Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Facturación eléctrica

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
facturacion portada

La factura de la luz no es precisamente sencilla de entender. Desvelamos las principales claves para comprenderla algo mejor.

Entender la factura de la luz puede ser muy complicado por la gran cantidad de factores que influyen, desde la potencia contratada hasta el modo de facturación


Explicación de la factura eléctrica

La factura de la luz en muchos casos es un auténtico jeroglífico. Vamos a coger una factura y a analizarla por partes. Varía mucho en cuanto a presentación en función de cada compañía, pero las secciones suelen ser las mismas. En este caso, tenemos una factura de EDP:

  1. Datos y dirección: Aquí aparecen nombre, apellidos y DNI del titular, dirección del suministro y cuenta bancaria en la que está domiciliado el recibo, entre otros
  2. Total a pagar: Un resumen de lo que corresponde pagar en este ciclo de facturación, con y sin IVA
  3. Información de consumo: Resumen de lo que se ha consumido en los último meses, incluyendo una media diaria. Aquí suele aparecer también el número de atención al cliente de la compañía y los posibles descuentos de los que se disfrute
  4. Consumos: Aquí podemos ver un análisis detallado de la energía consumida y potencia contratada, el consumo real, la potencia de la que disponemos e, importantísimo, el Código Unificado de Punto de Suministro
  5. Detalles: En este apartado toman los datos del anterior, lo multiplican por los precios de kilovatio hora (consumo) y precio del kilovatio y día (potencia), añaden el impuesto sobre la electricidad (5'11%), el alquiler del contador y los servicios de mantenimiento y calculan un total sin IVA
  6. Total de la factura: Finalmente, aquí calculan el total de la factura, IVA (21%) incluido

A veces el precio del kilovatio hora aparece dividido en varios bloques. Esto puede deberse a dos razones: o bien el precio ha cambiado en medio del ciclo de facturación o bien dispones de algún tipo de discriminación horaria.

También tenemos un vídeo que puede ayudar un poco a entender mejor la factura de la luz, que en muchas ocasiones es un auténtico galimatías.

Facturación mensual o bimestral

De forma habitual, las facturas de luz se cobran cada dos meses. Sin embargo con algunas tarificaciones esto varía y se convierte en un pago mensual.

Tarifas planas

Uno de estos casos son las tarifas planas. Con ellas, el cliente se compromete con la comercializadora a pagar una cantidad fija al mes, por lo que la factura llegará cada 30-31 días con el coste preestablecido.

Una vez hayan pasado 12 meses de contrato se realiza una regularización para comprobar si se ha gastado más o menos de lo estipulado. Si se ha gastado menos de lo que se contrató, la comercializadora devolverá la diferencia. Sin embargo si se gasta más se cobrará lo que falte añadiendo una penalización por cada kilovatio hora de exceso.

Las cantidades que se pueden firmar con una tarifa plana dependen de una estimación de consumo hecha por la distribuidora

Precio fijo mensual

Para los clientes del mercado regulado existe un tipo de tarificación especial que también factura cada mes: el precio fijo anual.

Con esta tarificación se establece un precio de kilovatio hora que será inamovible durante 12 meses. Por lo normal, para compensar las posibles pérdidas que pueda suponer una subida de los precios la Comercializadora de Referencia establece un valor superior al Precio Medio Ponderado

Precios fijos anuales de las comercializadoras de referencia
Compañía Término de potencia Precio kWh Precios kWh con DH
edp
38,04 €/año 0,129460 €/kWh N/A
iberdrola
13,637100 €/kWh N/A
endesa
0,141033 €/kWh 0,167645 €/kWh

0,083918 €/kWh

gnf
0,138991 €/kWh 0,162765 €/kWh

0,088646 €/kWh

Viesgo
0,144835 €/kWh N/A

COMPROMISO DE PERMANENCIA Este tipo de tarificación conlleva un compromiso de permanencia de un año con la comercializadora. Si se quiere rescindir el contrato antes del año habrá que pagar un 5% del coste de la energía estimada pendiente de suministro

Períodos de facturación

Los precios de la luz pueden venir divididos en varias partes o períodos, dependiendo del tipo de facturación que tengamos. Podemos encontrarnos varios precios en función del número de períodos distintos en los que gastemos energía.

Tarifa de luz por horas

La tarifa de luz por horas es la facturación standard del mercado regulado, ese en el que el Gobierno establece los precios. El PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) fija un coste del kilovatio hora de luz diferente para cada hora del día. O sea, que al final del día nos encontramos con 24 precios. Este es un ejemplo de los precios que hubo el 4 de mayo de 2016:

 

Discriminación horaria

La discriminación horaria implica dividir el período de facturación en dos (o DH en tres, dependiendo), con un precio de kilovatio hora diferente para cada uno de los períodos.

Esta tarificación se puede contratar tanto en mercado libre como en regulado, con la salvedad de que si tenemos el PVPC con tarifa de luz por horas tendremos 24 precios distintos, pero se moverán entre cantidades más altas y más bajas dependiendo de si estamos en horas punta, horas valle u horas supervalle.

Franjas de la discriminación horaria (DH)
 
 
 

Planes con horarios determinados

Con la llegada del contador digital, algunas compañías han aprovechado para lanzar planes que optimizan en todo lo posible la funcionalidad del aparato. Por eso se han diseñado tarificaciones específicas para contadores digitales, como los cinco planes de Iberdrola o la tarifa Tempo Siempre Ganas de Endesa.

Estos planes establecen unos horarios determinados en los que se pactan por contrato una serie de descuentos. Si uno es capaz de adaptar sus horarios (que no debería ser difícil) el ahorro puede ser grande.

Servicios de mantenimiento

Si formas parte del mercado libre es posible que tengas contratado un servicio de mantenimiento que cubra las posibles averías que puedan surgir en el suministro de electricidad.

Los servicios de mantenimiento cubren diversas averías y disfuncionalidades, y cada comercializadora lo lleva de una forma y ofrece una serie de coberturas. El precio siempre se paga antes de aplicar el IVA y una vez se ha calculado ya el impuesto sobre la electricidad.

Estos son los servicios de mantenimiento de las principales compañías españolas:

Compañía Servicio de mantenimiento ¿Qué cubre? Precio (€/mes)
calderas edp
Funciona Luz
  • 3 horas de mano de obra gratuitas
  • Revisión de la instalación eléctrica
  • Reparación de electrodomésticos: calentador, caldera, vitrocerámica, lavavajillas, lavadora, frigorífico, secadora, termo-acumulador de agua caliente y horno
  • Sin coste de salida
  • Sin límite de avisos
5'46€
calderas iberdrola
Urgencias Eléctricas
  • Cobertura total en materiales, mano de obra y desplazamiento en reparaciones de urgencia dentro de la vivienda o local, hasta un límite de 551€
  • Atención por técnicos especializados
  • 6 meses de garantía en los trabajos realizados
1'99€
calderas endesa
OK Luz
  • Llegada en menos de tres horas
  • 3 horas de mano de obra
  • Revisión periódica anual de la instalación eléctrica
7'26€
calderas fenosa
ServiElectric
  • Llegada en menos de tres horas
  • 3 horas de mano de obra
  • Reparación de electrodomésticos y de aire acondicionado
  • Revisión anual de mantenimiento del aire acondicionado y/o bomba de calor
6'38€
calderas viesgo
Tu Asistente 24 Horas
  • Servicio de urgencias 24 horas para fontanería, electricidad, cerrajería y cristalería/li>
  • Desplazamiento y mano de obra gratuita
  • Hasta 50€ en piezas
  • Servicio de bricolaje (desplazamiento y 3 horas de mano de obra gratis)
2'78€

El contador eléctrico

El contador de luz es el aparato que mide los kilovatios hora que consumimos en casa. Puede ser tanto analógico como digital, y por lo habitual suele ser propiedad de la comercializadora, que lo alquila al consumidor. Este alquiler tiene un coste que no suele llegar a los 2€ mensuales.

El cliente siempre puede comprar un contador propio, de forma que se ahorraría este coste. El precio está aproximadamente en los 100€ para los monofásicos y en los 125 para los trifásicos, a lo que hay que sumarle el cose de que un electricista te lo instale en casa.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alberto de la Cruz es experto en mercados eléctricos y de gas natural.