Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Facturas de luz y gas pendientes

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Facturas pendientes

Existen varios motivos por los que el cliente puede dejar de pagar las facturas de luz o gas a su compañía, una situación que si se mantiene en el tiempo puede acabar en el corte de suministro de energía.


¿Qué es una factura de luz o gas?

Una factura de luz o gas es el documento emitido por la comercializadora del suministro de energía donde aparece el importe que debe abonar el cliente por el servicio prestado. Se trata de un comprobante en el que se detallan los datos del suministro y cuya emisión es obligatoria por parte de la compañía de energía.

Este documento muestra datos de carácter importante para el cliente, ya que se desglosan los términos del contrato, el precio del kW o el kWh que paga el cliente.

Con la emisión del documento, la comercializadora mantiene informado al cliente de su consumo, por lo que éste puede controlar el gasto y favorecer el ahorro. Pero, para pagar menos en el recibo, el cliente debe conocer algunos términos que condicionan la factura de forma directa:

  1. Término de potencia o término fijo en el caso del gas.
  2. Impuesto eléctrico.
  3. Término de consumo.
  4. Impuesto de Hidrocarburos.
  5. Servicio de mantenimiento.
  6. Alquiler de contador. Siempre que el cliente tenga el aparato en alquiler deberá pagar un pequeño importe a la comercializadora.
  7. Datos y descuentos de la tarifa eléctrica contratada.

¿Qué pasa si tengo una factura pendiente?

Existen numerosas causas por las que el cliente puede dejar de pagar una factura de luz o gas, aunque generalmente los impagos por parte de los consumidores se deben a la situación económica. Pero el consumidor no debe preocuparse, algunas comercializadoras son flexibles en cuanto al retraso en el pago de facturas.

En el caso de que el cliente no pueda hacer frente al pago de los recibos, la comercializadora de energía está en su derecho de suspender el servicio al cliente. Pero para poder llevar a cabo este corte de suministro, la empresa debe realizar una serie de pasos:

  • La comercializadora vuelve a enviar el recibo en un plazo de tiempo más corto y anticipando las consecuencias del impago.
  • Si se continúa con el impago, la comercializadora enviará un requerimiento de pago al domicilio mediante un certificado postal para que quede registrada la recogida de la notificación.
  • En el documento enviado por la comercializadora aparecerá la fecha de la suspensión del suministro si el usuario no abona el dinero que debe.
  • Esta fecha tiene que ser de al menos dos meses desde que se efectúa el requerimiento con ciertas garantías.
  • La suspensión del suministro no puede hacerse en jornadas festivas o vísperas de festivo.

Si finalmente el consumidor continúa sin abonar las facturas pendientes, la comercializadora procederá a la suspensión de energía. Los gastos de desconexión los asume la compañía, pero si el cliente quiere recuperar el servicio tendrá que pagar el dinero que debe a la empresa y un recargo por el reenganche al suministro.

¿Cómo puedo pagar la factura de luz o gas?

Si el cliente realizara el pago posteriormente, tiene varias opciones para realizar el ingreso del precio adeudado. Si bien es cierto que la domiciliación bancaria es la forma más habitual de realizar los pagos, las comercializadoras ponen a disposición del usuario otros métodos:

  1. Ingreso bancario.
  2. Pago online a través de la plataforma del Área de clientes.
  3. Transferencia bancaria.

El cliente tiene 20 días de plazo para realizar el pago de la factura de luz o gas a la compañía desde su recepción en el domicilio. Este margen da la posibilidad de poder ajustar unos días el pago.

Si el importe de las facturas retrasadas es muy elevado, las compañías energéticas ofrecen la posibilidad a los clientes de realizar un pago fraccionado del importe total del recibo.

¿Existe penalización por tener una factura pendiente?

Si el cliente realiza el pago de la factura con retraso, éste no debe preocuparse, ya que las compañías de energía no aplicarán penalización en el punto de suministro. Este pago adicional solo se realizará cuando se corte el suministro y se vuelva a reaunudar tras el pago de las facturas.

¿Qué sucede si el inquilino de la vivienda deja una deuda?

Si el propietario de la vivienda la tiene en régimen de alquiler, debe asegurarse de que se realiza un cambio de titular en el contrato de luz para evitar problemas relacionados con el impago de facturas. Si ha realizado este trámite y el inquilino no paga los recibos, la deuda queda asociada a su nombre.

Por el contrario, si no se ha realizado un cambio de titular y el inquilino de la vivienda deja una deuda, ésta quedará asociada al suministro. Esto supone que deberá ser el propietario quién tenga que hacer frente al pago de las facturas atrasadas.

Cambio de titular del contrato de luz y gas

El cambio de titular de luz o gas es el trámite que debe hacer el usuario para cambiar los datos de la persona que estará a cargo del contrato. Este proceso deberá hacerlo el nuevo titular, es gratuito y podrá realizarse tantas veces como sea necesario.

En el caso de la luz, si queremos cambiar el titular del servicio tendremos que aportar los siguientes documentos:

  1. Datos del nuevo y del anterior titular
  2. Número de cuenta bancaria.
  3. Datos del domicilio.
  4. Código Unificado Punto de Suministro (CUPS).
  5. Potencia eléctrica contratada.

En el caso del gas habrá que facilitar los siguientes datos:

  1. Datos del anterior titular.
  2. Datos del nuevo titular.
  3. Datos del domicilio.
  4. Código CUPS.
  5. Cuenta bancaria donde se domiciliará el servicio de gas.
  6. Tarifa de acceso.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar