Reducir potencia con Endesa

Para cambiar su potencia eléctrica contratada y ahorrar llame al 91 198 05 95

Si un cliente de Endesa quiere reducir la potencia contratada será porque es excesiva para la vivienda en ese momento. La potencia es aquella que se contrata con la comercializadora cuando se da de alta la luz y es conveniente estimarla previamente para no tener que realizar ningún cambio más adelante.

Endesa pone a disposición de los consumidores una calculadora donde podrán estimar el término de potencia que necesitarán en el domicilio dependiendo de la cantidad de aparatos que tengan conectados en un mismo momento.

¿Cómo reducir la potencia con Endesa?

Los clientes de Endesa deberán ponerse en contacto con la comercializadora para que puedan realizarle la disminución de potencia en su vivienda. Sin embargo, se necesitan una serie de documentos, que se deberán aportar y serán los siguientes:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del suministro.
  • Tener una factura a mano para los datos del suministro.
  • Especificar la potencia normalizada a la que se quiere disminuir.

Cuando la comercializadora disponga de todos estos datos procederá a realizar la disminución de potencia solicitada por el cliente.

Dónde realizar la reducción de potencia con Endesa

Todos los usuarios de la comercializadora Endesa podrán recurrir a cualquiera de estas formas para solicitar la reducción de su potencia contratada:

  • El cliente puede acercarse a la oficina más cercana.
  • A través de Internet donde podrá realizar la petición.
  • Llamando a Endesa para que gestionen el trámite.

Precio por disminuir la potencia con Endesa

Al igual que ocurre al aumentar la potencia contratada, el cliente tendrá que abonar un importe por disminuir la potencia, independientemente de los saltos que reduzca. Esto se deberá a que tendrá que pagar este derecho:

Plazo para reducir la potencia contratada con Endesa

El trámite por reducir la potencia contratada en una vivienda tardará unos 15 días con la compañía Endesa. Un técnico autorizado deberá cambiar el Interruptor de Control de Potencia (ICP) para poner la potencia actual suscrita, pero el importe a pagar se abonará en la siguiente factura y no habrá que pagar nada al técnico que vaya a la vivienda.