pixel Facebook

Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Dar de baja el gas

Ya sea por tema económico o por cualquier otro tipo de decisión, el cliente tiene la libertad de rescindir el contrato de suministro de gas natural en cualquier momento. No se trata de un trámite complejo por lo que se puede solicitar en el momento que se necesite.

Precio para dar de baja el gas

Dar de baja el gas es totalmente gratuito en todas las comercializadoras que se dedican a este sector. Los clientes de cualquier comercializadora tienen la libertad de dar de baja un suministro en el momento que lo deseen, salvo aquellos clientes con un contrato de permanencia en los que tendrán que abonar una sanción correspondiente.

¿Cuál es el procedimiento para dar de baja el gas?

El procedimiento para dar de baja el gas natural es muy sencillo ya que la comercializadora se encarga de casi todos los trámites necesarios. El cliente de gas natural debe contactar con la comercializadora contratada para explicar su elección de querer dar de baja el suministro de gas de la vivienda en cuestión. Una vez que la comercializadora por su parte compruebe la identidad del titular, procede a la baja del suministro.

La baja del gas transcurre en un corto plazo de tiempo, y el cliente estará informado del día en que se cortará el suministro de gas.

¿En qué situaciones es aconsejable dar de baja el gas?

Es aconsejable dar de baja el gas en viviendas donde no vive ningún inquilino o propietario y se está pagando por impuestos y por los términos fijos de un suministro que no está en uso. Lo mismo ocurre con propietarios que cuando venden la vivienda recurren a la baja del gas para estar más tranquilos para no tener problemas de errores de titular o de datos bancarios.

No es obligatorio para muchos otros trámites como el cambio de titular, cambio de tarifa, cambio de comercializadora, etc. En estos trámites el cliente debe recurrir al cambio y no llevar a cabo la baja del gas, ya que una vez que se da de baja hay que dar el alta si se quiere seguir con el suministro de gas, lo que conlleva una serie de gastos elevados que no son necesarios ya que los trámites mencionados previamente son gratuitos.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar