Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Trámites para dar de baja el gas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

En el momento que el cliente decida darse de baja del gas, tiene que conocer el procedimiento a seguir según su comercializadora. Estos trámites se realizan cuando el cliente decide darse de baja por diversos motivos, ya sea por cambio de vivienda, o por no querer seguir pagando por un servicio que no utiliza, entre otros motivos.

Otro caso que se puede dar, es la baja obligatoria para el cliente ya que se trata de la comercializadora que procede a dar de baja su suministro de gas por no pagar las facturas de forma continuada.

¿Qué necesito para dar de baja el gas?

Lo primero que tiene que hacer es contactar con su compañía de gas para conocer los trámites para dar de baja el gas. La compañía comprobará el estado de su contrato y comprobar si no existe penalización por baja.

No es frecuente que los contratos tengan un periodo de permanencia, es decir, un periodo en el que hay que permanecer en la compañía un tiempo limitado, si el cliente decide darse de baja durante ese tiempo tiene que pagar una cierta cantidad como compensación.

¿Por qué dar de baja el gas?

Cada cliente tendrá los motivos necesarios para querer darse de baja. Lo más común es el cambio de vivienda o el no uso del suministro o el no querer seguir pagando por el servicio. Otro aspecto a tener en cuenta es que si lo que busca es cambiar de comercializadora, le será más fácil y más económico seguir de alta y cambiarse que dar de baja el gas y más tarde tener que dar de alta en la nueva comercializadora. El hecho de dar de alta, otra vez, el suministro hará que tenga que pagar por la alta nueva.

¿Cómo dar de baja el gas?

Como ya se ha mencionado antes, depende de la comercializadora donde esté contratado. Al ponerse en contacto con la comercializadora le explicarán el proceso a seguir para darse de baja.

Según la comercializadora, la baja se puede hacer por escrito mandando una orden de baja mediante un fax, un correo o mediante una grabación de voz (a través de la llamada telefónica). Tras esta gestión, la comercializadora procederá a dar de baja su suministro de gas. Conviene informarse para saber cuándo se cortará el servicio para saber hasta cuando continúa disponible el suministro de gas.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar