Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Gastar menos electricidad

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Tras la liberalización del mercado eléctrico, el papel de las distribuidoras y las comercializadoras se ha separado. Esto significa que los consumidores pueden elegir la compañía eléctrica que quieran para contratar la electricidad e intentar buscar la tarifa que se adapte mejor al tipo de consumo que realizan.

Los usuarios que quieran gastar menos en la electricidad tendrán que intentar reducir la factura de la luz con alguna de las múltiples maneras que existen. Esto puede conseguirse tanto con una tarifa con discriminación horaria, la reducción de potencia e incluso con un cambio de compañía.

Tarifa con discriminación horaria

La discriminación horaria se caracteriza porque el precio del kilovatio hora (kWh) es mucho más económico en las horas de noche en comparación con las horas del día que suele ser mucho más caro. Para todos aquellos usuarios que realicen un consumo mucho más elevado durante las horas nocturnas les compensará contratar este tipo de tarifa. Esta discriminación se divide en dos periodos o en tres que se explican a continuación.

  • La discriminación horaria en dos periodos se divide en las horas valle que son las más baratas y que se encuentran delimitadas a la noche. Y también en las horas punta que son las que pertenecen al horario diurno.
  • En cuanto a la discriminación dividida en tres periodos se caracteriza por disponer de horas supervalle, valle y punta.

Si el consumidor sabe que va a realizar más de un 33% del consumo eléctrico en las horas donde es más barato el kWh le convendría tener contratada este tipo de tarifa ya que podría ahorrar mucho en la factura.

Reducción de potencia

La potencia contratada es aquella que un cliente debe suscribir con la compañía y que dependerá de la cantidad de electrodomésticos que quiera mantener conectados a la misma vez. En ocasiones, la mejor manera de gastar menos luz es tener una potencia acorde con el tipo de vivienda que tiene el cliente y así evitar pagar más en el término fijo de la luz.

Por ello, el usuario debería estimar la potencia antes de dar de alta la luz, ya que será una parte importante del suministro. Si la persona contrata una potencia inferior a la necesaria seguramente acabará saltando su Interruptor de Control de Potencia (ICP) que cortará la luz momentáneamente. No obstante, si la potencia contratada es superior a la que realmente necesita el cliente estará pagando más por ella y podría ahorrar en la factura de luz si la disminuyera.

Lo único que tiene que hacer el consumidor es ponerse en contacto con la compañía para solicitarle el trámite y la propia comercializadora se encargará de realizar todo el proceso. Aún así, si el usuario quiere disminuir el importe de su factura también podrá cambiar de tarifa con una nueva compañía y ésta se encargará de realizarle la reducción de potencia.

Cambiar de compañía

Otro de los recursos que se pueden utilizar para rebajar el consumo de la luz será cambiar de compañía a una que ofrezca una tarifa mucho más económica para el consumidor. Actualmente tanto las Comercializadoras de Último Recurso como las del mercado libre dan una serie de ofertas que podrían ser muy interesantes para el consumidor.

El cambio de compañía es un trámite gratuito que el usuario podrá realizar siempre que quiera ya que no tiene porqué estar sujeto a una misma comercializadora. Para ello, el cliente tendrá que buscar entre las múltiples tarifas del mercado, tanto por su cuenta como recurriendo a un comparador de luz. Éste se encargará de buscar entre todas las tarifas para ofrecerle la que más se adapte al consumo de dicho usuario.

Una vez que el cliente ha decidido con qué compañía quiere contratar la nueva tarifa deberá ponerse en contacto con la misma y facilitarle todos los datos que se requieran. Siempre es aconsejable tener una factura a mano para que poder facilitárselos.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar