Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

¿Es mejor la tarifa nocturna?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La tarifa nocturna se implantó en España para ayudar a los consumidores a ahorrar en la factura de la luz. Durante el año 2008, esta tarifa cambio su nombre por discriminación horaria donde se incorporaron una serie de cambios, como es el incremento del precio del kilovatio hora (kWh) o de las horas nocturnas.

Esta modalidad está disponible para los clientes que están acogidos tanto al mercado regulado como al liberalizado. Se trata de una tarifa eléctrica que bien empleada puede suponer un ahorro en la factura de la luz.

¿Discriminación horaria en dos periodos?

La discriminación horaria en dos periodos puede ser contratada por usuarios, que tienen como tarifa de acceso la 2.0DHA o la 2.1DHA, y que tienen menos de 15 kW de potencia eléctrica. Esta modalidad incorpora dos franjas horarias donde el coste de la electricidad varía como se puede ver a continuación:

  • La franja punta es la que tiene el precio del kWh más caro y está delimitado a las horas diurnas.
  • La franja valle es la que pertenece a las horas nocturnas y el precio del consumo es mucho más barato.

La discriminación horaria en dos periodos tiene un horario diferente, dependiendo de si el consumo se realiza en los meses de invierno o de verano como se puede ver en la siguiente imagen:

El consumidor cuenta con 14 horas donde el precio del kWh es mucho más reducido, pero también cuenta con 10 horas donde el coste es mucho más elevado y tiene que buscar la mejor manera de ahorrar en luz de esta manera.

¿Discriminación horaria en tres periodos?

La discriminación horaria en tres periodos va enfocada a usuarios profesionales o comunidades de vecinos, donde se tiene una tarifa de acceso 3.0 que indica que se han contratado más de 15 kW de potencia y se hace un uso eléctrico muy sistematizado.

A diferencia de lo que ocurre con la tarifa con discriminación en dos periodos, esta modalidad se encarga de añadir una nueva franja horaria, que permite un mayor ahorro como se puede comprobar a continuación:

  • Franja supervalle que es el más barato y está ligado a las horas de madrugada.
  • Franja valle sigue siendo asequible para el consumidor y se engloba en las horas nocturnas.
  • Franja punta que es la más cara de todas y pertenece a las horas del día.

El horario de la discriminación horaria en tres periodos, solo tiene un único horario para todo el año y no hace distinción entre los meses de invierno o verano como se puede ver:

¿Merece la pena tener discriminación horaria?

¿Puedo ahorrar con la discriminación horaria?

Cualquier usuario puede acogerse a la discriminación horaria, pero para que se económicamente rentable es necesario, que se realice al menos un 30% del consumo en el periodo valle.

Esto mismo ocurre en la discriminación horaria en tres periodos, donde el usuario tiene que intentar ejecutar la mayor parte del consumo en el periodo valle al igual que supervalle y de esta manera conseguir ahorrar en la factura porque el precio de la electricidad es más barato.

Este tipo de tarifa eléctrica está pensada para los clientes que tienen unos hábitos muy controlados, que no permanecen demasiado tiempo en sus viviendas por el día y aprovechan para realizar todo el consumo en las horas más baratas.

Si se consume mucho más por la mañana que por la noche, esta modalidad de tarifa puede ser contraproducente, dado que el precio del kWh es mucho más caro.

¿Cuánto cuesta la discriminación horaria?

El cliente que quiera acogerse a la tarifa con discriminación horaria, debe asegurarse de que puede consumir mucho en las horas nocturnas, pero también es aconsejable que compare todas las tarifas eléctricas que se ofrecen en el mercado.

La siguiente tabla muestra las principales tarifas de las cinco grandes comercializadoras, donde se refleja tanto el término de potencia que se paga en cada una de ellas y también el coste del término de consumo:

Comercializadora Término de potencia (€/kW al mes) Término Punta (€/Kwh) Término valle (€/kWh)
3,503605€ 0,148346€ 0,061299€ 
3,503605€ 0,1453752€ 0,0595476€
3,083185€ 0,149680€ 0,069945€
3,3284379€ 0,1555245€ 0,0759506€
3,153508€ 0,161925€ 0,82240€

¿Cómo contratar la discriminación horaria?

La contratación de la tarifa con discriminación es un trámite sencillo, que se puede realizar con la comercializadora escogida y donde solo tiene que facilitar una serie de datos que son imprescindibles:

  • Documentación del titular del contrato.
  • Código CUPS.
  • Potencia eléctrica.
  • Boletín Eléctrico si la vivienda es nueva o tiene más de 20 años.
  • Dirección exacta del domicilio.
  • Cuenta bancaria para domiciliar los pagos.

Una vez que el cliente facilita esta documentación, la compañía eléctrica se encarga de toda la gestión y el periodo establecido es de 15 a 20 días hábiles para los cambios de comercializadora. Sin embargo, al dar de alta la luz tiene que ir un técnico a instalar el contador y el plazo que puede transcurrir es de 5 a 7 días hábiles.

¿Cuánto cuesta contratar discriminación horaria?

Si se trata de un cambio de tarifa con la actual o con una nueva compañía no se tiene que abonar ningún importe. Para dar de alta la luz, el cliente sí tiene que pagar una serie de derechos en la primera factura y estos son los siguientes:

  • Derechos de extensión: 17,374714 €/kW + IVA.
  • Derechos de acceso: 19,703137 €/kW + IVA.
  • Derechos de enganche: 9,044760 € + IVA

¿Es necesario un nuevo contador?

El usuario que suscriba una tarifa con discriminación horaria tiene que disponer de un contador digital, que será cambiado por la distribuidora de su zona si contrata la tarifa nocturna con un sobrecoste y que permite contabilizar l consumo que ha efectuado en cada periodo horario.

Sin embargo, las distribuidoras se están encargando de cambiar estos sistemas de medida, aunque tienen de plazo hasta diciembre de 2018 para dejarlo finalizado. Por el momento, la mayoría de los consumidores aún cuentan con un contador analógico, que no permite disponer de esta modalidad de tarifa.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar