Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Dar de baja la luz Iberdrola

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Dar de baja un suministro de luz con Iberdrola es un trámite bastante sencillo y al que cualquier cliente puede recurrir en caso de necesidad. Pero es necesario saber cómo realizar estos trámite para que sean lo más rápido posible.

¿Cuándo hay que dar de baja la luz con Iberdrola?

Existen una serie de motivos por los que un cliente decide dar de baja la luz con Iberdrola, por ejemplo porque se trata de una vivienda en la que no vive nadie o porque el cliente decida, al abandonar una vivienda, que es mejor cortar el suministro eléctrico para que no haya problemas en el futuro por un cambio de titular.

Pero hay otros trámites que muchos clientes piensan que para poder realizarlos hay que dar de baja de la luz, como un cambio de titular, un cambio de domiciliación bancaria, un cambio de tarifa eléctrica o un cambio de comercializadora. Si el cliente recurre a la baja de la luz tendrá que pagar los gastos que corresponde al alta de la luz que son bastante costosos. Además, estos trámites son gratuitos para el cliente por lo que no tiene ninguna necesidad de dar de baja el suministro eléctrico.

Trámites para dar de baja la luz con Iberdrola

Los trámites para dar de baja de luz con Iberdrola son muy sencillos. Primero hay que contactar por teléfono con Iberdrola para informar de la baja que se quiere efectuar. Luego, Iberdrola iniciará el proceso de baja comprobando que los pagos se han efectuado de las últimas facturas y que el contrato está en regla.
Por último, se informa al cliente de la fecha en la que se cortará el suministro de luz y el cliente tendrá que firmar una serie de documentos para que se haga la baja de manera satisfactoria.

¿Cuánto cuesta dar de baja de la luz con Iberdrola?

El trámite es totalmente gratuito. Los clientes de Iberdrola tienen la libertad de dar de baja un suministro de luz en el momento que lo deseen. El único caso en el que un cliente tiene que abonar un importe es en caso de un contrato de permanencia con Iberdrola.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar