mismo en toda España. Este importe está regulado por tres derechos que se pagan obligatoriamente al realizar un contrato de electricidad:

  • Derechos de extensión: 17,37€ + IVA.
  • Derechos de acceso: 19,70€ + IVA.
  • Derechos de enganche: 9,04€ + IVA.

Se puede dar el caso de que la distribuidora cobre un depósito de garantía a modo de fianza, aunque desde hacer años ya no suele ser habitual.

¿Con quién contratar la electricidad?

Existen varias opciones a la hora de contratar luz en nuestro país. Lo primero que se debe hacer es comparar todas las tarifas de electricidad del mercado para ver cual se ajusta más a cada necesidad personal.

Hay que tener en cuenta que los precios de la energía varían de forma frecuente y que existen dos opciones según el tipo de comercializadora elegida: mercado libre y mercado regulado (es el Gobierno quien impone el precio del kWh).

Mercado regulado de luz

El mercado regulado se planteó para acoger a todos los consumidores domésticos, que tuvieran menos de 10kW de potencia contratada, y que no quisieran contratar una tarifa de mercado libre.

La tarifa que se les aplica es denominada como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y las opciones de facturación que tienen son las siguientes:

 Tarifa de luz por horas

Sólo está disponible para aquellos que ya tengan instalado un contador digital (el 31 de diciembre de 2018 todos los hogares españoles deben tenerlo obligatoriamente). El precio del kWh se modifica cada día y a cada hora, haciendo posible que cada cliente pueda controlar cuánto le cuesta diariamente.

 Precio Medio Ponderado (PMP)

Es la opción de los hogares que aún tienen contador analógico. Con este tipo de facturación no se conoce el coste de la factura hasta que esta llegue al domicilio. Para calcularlo se realiza una media de todos los precios dados durante el periodo de facturación.

 Tarifa Fija Anual

Esta tarifa fija el precio del kWh durante todo el año desde el momento en que se contrata. De esta manera se evitan las variaciones de precios. Su mayor inconveniente es que el precio del kWh suele ser casi un 30% más caro que los precios de mercado libre.

También, exige compromiso de permanencia con la compañía y penaliza al cliente en el caso de querer romper el contrato.

Mercado libre de luz

Estas comercializadoras son las que eligen el precio del kWh, además de aplicarle descuentos u ofrecer ofertas a los clientes que firmen un contrato con ellas. La principal ventaja es que se sabe en todo momento a cuánto estás pagando la electricidad.

Todos los usuarios tiene que tener en cuenta que el precio se revisa durante determinados periodos de tiempo, donde se puede aumentar o disminuir el coste, dependiendo de las fluctuaciones en el mercado.

Tarifa con discriminación horaria

También se denomina tarifa nocturna. Este tipo de tarifa tiene dos tramos diferentes de facturación según la hora del día y son conocidos como valle y punta.

Esta tarifa está indicada para aquellos que utilizan más energía durante la noche, ya que son 14 horas de precios baratos y 10 horas de precios caros. Es una tarifa que puede contratar tanto en mercado regulado como liberalizado.

¿Y si me han cortado la luz?

Lo primero que debes hacer en el caso de que te hayan cortado la luz es contactar con tu compañía eléctrica por teléfono. Una vez abonada la factura pendiente, te volverán a restablecer el servicio en un corto periodo de tiempo.

En caso de que ya te hayan retirado el contador de la luz, el plazo para volver a activar la electricidad de tu vivienda aumentará y es posible que tengas que pagar una cuota de reenganche (precio por volver a tener luz).

Además, hay que tener en cuenta que las compañías realizan un análisis de riesgo a los clientes tras un impago a la compañía. En caso de no superarlo, la luz debe darse de alta a nombre de otra persona.

 

LE AYUDAMOS A DAR DE ALTA LA LUZ EN SU VIVIENDA O LOCAL