Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Reducir potencia contratada con EDP

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La potencia contratada es aquella que se debe suscribir con la compañía cuando se da de alta la luz y que dependerá de la cantidad de aparatos eléctricos que el consumidor puede tener conectados al mismo tiempo. Este término se mide en kilovatios (kW) y se conoce como la parte fija de la factura eléctrica.

Si el consumidor quiere reducir la potencia contratada con EDP se deberá a que la que tiene contratada es elevada para su vivienda o establecimiento. Es posible que no conecte tantos electrodomésticos a la vez, pero también suele ocurrir que el cliente quiere ahorrar en el recibo de la luz y rebajar la potencia contratada es una medida de ahorro.

¿Cómo calcular la potencia que necesito?

Una potencia contratada excesiva supondrá un mayor gasto para el consumidor, pero a la hora de cambiar la potencia, se recomienda calcular cuánta es necesaria en dicha vivienda. Esto es importante porque si el cliente reduce demasiado la misma podría llegar a ser insuficiente y tendría que volver a aumentarla con el coste que ello implica. Se puede estimar la potencia de cualquiera de estas formas:

  • Recurrir a un electricista que proporcione un cálculo aproximado de la potencia en base a los aparatos eléctricos que haya o se piensen instalar en el domicilio.
  • Algunas compañías ponen a disposición de los usuarios, unas calculadoras de potencia eléctrica con las que podrán estimar la potencia y tener una idea aproximada de lo necesario.
  • Para asesoramiento en tarifas de electricidad y gas natural puede contactarnos en el 91 198 05 95.

Después será decisión del cliente de EDP decidir qué potencia es la que mejor se ajusta a su vivienda. No obstante, la potencia escogida tendrá que estar dentro de las potencias normalizadas que son las mismas para todas las comercializadoras de luz y solo se puede realizar un cambio de potencia anual.

¿Qué documentos son necesarios para la reducción de potencia?

Para rebajar el término de potencia, el cliente deberá aportar una serie de datos, que permitan a la comercializadora realizar la tramitación del mismo en la mayor brevedad posible. Entre los documentos que se facilitarán serán los siguientes:

  • Datos del titular del suministro.
  • A cuánta potencia se quiere rebajar.
  • Nª CUPS de la instalación que aparece en una factura de luz anterior.
  • Si el certificado de instalación eléctrica tiene más de 20 años habrá que solicitar un nuevo boletín eléctrico y aportarlo en la documentación.
  • Cuenta bancaria donde se domiciliará el pago.

Cómo puedo realizar las gestiones con EDP

La comercializadora EDP pone a disposición de sus clientes, tres sencillas maneras de ejecutar este trámite y que se especifican a continuación:

  • Telefónicamente donde le atenderá un operador que le tramitará la gestión.
  • Acercarse a la oficina de su zona que sea la más cercana.
  • En Internet, ingresando en la página de EDP y solicitando el procedimiento.

¿Cuánto tarda en reducirse la potencia con EDP?

Los clientes de EDP deben saber que la tramitación de la reducción de potencia podría conllevar un tiempo estimad de unos 15 a 20 días hábiles.

¿Cuánto cuesta rebajar la potencia con EDP?

La reducción de potencia eléctrica supone un importe menor que el aumento del término de potencia, pero se abonará también en la factura eléctrica y no se pagará nada al técnico que se acerque a la vivienda. El precio de la bajada de potencia se reflejará de la siguiente manera:

  • Los derechos de enganche son 9,04 € + IVA.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar