Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

No entiendo la factura de la luz E.ON

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

No entender la factura de luz de E.ON tiene como consecuencia principal no saber el qué se está pagando y porqué. Además, en caso de que se haya producido un error el cliente no podrá darse cuenta porque desconoce el funcionamiento de la factura de la luz de E.ON.
Por este motivo, es importante que cada cliente de E.ON sepa cómo está formada la factura de la luz, se compone de diferentes partes con una función específica cada una de ellas.

Datos personales en la factura de la luz de E.ON

Los datos personales junto con los datos bancarios y los datos referentes al titular del contrato del suministro eléctrico de E.ON son muy importantes ya que indicarán quién es el responsable de ese punto de suministro eléctrico.
Para evitar cualquier error, es imprescindible comprobar todos los datos que aparecen en la factura, para contactar por teléfono con E.ON, quien resolverá y sustituirá los datos erróneos.

Conceptos y términos en la factura de la luz de E.ON

Después de los datos personales, le sigue un apartado dedicado a los conceptos y términos de la factura donde se indicará el cálculo del precio del consumo eléctrico.
Primero aparece el término de potencia, que es fijo. El resultado no varía de una factura a otra, ya que la potencia contratada es fija en el suministro y el cliente pagará la misma cantidad si no aumenta o disminuye la potencia contratada.
Luego, se encuentra el término de energía, que no será el mismo de una factura a otra. Se calcula mediante el consumo que el cliente ha efectuado y el precio del kWh, por lo que el precio será distinto en cada factura de la luz de E.ON.

Impuestos, servicios y descuentos en la factura de la luz de E.ON

En este apartado aparece el precio correspondiente de los servicios y los descuentos que haya contratado el cliente, pero si el cliente no tiene contratado ninguno de los dos no tendrá que abonar nada. No ocurre lo mismo con los impuestos que afectan a todos los clientes. Los impuestos están compuestos por el alquiler del contador y el impuesto de la electricidad del Gobierno.
El importe de la factura de luz de E.ON es el resultado de la suma de los términos, los impuestos y los servicios y descuentos (en el caso de que los haya). Y por último, se aplica el correspondiente IVA para cada factura de la luz de E.ON.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar