Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Lectura del contador de electricidad Iberdrola

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La lectura de electricidad sólo se puede realizar en aquellas viviendas que cuenten con una instalación eléctrica y de un contador que pueda contar el consumo que se ha producido en la vivienda. El cálculo del consumo se realiza después por la comercializadora Iberdrola que, según el consumo producido, dará como resultado el importe que tendrá que abonar el cliente, junto con otros factores que se añaden en la factura.

Actualmente existen dos tipos de contadores en las viviendas españolas: el contador analógico y el contador digital. Actualmente se está sustituyendo el contador analógico por el contador digital ya que posee más ventajas de fiabilidad y permitirá tener un consumo real en cada factura del cliente.

¿Cómo se produce la lectura de electricidad por la comercializadora Iberdrola?

La lectura de electricidad que hace Iberdrola es muy sencilla. Iberdrola, a través de la distribuidora de la zona, manda unos responsables para ir a la vivienda de cada cliente de Iberdrola y apuntar el consumo que se ha realizado.

En caso de que el cliente no se encuentre en la vivienda, se tendrá que realizar en la siguiente facturación pero el consumo que refleja la factura será una estimación que haya hecho Iberdrola a partir de una media de consumo del cliente.

¿Es preferible tener un contador alquilado o comprado?

Iberdrola propone dos opciones para poder tener un contador, ya sea mediante un alquiler del contador, que se realiza junto con la facturación del consumo eléctrico, o mediante la compra del contador eléctrico. Si el cliente elige el alquiler del contador tiene que pagar una mensualidad relativamente baja en cada factura. Este sistema incluye la instalación del contador, la reparación y sustitución del contador si fuera necesario.

Mientras que si el cliente opta por la compra del contador tiene que saber que tiene que abonar integralmente el precio del contador y de su instalación. Lo mismo ocurre si el contador tiene algún tipo de avería, el cliente tendrá que pagar por la reparación o sustitución del contador. Pero la ventaja de comprar el contador es que es propiedad del cliente y puede utilizar el mismo si se cambia de vivienda o para una vivienda de nueva construcción.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar